Democracia, el voto y las minorías

R. Fischer

En el Financial Times de hoy aparece la siguiente frase sobre el golpe en Egipto:

“The mistake on all sides in the Middle East has been to confuse democracy with the ballot box. It is not enough that leaders submit themselves for periodical elections. Democracy demands a commitment to pluralism, the submission of the powerful as well as the weak to the rule of law, protections for minorities and respect for cultural and ethnic difference.”

Pienso que esto también debe aplicarse en la Universidad. En nuestra Dacultad, el derecho de la minoría a estudiar se ve conculcada por una mayoría que quiere impedírselo, porque así son menos costosos los paros y movilizaciones. Como queda claro del texto citado, el hecho de tener una mayoría de los votos no es suficiente para ser una democracia.

Como mantener un paro por mucho tiempo

R. Fischer

El Centro de Estudiantes de Ingeniería nos explica como son las reglas de votación para continuar el paro:

“estimados:

solo para aclarar la situación del estatuto:
– Una votación es valida si existe un 40% de quorum
– si no se alcanza el 40%,la votación se valida si la opción alcanza el 20% del total del universo votante.”
Es decir, basta con que un 20% de estudiantes acuda a votar a favor del paro para que este se mantenga en forma indefinida. La Facultad está casi vacía: muchos estudiantes de provincia se han ido a sus regiones y el costo de asistir a votar es demasiado alto para ellos. Para la mayoría de los estudiantes, el paro consiste en quedarse en sus casas sin mucho que hacer y dándole la razón a los que piensan que es mejor que sus hijos no estudien en la U.
Los estudiantes opuestos al paro –normalmente apolíticos, lo que no tiene nada de malo– están complicados por un problema de coordinación: les cuesta organizarse para ir a votar. Con eso cuenta nuestro ingenioso CEI, de manera de mantener el paro por mucho tiempo con un porcentaje minúsculo de los votos.
Quienes diseñan estos procedimientos son los mismos que se oponen al binominal por ser poco democrático. Si, como yo, estamos de acuerdo con eso, ¿no deberíamos también estar de acuerdo en criticar los procedimientos del CEI? Además, los procedimientos son acordados en asambleas manejadas por pequeños grupos organizados, que actíuan en forma poco democrática.
¿Quién creería, después de haber pasado por la experiencia de estas asambleas,  que una Asamblea Constituyente dará origen a una constitución que represente a la ciudadanía y no los intereses de pequeños grupos organizados?