Variacioncompensada's Blog

Sobre el financiamiento universitario | noviembre 2, 2015

R. Fischer

Como escribí en mi correo anterior, hace mucho tiempo, el Centro de Economía Aplicada (CEA) desarrolló una propuesta para financiar la educación superior que no tenía los problemas de la gratuidad. La ventaja es que los estudiantes que lo desearan podían asistir a la universidad, sin tener que enfrentar posteriormente deudas que excedieran lo que podían pagar. La propuesta no era original sino un desarrollo basado en ideas de otros. No es una creación del CEA, pero su adaptación a Chile merece ser rescatada en un momento en que hay mucha discusión de procedimientos a falta de ideas razonables.

EducacionGratuita

Suena bien, pero una mala idea.

 

La idea es bastante sencilla, pero requiere de un sistema moderno de impuestos para poder implementarlo fácilmente. No resuelve todos los problemas de incentivos que aparecen con la educación gratuita, pero los reduce.

  1. Solo participan instituciones terciarias acreditadas (incluyendo Inst. de Formación Técnica –IFT– e Inst. Profesionales–IP–).
  2. Los estudiantes pueden acceder a un préstamo contingente financiado por el Estado para pagar el costo de su educación. El monto máximo del préstamo depende de la carrera, pero no debe tener grandes variaciones según Universidad o carrera técnica (para no promover comportamientos oportunistas de éstas, elevando los cobros).1 Se podría incorporar un préstamos de alimentación en los quintiles de menores ingresos.
  3. La deuda es contingente: el servicio de Impuestos internos lo recauda como una sobretasa que depende de los ingresos del ex-estudiante. Debería ser un esquema progresivo, en que no se paga si los ingresos están bajo un cierto umbral, y es una tasa creciente hasta alcanzar un cierto nivel.
  4. Se paga la sobretasa a partir de la fecha declarada de egreso para la carrera.
  5. Pagan incluso quienes solo estudian pocos años y no completan la carrera.2
  6. La tasa del crédito corresponde al costo de los recursos del Estado, sin cobros adicionales.
  7. Se termina de pagar la sobretasa cuando se paga la deuda o cuando se han cumplido 15 (o 20) años de la fecha oficial de egreso.

Un ejemplo: no se paga la sobretasa si el ingreso mensual es menor a $600.000. A partir de este ingreso, se paga una sobretasa impositiva de 5%, que aumenta hasta el 10% de los ingresos al llegar a $1.5 millones o más.

Este esquema no tiene los problemas de los préstamos con pagos no contingentes en el ingreso usadas hasta ahora, que hacen que los estudiantes deban pagar aunque tengan ingresos bajos.

Impuestos internos cobraría usando su información de los ingresos del egresado, y nunca deberían haber problemas para pagar, pues  solo se paga si los ingresos son suficientemente altos. Aquellas carreras en que las remuneraciones usuales son bajas, pero que son valoradas por la sociedad, recibirán un subsidio. Es probable que la mayoría de los egresados de carreras humanistas  o de artes no paguen por sus estudios, o paguen un fracción pequeña del costo de ellos.

Porque una buena educacion

Porque es necesaria una buena educación

Problemas de la gratuidad

Consideremos ahora la gratuidad  y sus problemas. La gratuidad no solo es regresiva vertical y horizontalmente, sino que además entrega malos incentivos a todo el sistema universitario, incluyendo académicos, estudiantes y Estado.

  1. No iguala oportunidades, sino que favorece a las personas de más altos ingresos que son los que más asisten a las universidades, especialmente las mejores.
  2. Entran personas a la universidad que tal vez deberían haber estudiado en la educación técnico-profesional, porque tiene el mismo costo.
  3. No hay incentivos a terminar los estudios, salvo a través de reglas externas que al poco tiempo se relajan por presión estudiantil, como lo muestra la experiencia internacional.
  4. El Estado se  entromete en todas las decisiones universitarias, y cuando no tiene recursos, recorta lo que  destina a las universidades, especialmente a la investigación.
  5. En el mismo ámbito, las universidades pierden autonomía e independencia y la capacidad para experimentar métodos educativos.
  6. El Estado destina recursos que podrían haber igualado oportunidades si se hubieran destinado a educación pre-básica, básica o secundaria, o a salud y otros gastos más útiles para reducir las diferencias de oportunidades.
  7. Individuos que luego de graduarse tienen altos ingresos (pese a ser de bajos ingresos cuando estudiantes) no contribuyen: no hay equidad vertical.
  8. Individuos que pueden pagar durante sus estudios no lo hacen: no hay equidad horizontal.

La única ventaja de la gratuidad es que es una medida popular ente los estudiantes que protestan: eso no la hace una buena medida, salvo para conseguir votos.

 

Ventajas de la propuesta

Es una propuesta progresiva: pagan más los que terminan con mayores ingresos. Es sustentable, porque no tiene los malos incentivos de la gratuidad: los estudiantes desean terminar sus carreras a tiempo, y deciden apropiadamente si estudiar carreras técnicas o universitarias. Además, le devuelven parte del costo de sus estudios al Estado. Dado que el Estado no es la única fuente de recursos de las universidades, éstas mantienen su autonomía, la posibilidad de creación docente, y la capacidad de investigar sin depender directamente de los recursos del Estado. Tampoco hay incentivos para estudiar carreras a medias, porque si los ingresos posteriores son altos, igual deben pagar la sobretasa.

Es además una propuesta que subsidia las actividades que son valoradas socialmente (o que producen muchas externalidades), pero que generan bajos ingresos. Si el ingreso después de recibirse de una carrera como Artes, humanidades o pedagogía es bajo, el egresado no tiene que pagar, o paga poco.

Elegir la gratuidad de los estudios terciarios pese a que existen alternativas superiores en todas las dimensiones no tiene justificación, salvo la ideología, la tontera o la ignorancia.

 

 

 

Notas

  1. Gastos como investigación y extensión reciben subsidios directos, como en mi Presentación en el Foro de Financiamiento de Educación Superior.
  2. Por eso, en el punto 3 sobre quienes pagan la deuda  se habla de ex-estudiantes y no de egresados.
Anuncios

Dejar un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: