Variacioncompensada's Blog

Electricidad barata para el campo

octubre 17, 2016
Dejar un comentario

R. Fischer

El Ministro de Energía ha anunciado una nuevas estructura tarifaria para el riego, con el objetivo de elevar la competitividad agrícola. En la nuevas tarifas, se reducirá el cargo de potencia y se elevará el de energía.

Riego.jpg

Una moderna unidad de riego

Hay dos maneras de entender la propuesta de una modificación tarifaria de este tipo. Primero, pueden haber razones técnicas que impliquen que el consumo eléctrico para riego agrícola es castigado con las tarifas actualmente existentes (BT1-BT4) y que es necesaria crear una tarifa especialmente  diseñada para ellos.

El problema es que hay razones para las tarifas existentes: salvo la BT1, las demás tarifas tratan de reflejar los costos para el sistema de generación eléctrica de proveer la energía y potencia del sistema.1  Así, las señal de precio que entregan las tarifas es la que se necesita para que los costos se minimicen, al enfrentar los usuarios los costos que le causan al sistema.

La propuesta del ministro no parece ir en este sentido. No me parece que quede espacio para alternativas adicionales que no impliquen una distorsión, dado los tipos de tarifas ya existentes. Bajar artificialmente el cargo de potencia por debajo del que corresponde (como lo propone el Ministro), significa que los agricultores usarán más energía de lo que eficiente en las horas o períodos de punta, justo cuando el sistema está más estresado.

Nehuenco.jpg

Central Nehuenco

Eso de por si es  ineficiente, pero las distorsiones al sistema aumentarán, porque una vez que las tarifas ya no respondan a los costos del sistema, será fácil para el lobby agrícola presionar por reducciones adicionales en las tarifas. o se debe olvidar que este tipo de subsidios beneficia especialmente a los grandes productores, que son los que más consumen para el riesgo.

Aquí se aplica lo que escribe A. Smith sobre una distorsión de los precios provocadas por las políticas del gobierno (aunque esta cita critica el proteccionismo):

“Ninguna regulación del comercio puede aumentar la cantidad de la industria [i.e. el valor del producto, N.del T.] en una sociedad más allá de lo que su capital puede mantener. Solamente puede desviarlo en una dirección distinta de la que habría tenido, y no hay ninguna certeza que esta dirección artificial sea más ventajosa para la sociedad que aquella que hubiera elegido por si misma.” (Riqueza …, Vol 1, Libro 2, cap II).

Es posible que me equivoque y que se puedan establecer tarifas que no introduzcan distorsiones, pero tengo dudas. Luego de los cambios introducidos en la regulación de la distribución eléctrica con el objetivo de equidad tarifaria, observo que las medidas populistas avanzan incluso en los sectores técnicos.2 Y eso es muy malo para el país.

 

Notas:

  1. La tarifa Bt1 está diseñada para los consumidores residenciales e incorpora en una tarifa “monomica” una ponderación del consumo de energía y potencia del consumo promedio de los hogares (alternativamente, el valor de la potencia y energía total dirigida a este segmento dividido por la energía vendida), para obtener una tarifa basada sola en las ventas de energía.
  2. Escribiré en otra ocasión las razones por las que la equidad tarifaria es un error.

 


Publicado en Economia

Uber, taxis y Adam Smith

octubre 12, 2016
Dejar un comentario

R. Fischer

Adam Smith se oponía a los gremios que impedían que las personas pudieran trabajar en lo que deseaban:

La propiedad que cada persona tiene sobre su propio trabajo es el origen de toda otra forma de propiedad y es por lo tanto la propiedad más sagrada e inviolable. El patrimonio de un hombre pobre yace en la fuerza y la destreza de sus manos. Impedirle que emplee su fuerza y destreza en la manera que la parezca adecuada sin daño al prójimo es una violación manifiesta de la más sagrada de las propiedades.

[…] La decisión de quién es apto para ser empleado seguramente debería ser dejada a la discreción de sus empleadores a quienes esto tanto concierne. La fingida preocupación del legislador ante la posibilidad de que podrían emplear a una persona impropia es evidentemente tan impertinente como opresiva.

La institución de largos aprendizajes no da ninguna seguridad de que trabajos de mala calidad no se ofrezcan para la venta al público. (Riqueza…, Libro I, cap X, parte II)

Todo en esta cita se puede trasladar a los argumentos que se han dado para proteger al gremio de los taxistas de la competencia de Uber y Cabify. Impedir que personas aptas para conducir puedan transportar pasajeros bajo el supuesto de que esto sería peligroso para el público, cuando las personas que trabajan en Uber han sido vetadas por ese mismo público (mediante las evaluaciones  que se hacen de éstos) muestra que la intención del legislador es otra. Y las licencias profesionales de conducir no dan ninguna seguridad de que malos conductores no trabajan de taxistas.

taxisuber

Los dueños de licencias a menudo arriendan sus taxis, por lo que el que lo conduce no obtiene los beneficios del monopolio.

Las licencias de taxi se pueden arrendar, y cuando esto ocurre, el conductor del taxi con licencia no recibe ningún beneficio del monopolio. Las rentas del monopolio se las lleva su empleador; el solo se queda con el valor que habría tenido su trabajo de taxista si no existieran licencias. Por lo tanto, ni siquiera es aplicable el equivocado deseo de proteger al taxista y su trabajo.

 

 

 


Sobre Uber y los taxis

octubre 11, 2016
Dejar un comentario


R. Fischer

El gremio de taxistas presiona por prohibir o regular a Uber de manera que no compita con ellos. Los tacos recientes en la Alameda han sido muestras de poder de un monopolio que tiene pocos contrapesos. El ministro de Transportes (contra todos los principios de un economista) los apoya y está estudiando legislación que impediría que compitan con los taxis.

taxisvsuber

Taxis protestando contra Uber

Mucho mejor la decisión de hoy de la 7 Corte de Apelaciones de los Estados Unidos, donde el Juez Posner escribió (lo que sigue es mi traducción):

“Una licencia para operar una tienda de café no autoriza al licenciado a prohibir la apertura de una tienda de té. Cuando la propiedad consiste en la autorización para operar en un mercado de una forma particular, esto no otorga el derecho a no enfrentar competencia en ese mercado. Una patente confiere el derecho exclusivo a producir y vender el producto patentado, pero no da el derecho de prohibir que un competidor invente –sin infringir la patente– un producto sustituto que erosione las ganancias de la patente. Más aún, cuando aparecen nuevas tecnologías o nuevos métodos de hacer negocios, un resultado común es la decadencia o desaparición de los métodos antiguos. Si lo antiguo tuviera el derecho constitucional de prevenir la entrada de lo nuevo en los mercado de lo antiguo, el progreso económico cesaría. En vez de taxis, tendríamos coches de caballos; en vez del teléfono, el telégrafo; en vez de las computadoras, las reglas de cálculo. La obsolescencia sería una fuente de derechos. “

El original:

“A license to operate a coffee shop doesn’t authorize the licensee to enjoin a tea shop from opening. When property consists of a license to operate in a market in a particular way, it does not carry with it a right to be free from competition in that market. A patent confers an exclusive right to make and sell the patented product, but no right to prevent a competitor from inventing a noninfringing substitute product that erodes the patentee’s profits. Indeed when new technologies, or new business methods, appear, a common result is the decline or even disappearance of the old. Were the old deemed to have a constitutional right to preclude the entry of the new into the markets of the old, economic progress might grind to a halt. Instead of taxis we might have horse and buggies; instead of the telephone, the telegraph; instead of computers, slide rules. Obsolescence would equal entitlement.”

 


Esquiando en El Arpa

agosto 1, 2016
Dejar un comentario

R. Fischer

Ayer fui a esquiar a El Arpa con Max, mi segundo hijo. El Arpa es un centro de esquí totalmente distinto de los que estamos acostumbrados: no hay andariveles, sino dos sno-cats que suben a los esquiadores hasta la cumbre.

ElArpaCatJul2016

Subiendo a la jaula del Sno-Cat (Foto: Francisco Muñoz).

Tampoco hay un hotel ni cafetería, solo un pequeño refugio semienterrado para sobrevivir avalanchas.

ElArpa1Jul2016

Refugio de El Arpa, donde duermen los guías y base de los Sno-Cats (Foto: Francisco Muñoz).

Llegar a la base de El Arpa es complicado; es fácil perderse  y no encontrar la entrada a los Campos de Ahumada, y luego no descubrir el desvío a El Arpa. El camino es muy malo, y no tiene ningún mantenimiento.

CaminoElArpaGoogleEarth

Cuesta de El Arpa. A la derecha, en una pequeña explanada cerca del río está el refugio (Foto tomada de Google Earth).

Se puede esquiar en randoné (o ski touring), caminando con pieles debajo de los esquíes, o subir con uno de los dos sno-cat, hasta la cumbre, y desde ahí elegir alguna de la alternativas de bajada. Los guías están muy preocupados por la seguridad. Uno de ellos baja la pista primero para verificar las condiciones, y revisan también el tipo de nieve por el peligro de avalanchas. Todos los esquiadores deben llevar  equipos de señales (ARPA) por seguridad, y se les enseña como usarlos. El otro guía despacha a los esquiadores uno a uno y baja al final.

ElArpaHaciaLaHondaJul2016

Foto desde la cumbre, con vista hacia el Valle de La Honda, especial para randoneros. (Foto: Francisco Muñoz).

En ocasiones en que no hay riesgo de avalancha, se puede caminar hasta otra cumbre más elevada con los esquíes al hombro y hacer una bajada espectacular por la derecha de Angel Spine.

Ski-Lines-2-640x480_c_Recortado

Algunas de las pistas. Los esquiadores se ven en las cornisas (Foto del sitio web de El Arpa)

Ayer fue un día radiante. Estábamos con un grupo de muy buenos esquiadores, 4 de ellos telemarkers, lo que se ve poco en Chile.

ElArpaTelemarkerBajandoCronisaJulio16

Esquiador de Telemark bajando una cornisa. (Foto: Francisco Muñoz).

La cornisa se puede saltar

ElArpaMaxSaltoJul2016

Max saltando la cornisa (Foto: Francisco Muñoz).

La nieve en El Arpa puede ser maravillosa, muy buena, y muy mala. La nieve ayer era muy buena, con bastante profundidad, y solo algunas partes acartonadas por el viento. La posibilidad de cambio de nieve es lo que hace al esquí fuera de pista, y hay que estar preparado: uno puede estar haciendo unas vueltas maravillosas en nieve suave y de repente aparece una parte con una costra superficial quebradiza en que los esquiés pueden enterrarse. Alcanzamos a hacer cinco bajadas antes de las cuatro de la tarde, dos de ellas en la pendiente llamada Ratonera, con 450 metros verticales, sin interrupciones y por nieve virgen.

ElArpaAntonRatoneraJul2016

Anton (Guía e hijo de Toni Sponar) hizo la primera bajada por Ratonera. (Foto: Francisco Muñoz).

Esta vez hicimos algo que no habíamos hecho en el pasado (Max y yo hemos ido a El Arpa desde hace 10 años): el Sno-Cat nos llevo al Alto Guanacos,con una vista increíble de la cordillera hacia el Norte. En esta cumbre el Aconcagua se ve muy cerca, a la derecha y  al Este.

ElArpaAltoGuanacosHaciaNorteJul2016

Vista desde Alto Guanacos Al Norte (Foto: Francisco Muñoz).

Cerro Guanacos es más impresionante por la vista que por lo que se puede esquiar, salvo que uno esté dispuesto a subir –es decir, tenga equipo de randoné–. Solo permite tres o cuatro curvas y luego se toma un largo traverse hasta una pista con excelente nieve, cuyo nombre no recuerdo.

ElArpaLuegoAltoGuanacosJul2016

No recuerdo el nombre de esta pendiente (Foto: Francisco Muñoz).

Pasar un día en El Arpa (hay que tener experiencia en esquiar fuera de pista) es una experiencia magnífica. Terminamos cansados pero felices, tal vez como debe haber sido esquiar en los principios de Farellones, aunque con mucho mejores equipos y estilos.


Publicado en Temas raros
Tags: ,

Renuncia de la Rectora

julio 29, 2016
Dejar un comentario

R. Fischer

LogoUAysen

Me parece rara la discusión sobre la supuesta violación de la autonomía de la U. de Aysén porque el Ministerio de Educación pidió la renuncia de la Rectora. No acostumbro defender al Ministerio de Educación, pero en este caso no hay cuestión de autonomía universitaria.

RectoraUAysen

Rectora Universidad de Aysén

A la Rectora se le encomendó establecer una Universidad en la Región, y su cargo es de confianza. La Rectora debía confeccionar los estatutos, desarrollar programas, contratar personal y otras actividades necesarias para dar inicio a la Universidad. Mientras la Universidad no esté operando con sus estatutos aprobados –supongo que por el Ministerio–  la Rectora sirve el cargo como una persona de confianza de la Presidencia.

No tiene sentido hablar de autonomía porque significaría que la Rectora no debe rendir cuentas, ya que no hay nadie más en la Universidad. La Rectora redactó estatutos de acuerdo a su propia visión ideológica, los que viola las directrices del Ministerio. Si no se la pudiera remover significaría que ella tendría poderes dictatoriales sobre el desarrollo de la Universidad.

Si no se permite que las universidades privadas puedan desarrollar estatutos a su gusto (hay limitaciones en cuanto a lucro, participación de los estamentos en el gobierno universitario, requisitos mínimos para otorgar grados), sería contradictorio que en una universidad que usa fondos fiscales, la libertad para redactar estatutos sea absoluta.

La agresiva respuesta de las universidades estatales a la petición de renuncia me parece una reacción refleja que responde a un conflicto con el Ministerio y el Gobierno, más que la respuesta reflexiva de instituciones académicas.


Una visita fallida a la cárcel

julio 28, 2016
Dejar un comentario

R. Fischer

El martes intenté visitar a Jaime Orpis al anexo penitenciario Capitán Yáber. Jaime fue compañero de colegio y estuvimos en el equipo de rugby y quería mostrar mi solidaridad. No concuerdo con sus ideas políticas ni lo he visto en años, pero pienso que no es apropiado que alguien esté en la cárcel mientras no se haya demostrado su culpabilidad.

Sin ser abogado, creí que uno de los objetivos de la reforma procesal del sistema penal era evitar castigos sin demostración de culpa ante un tribunal o mediante un procedimiento simplificado:

“Ninguna persona será considerada como culpable ni tratada como tal en tanto no fuere condenada por una sentencia firme”, Titulo 1, Codigo Procesal Penal.

Tribunal Oral de San Bernardo

Hay excepciones, por supuesto: el artículo 140, letras a) y b) recomienda la prisión preventiva en aquellos casos en que no se pueda asegurar que el acusado se presente al tribunal, cuando sea un peligro para la sociedad, o cuando pueda interferir con las diligencias del caso y alterar las pruebas. Sin embargo, el artículo 140 del Código Procesal Penal que contiene estas condiciones, contiene un tercer acápite que contradice expresamente los principios del Título 1, al señalar que la prisión preventiva se debe aplicar cuando:

“[…] existen antecedentes que permitieren presumir fundadamente que el imputado ha tenido participación en el delito como autor, cómplice o encubridor.” Art 140 c).

Aunque la jurisprudencia señala que la prisión preventiva se debe entender en sentido limitado, no entiendo que lógica legal podría explicar la contradicción entre las dos citas mencionadas, ya que este artículo trata como culpable al imputado, sin una sentencia a firme.

Es razonable que en las acápites a) y b) del artículo 140, se decreta la prisión preventiva del inculpado. En tal caso, el juicio definitivo debería sobrevenir rápido. Lo que es inconsistente y probablemente inconstitucional es el forado que se le metió al Título 1 con el Artículo 140 c). Es un rezago del antiguo sistema inquisitivo y contradictorio con el enfoque reformado.

JaimeOrpis

Jaime Orpis

En el caso de Jaime Orpis, ninguna de las condiciones que razonablemente podrían conducir a la prisión preventiva se sostiene, por lo que solo puede estar en prisión preventiva por la letra c). Es necesario señalar que Jaime es en parte responsable de esto, pues debe haber votado en favor de ls Reforma Procesal Penal y su artículo 140 c) mientras era miembro del Congreso. Pero eso no es motivo para encarcelarlo antes de una sentencia a firme. El 140 c) es un castigo anticipado aplicado por una Justicia que responde en forma populista al deseo de venganza del público.

CapitanYaber

Anexo Penitenciario Capitán Yáber

En todo caso, cuando fui al penal, Jaime había ido a la clínica de la Penitenciaría y no pude verlo. No pude dejarle  los chocolates que llevaba, ni siquiera un mensaje. El régimen de reclusión preventiva bajo el nuevo sistema es peor  que el sistema antiguo, que era más relajado. En el caso MopGate, un amigo de mis tiempos de estudiante estuvo detenido en Capuchinos. Un día que paseaba con mi familia en el centro, decidí ir a visitarlo con todos, algo que no habría  podido hacer en Capitán Yáber.

Nota.

Luego de haber escrito este post, se decretó el arresto domiciliario de Jaime Orpis, que aún me parece inapropiado, pero algo más razonable que su pena anticipada anterior.


La expansión de los ritos

julio 24, 2016
Dejar un comentario

R. Fischer

Siempre me ha intrigado como algunas normas de la Biblia han sido expandidas por los judíos ortodoxos hasta ser casi inidentificables con su origen. En Deuteronomio 14:21 aparece la frase “No cocerás el cabrito en la leche de su madre.” Según varias explicaciones, originalmente esta prohibición era para diferenciarse de pueblos Cananeos que tenían a éste como uno de sus ritos principales. Otra posibilidad (al menos para mí menos creíble)  tiene que ver con la compasión: es triste para una madre que su hijo lo maten y luego cocinen en su propia leche).

Es tal la importancia de esta prohibición que se repite dos veces más, en Éxodo 23:19 y 34:26. Los rabinos que crearon el Talmud ampliaron la prohibición a la de no mezclar leche o sus derivados con carne. Estas extensión incluye a las aves, que no dan leche.

 

Cheeseburger

Un cheeseburger no es Kosher (Wikipedia).

 

Es por esto que los judíos ortodoxos mantienen cubiertos y platos separados para alimentos que tienen leche y los que tienen carne, e incluso deben esperar horas para tomar derivados de leche después de comer productos con carne. Esta enorme expansión de una frase tan específica como “no cocerás a un cabrito en la leche de su madre” tiene muchas explicaciones rabínicas, basadas en elaboradas etimologías del término usado para describir al cabrito, lo que permite generalizarlo a otras carnes.

Son explicaciones algo raras, pues los autores se concentran en la parte que se refiere al cabrito y la leche y omiten toda interpretación de la parte que dice  “de su madre”. Si se recordara esta parte se limitaría la amplitud de la norma.  Por lo tanto creo que sigue habiendo un problema con la interpretación tradicional de la regla.

Para explicarlo, tal vez se pueda imaginar el siguiente escenario anterior a la regla rabínica, cuando solo se obedecía la regla original: hace 2500 años, un levita (asistentes en los rituales del templo) o un cohanita (perteneciente al clan sacerdotal entre los levitas) esta cenando un cabrito preparado con la leche de la tía del cabrito, y por lo tanto, sin violar la norma en Deuteronomio. Uno de sus enemigos (o simplemente uno de los entrometidos de siempre) lo mira por la ventana y luego esparce el rumor de que el levita está siguiendo  ritos cananeos. El levita puede defenderse alegando que la leche es de la tía del cabrito, pero ¿cómo puede demostrarlo? Por prudencia, los levitas y cohanitas deciden no cocinar cabrito en leche de cabra. Pero rápidamente otro levita se da cuenta de que es difícil distinguir las leches usadas para cocinar y, para prevenir rumores, es mejor dejar de cocinar cabrito con leche de cualquier tipo.

Pero como son los levitas y cohanitas los que interpretan las reglas, lo extienden a todos los judíos: no se puede comer carne de cabrito  cocinada en leche de cualquier tipo. Podemos imaginar entonces a otro levita, 200 años después, cenando con su familia un asado de ternera cocinado en leche, es decir, sin violar ninguna regla, porque es ternero y no cabrito. Otro mirón lo ve a lo lejos y comienza el rumor de que esta familia levítica ha roto la regla de no cenar cabrito cocido en leche. Como ya no quedan restos de la cena, es difícil para el levita defenderse del rumor de que ha cometido un pecado. Así que se prohíbe cocinar cualquier carne en leche, por si acaso, y se sigue extendiendo la regla hasta la regla del talmud, y luego hasta los extremos de los ortodoxos actuales.

Desde hace más de mil años, los rabinos han explicado la extensión de la Ley con argumentos sofisticados basados en etimología, interpretación de comentaristas previos y el hecho de construir un cerco alrededor de la posibilidad de violar la ley original.

Pero tal vez la norma se ha extendido solamente para no dar origen a críticas injustas.


Un error

enero 12, 2016
Dejar un comentario

R. Fischer

En mi nota de ayer sobre colusión en supermercados me equivoqué al pensar que el precio de lista que aparece en la presentación de la Fiscalía era el precio mayorista. El precio de lista de los pollos era un precio minorista bajo el cual no se podía vender, lo que en los EEUU se denomina MRSP (Manufacturers Suggested Retail Price), aunque allá usualmente esto no es obligatorio.

Este error no modifica el análisis, salvo que es necesario ajustar los términos. Donde aparece el precio de lista más costos del supermercado, se debe reemplazar por precio de lista (más IVA) solamente. Tal como antes, los márgenes de los supermercados aparecen en el descuento por debajo del precio de lista , pero ahora ese descuento paga los costos de los supermercados además de sus utilidades. Haciendo estos ajustes, lo demás (por ejemplo, que no es eficiente la colusión de supermercados) sigue siendo válido.

myMoveLanding2

Un ejemplo en que no se respeta el MRSP

La teoría económica no es clara respecto a si es conveniente que se respeten los MRSP. Por ejemplo, en Francia, muchos libros tienen un precio impreso y no se pueden vender bajo ese precio. En los EEUU, hasta hace algunos años se prohibía obligar a usar el MRSP, pero hoy la doctrina es más flexible.

La razón de esto es que al dejar un margen para el distribuidor, el MRSP permite que los distribuidores compitan en variables no-precio para atraer a los compradores, y en algunos casos esto mejora el bienestar. En Francia se usa para mantener con vida a pequeñas librerías ineficientes, pero ubicuas. A los franceses les gustan esas librerías de barrio, pese a que significa que los precios de los libros son mayores.

LibreriaParis

Los franceses están dispuestos a pagar más por libros, a cambio tener este tipo de librerías en todas partes.

Tengo serias dudas de que el MRSP produzca algún tipo de beneficios en el mercado de los pollos.


¿Colusión en supermercados?

enero 10, 2016
1 comentario

R. Fischer

La Fiscalía Nacional Económica presentó una denuncia por colusión en el mercado de los pollos contra las principales cadenas de supermercados. A diferencia  de otros casos como el de los pollos, buses interurbanos, asfalto y papel tissue, me parece un caso bastante más dudoso, aunque por supuesto, la Fiscalía puede tener información que no ha revelado aún.

Todas las comunicaciones que revela la acusación son entre empleados de las cadenas y empleados de sus proveedores (es decir, son comunicaciones verticales). La Fiscalía no presenta casos de comunicaciones directas entre empleados de las cadenas (es decir comunicaciones horizontales). Es posible que las relaciones verticales ayuden a mantener un cartel, como en el caso de las farmacias, en que los laboratorios servían como fiscalizadores del acuerdo entre las farmacias. Pero en ese caso había un acuerdo previo entre las farmacias, que aquí no está presente.

Test3Crop

Estructura vertical

El principal problema del caso de la Fiscalía es conceptual y económico. A los supermercados no les conviene coludirse si el mercado de los pollos ya está cartelizado. En la figura se muestran dos etapas de un proceso productivo: un productor (por ejemplo de pollos) y un distribuidor (una cadena de supermercados).  El productor de pollos tiene costos c y vende al precio mayorista p_w; a su vez el distribuidor vende al precio al detalle p.

En el caso en que los productores  de pollos están coludidos, el precio mayorista p_w es un precio colusivo que se determina en parte, por el comportamiento de los distribuidores, que varía según el grado de competencia de las cadenas de supermercados.

Las mayores utilidades del cartel de los  pollos ocurren cuando los supermercados se comportan como si estuvieran en competencia. Mientras menos competitivo sea el mercado de los supermercados, menos utilidades tendrá el sistema conjunto de productores y supermercados. En particular, cuando ambos están coludidos y actúan como monopolios, los precios terminan siendo tan elevados y la demanda cae tanto, que las utilidades conjuntas son mucho menores que con un monopolio en solo una de las etapas. Es la denominada “cadena de monopolios”, que es mala para los coludidos y los consumidores.

Este razonamiento indica que, dado que los productores de pollos estaban coludidos, sería un error de los supermercados coludirse en ese mercado. Es más raro aún cuando las comunicaciones para el supuesto cartel de supermercados son a través de los productores, los más interesados en que haya competencia entre los supermercados.

Una interpretación tentativa

Aparentemente los supermercados colaboraron con el acuerdo colusivo, siendo pasivos ante la falta de competencia entre los productores y rigiéndose por reglas tácitas, tales como no vender a menos que el precio de lista del cartel más el IVA. De esa forma, los supermercados podían participar en las rentas del negocio colusivo de los fabricantes de pollos.

Bajo ese esquema, los supermercados venderían los pollos a precios superiores o iguales al precio de lista (más IVA) de los productores. El precio a los consumidores sería el precio de monopolio de los pollos más los costos de los supermercados. Es como si la etapa de supermercados fuera competitiva.

COLUSIÓN-SUPERMERCADOS

El beneficio para las cadenas de supermercados proviene de participar en las rentas de la colusión de los pollos, y no de formar un cartel entre ellas.

¿Dónde entonces estaban los beneficios de los supermercados? No es creíble que las cadenas compren a precio de lista. Los precios efectivos son producto de una negociación entre las partes, en que las cadenas obtienen descuentos. Pero esos descuentos no se trasladan a los consumidores, pues el precio de venta mínimo es el precio de lista más IVA. Así obtienen parte de las rentas de la colusión de los pollos, y las rentas colusivas son lo más altas posibles porque los supermercados se comportan como si fueran competitivos.

¿Qué hacer?

¿Cómo denominar ese tipo de conductas? Es claro que no favorecen la competencia, pero tampoco representan colusión de supermercados, pues no intentan elevar los precios por sobre el precio colusivo de los pollos más los costos propios de los supermercados.

Eso si, las cadenas se benefician del cartel, porque comparten las rentas. La pregunta aparece: si los actores coludidos son condenados a compensar a sus clientes, ¿no alegarían ellos que parte de la compensación la deben realizar los supermercados?

supermercados-colusion-memes-2

Tal vez ahí está la solución a la falta de incentivos de los supermercados para hacer competir a los productores coludidos. Las cadenas podrían ser responsables de compensar a los afectados por la colusión de los pollos en aquella parte de la renta del cartel que recibieron por su colaboración. Esto haría que las cadenas sean contrarias a los acuerdos entre proveedores, y en todo caso, el riesgo de participar en la compensación haría que fueran renuentes a colaborar con estos acuerdos.

Competencia en el sector supermercados

¿Qué hubiera pasado si los supermercados fueran efectivamente competitivos, por ejemplo, con más participantes? De acuerdo al razonamiento anterior, es probable que nada hubiera cambiado desde el punto de vista de los consumidores.

El cartel de los pollos les ofrecería un precio de lista monopólico no negociable, porque los supermercados no tendrían poder de mercado en este escenario de supermercados muy competitivos. A este valor mayorista, los supermercados le agregarían sus costos de distribución y se obtendría el mismo precio al consumidor que en el caso anterior. Los consumidores no observarían nada distinto.  La única diferencia es que en este caso el cartel de los pollos obtendría todas las rentas de su actuación conjunta, no dejando nada para los supermercados.

Otros mercados

La Fiscalía menciona correos del mismo carácter en otros sectores. Si hay mercados competitivos en otros productos, y se usara a los proveedores para coordinar a los supermercados, tal vez habría indicios de comportamiento colusivo entre supermercados. La razón es que, si el mercado de los proveedores es competitivo, ya no es válido el argumento de que las cadenas de supermercados no aumentan sus rentas si se coluden. Con proveedores competitivos, a las cadenas aumentan sus utilidades si se coluden y no son detectados.

El problema de la Fiscalía es que no son convincentes los correos que presentó como evidencia de comportamiento sospechoso en otros mercados. Son exactamente las quejas que tendría una cadena de supermercados que compite, si detecta que un rival tiene precios más bajos. Sería raro que un distribuidor –de cualquier tipo– no esté constantemente revisando los precios de sus rivales e intentando presionar a su proveedor para que le ofrezca iguales o mejores condiciones.

Conclusión

Aparentemente, este no sería un caso de cartel de supermercados, sino de colaboración, al menos tácita, con el cartel de los pollos. Hay argumentos económicos para esta afirmación, y la pregunta que resta es que se debe hacer en estos casos. Una posibilidad es que participen en la indemnización a los consumidores. Esto provee fuertes incentivos a no colaborar con carteles de proveedores.

 

 


¿Son altas las multas por colusión?

enero 10, 2016
Dejar un comentario

R. Fischer

A diferencia de lo que muchos creen, las multas por colusión en Chile son altas. Si uno compara las multas en Chile con las de Europa o los EEUU, las multas son superiores, pero se trata de mercados mucho mayores, en los que el cartel obtiene ganancias mucho mayores. Al revisar las tablas que siguen, se debe recordar que el tamaño de ambas economías es unas 70 veces el producto chileno.

USDOJFinesCrop

Multas a personas y corporaciones en los EEUU (Depto. de Justicia 2015)

EULargestFinesCrop

Mayores multas Unión Europea (Comisión Europea de Competencia 2015)

El primer cuadro muestra las multas por carteles en los EEUU, y claramente las multas, en un país tanto más grande que el nuestro, son relativamente pequeñas: del orden de USD 10-60 millones en promedio, aunque algunas deben ser mucho mayores. En la Unión Europea hay multas enormes, pero si consideramos que es un mercado 70 veces mayor, las multas se parecen a las nuestras en su magnitud. En Chile el monto máximo de multa es de USD 22 millones, y es menor que las máximas europeas, pero esto se debe a la fuerte depreciación del peso. Hace dos años, con un peso más fuerte, nuestras multas eran comparativamente mayores.

¿Donde está el problema?

En los EEUU existen las compensaciones, las que pueden triplicar los daños calculados a los afectados. Es en las compensaciones por daño donde está el verdadero castigo al cartel. Si las compensaciones existieran (en el sentido de que ser eficaces), no es apropiado elevar las multas por colusión más allá de  los estándares internacionales.

Cuando los comentaristas estiman que el castigo a la colusión es muy leve, dado que las empresas obtienen muchas ganancias, están equivocados en su análisis. La indemnización elimina las ganancias producto de la colusión y la multa es simplemente una guinda que se suma para que el beneficio de un cartel detectado no sea cero.

Una crítica a este argumento es que incluso si existen las indemnizaciones, hay que multiplicar su monto por la probabilidad de detección del cartel y comparar ese valor con el beneficio obtenido. Solo si ese valor es negativo, sería disuasiva la indemnización.  Pero ese análisis es simplista, al no considerar otros costos asociados a descubrirse que una empresa participa en un acuerdo colusivo. Están los costos de reputación e imagen (algunos de ellos personales), los costos legales, y el riesgo de que la indemnización sea mayor que los beneficios obtenidos por la colusión, porque determinar el castigo no es una ciencia cierta.

Pollo-colusion

El costo reputacional de la colusión

Otra posibilidad es que, como en EEUU; la indemnización sea un múltiplo del perjuicio. Creo que por el momento, en que riesgo de tener que pagar indemnizaciones recién comienzan a aparecer en el radar de los coludidos, es suficiente con que en cada caso de colusión detectado, se pague una indemnización equivalente a los perjuicios.

La otra ventaja de las indemnizaciones es que las debe pagar el que denuncia también, aunque se haya salvado de la multa al confesar su falta. Es decir, ya no se podría criticar el sistema de protección de la competencia porque el que confiesa no recibe al menos parte del castigo.

Por último, en casos de colaboración, como tal vez ocurrió en el caso de pollos y supermercados, un esquema de indemnizaciones hace que los supermercados compartan el pago de la indemnización, ya que se llevaron parte de la sobrerrenta.

¿Qué se necesita?

Lo que se requiere para que nuestro sistema antimonopolios funcione bien es un sistema eficiente y rápido para indemnizar a los afectados por la colusión. No es necesario que sea demasiado preciso, en  el sentido de compensar exactamente a cada afectado por lo que efectivamente sobrepagó, sino que se requiere que los montos totales sean similares al sobrecosto total de los consumidores.

De funcionar este esquema, el costo para los que participan en la colusión es elevado, y en los casos de alto impacto y larga duración del acuerdo colusivo, puede llegar a hacer quebrar a la empresa. Esto no debería causar temor; tenemos procedimiento más ágiles que en el pasado para empresas quebradas, que no deberían causar excesivo daño económico.

Además, este riesgo provee incentivos para que los proveedores de crédito de las empresas también se opongan a los carteles, pues pone en riesgo la recuperación de sus acreencias en las empresas coludidas.

 

 

 

 

 


Publicado en Economia
Página siguiente »