Variacioncompensada's Blog

Peñascazos | agosto 21, 2011

R. Fischer

Como (casi) siempre, Carlos Peña apunta al problema correcto en su columna de hoy en El Mercurio. En ella descubre la conducta abyecta de políticos y académicos frente a los estudiantes. Peña describe una aparición de Camila Vallejos en el Congreso y la reacción “de alumnos que toman nota” que produjo su intervención.

En la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile ha pasado algo similar. Afortunadamente algunos como Jorge Amaya han comenzado a reírse (tal vez en otra columna escribiré sobre Jorge), pero un grupo importante de académicos realiza declaraciones públicas que a dan vergüenza. Por ejemplo, la declaración del Consejo de Facultad, el cual reúne a Directores e Departamentos, algunos académicos transversales y representantes de estudiantes y administrativos:

El Consejo de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile valora el compromiso de sus estudiantes con la búsqueda de una transformación de fondo del sistema educacional chileno y apoya sus legítimas demandas por una mayor equidad de oportunidades, con calidad en la entrega, en ambientes de diversidad social, con honestidad y rigurosidad intelectual. Estas cualidades son parte de la riqueza que todos esperamos caracterice a nuestra sociedad; constituyen las esperanzas frustradas que motivan los actuales movimientos estudiantiles; su ausencia es la manifestación de soberbias nacidas y nutridas durante muchos años de desaciertos por parte de los actores políticos nacionales. La generosidad de nuestra comunidad estudiantil la ha llevado a solidarizar con las necesidades de aquellos con menos oportunidades, haciendo importantes sacrificios por lo que estima es una causa justa, poniendo el bien común de las futuras generaciones por sobre sus intereses individuales, asumiendo de forma informada y responsable los costos personales que las actuales movilizaciones conllevan.

.
.
.

El estudio es el oficio del estudiante, es su pasión, es su manantial de inspiración, es la fuente de sus legítimos reclamos. Darle nobleza a esa bandera en los momentos más excepcionales es misión de los estudiantes de nuestra Universidad.

Olvidando el lenguaje altisonante y decimonónico, se asume que los estudiantes se están sacrificando, lo que supone que los mismos estudiantes que no asisten a clases durante el semestre ahora si se sacrifican. Pero esto es inconsistente con las peticiones estudiantiles de eximirse con nota 4.0, ni veríamos que los más activos participantes y votantes a favor del paro son los alumnos del Plan Común y que los que están cercanos a egresar tienen actitudes bastante más tibies en promedio.

El Consejo de Escuela, cada vez más desesperado por la posibilidad de pérdida del semestre, ha realizado una nueva declaración, intentando convencer a los estudiantes. Este Consejo fue ampliado, permitiendo que 9 participantes externos, lo que significa casi un 40%, participe en la declaración. Pero miremos como comienza:

El Consejo de Escuela ampliado, compuesto por académicos y estudiantes, reunido con fecha 19 de agosto en sesión extraordinaria consensuó la siguiente propuesta que permitiría el cierre del semestre otoño 2011 sin contraponerse a la movilización estudiantil y sus legítimas demandas.

¿Había alguna necesidad de incorporar la frase final del párrafo, en una declaración dedicada a los aspectos técnicos sobre como terminar el primer semestre (faltan los exámenes). Además, la declaración incluye favores que reducen el costo –“los importantes sacrificios”– de participar en el movimiento estudiantil? Otra muestra de abdicación intelectual son algunos correos de académicos en que se trata de convencer a los estudiantes que vuelvan a clases, con introducciones larguísimas en que se piden disculpas al movimiento estudiantil por la sugerencia de volver a clases.

Independientemente de lo que pensemos sobre los objetivos de los estudiantes, y creo que muchos son dudosos y algunos francamente ilegítimos, es una traición a los mismos objetivos de independencia intelectual que se dice defender cuando los académicos de la Facultad aceptan las palabras y acciones de los estudiantes como si fueran palabras divinas. Como dice Peña, eso es beatería.

Anuncios

Publicado en Molestias varias

Dejar un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: