Variacioncompensada's Blog

Renuncia de la Rectora

julio 29, 2016
Dejar un comentario

R. Fischer

LogoUAysen

Me parece rara la discusión sobre la supuesta violación de la autonomía de la U. de Aysén porque el Ministerio de Educación pidió la renuncia de la Rectora. No acostumbro defender al Ministerio de Educación, pero en este caso no hay cuestión de autonomía universitaria.

RectoraUAysen

Rectora Universidad de Aysén

A la Rectora se le encomendó establecer una Universidad en la Región, y su cargo es de confianza. La Rectora debía confeccionar los estatutos, desarrollar programas, contratar personal y otras actividades necesarias para dar inicio a la Universidad. Mientras la Universidad no esté operando con sus estatutos aprobados –supongo que por el Ministerio–  la Rectora sirve el cargo como una persona de confianza de la Presidencia.

No tiene sentido hablar de autonomía porque significaría que la Rectora no debe rendir cuentas, ya que no hay nadie más en la Universidad. La Rectora redactó estatutos de acuerdo a su propia visión ideológica, los que viola las directrices del Ministerio. Si no se la pudiera remover significaría que ella tendría poderes dictatoriales sobre el desarrollo de la Universidad.

Si no se permite que las universidades privadas puedan desarrollar estatutos a su gusto (hay limitaciones en cuanto a lucro, participación de los estamentos en el gobierno universitario, requisitos mínimos para otorgar grados), sería contradictorio que en una universidad que usa fondos fiscales, la libertad para redactar estatutos sea absoluta.

La agresiva respuesta de las universidades estatales a la petición de renuncia me parece una reacción refleja que responde a un conflicto con el Ministerio y el Gobierno, más que la respuesta reflexiva de instituciones académicas.


Una visita fallida a la cárcel

julio 28, 2016
Dejar un comentario

R. Fischer

El martes intenté visitar a Jaime Orpis al anexo penitenciario Capitán Yáber. Jaime fue compañero de colegio y estuvimos en el equipo de rugby y quería mostrar mi solidaridad. No concuerdo con sus ideas políticas ni lo he visto en años, pero pienso que no es apropiado que alguien esté en la cárcel mientras no se haya demostrado su culpabilidad.

Sin ser abogado, creí que uno de los objetivos de la reforma procesal del sistema penal era evitar castigos sin demostración de culpa ante un tribunal o mediante un procedimiento simplificado:

“Ninguna persona será considerada como culpable ni tratada como tal en tanto no fuere condenada por una sentencia firme”, Titulo 1, Codigo Procesal Penal.

Tribunal Oral de San Bernardo

Hay excepciones, por supuesto: el artículo 140, letras a) y b) recomienda la prisión preventiva en aquellos casos en que no se pueda asegurar que el acusado se presente al tribunal, cuando sea un peligro para la sociedad, o cuando pueda interferir con las diligencias del caso y alterar las pruebas. Sin embargo, el artículo 140 del Código Procesal Penal que contiene estas condiciones, contiene un tercer acápite que contradice expresamente los principios del Título 1, al señalar que la prisión preventiva se debe aplicar cuando:

“[…] existen antecedentes que permitieren presumir fundadamente que el imputado ha tenido participación en el delito como autor, cómplice o encubridor.” Art 140 c).

Aunque la jurisprudencia señala que la prisión preventiva se debe entender en sentido limitado, no entiendo que lógica legal podría explicar la contradicción entre las dos citas mencionadas, ya que este artículo trata como culpable al imputado, sin una sentencia a firme.

Es razonable que en las acápites a) y b) del artículo 140, se decreta la prisión preventiva del inculpado. En tal caso, el juicio definitivo debería sobrevenir rápido. Lo que es inconsistente y probablemente inconstitucional es el forado que se le metió al Título 1 con el Artículo 140 c). Es un rezago del antiguo sistema inquisitivo y contradictorio con el enfoque reformado.

JaimeOrpis

Jaime Orpis

En el caso de Jaime Orpis, ninguna de las condiciones que razonablemente podrían conducir a la prisión preventiva se sostiene, por lo que solo puede estar en prisión preventiva por la letra c). Es necesario señalar que Jaime es en parte responsable de esto, pues debe haber votado en favor de ls Reforma Procesal Penal y su artículo 140 c) mientras era miembro del Congreso. Pero eso no es motivo para encarcelarlo antes de una sentencia a firme. El 140 c) es un castigo anticipado aplicado por una Justicia que responde en forma populista al deseo de venganza del público.

CapitanYaber

Anexo Penitenciario Capitán Yáber

En todo caso, cuando fui al penal, Jaime había ido a la clínica de la Penitenciaría y no pude verlo. No pude dejarle  los chocolates que llevaba, ni siquiera un mensaje. El régimen de reclusión preventiva bajo el nuevo sistema es peor  que el sistema antiguo, que era más relajado. En el caso MopGate, un amigo de mis tiempos de estudiante estuvo detenido en Capuchinos. Un día que paseaba con mi familia en el centro, decidí ir a visitarlo con todos, algo que no habría  podido hacer en Capitán Yáber.

Nota.

Luego de haber escrito este post, se decretó el arresto domiciliario de Jaime Orpis, que aún me parece inapropiado, pero algo más razonable que su pena anticipada anterior.


La expansión de los ritos

julio 24, 2016
Dejar un comentario

R. Fischer

Siempre me ha intrigado como algunas normas de la Biblia han sido expandidas por los judíos ortodoxos hasta ser casi inidentificables con su origen. En Deuteronomio 14:21 aparece la frase “No cocerás el cabrito en la leche de su madre.” Según varias explicaciones, originalmente esta prohibición era para diferenciarse de pueblos Cananeos que tenían a éste como uno de sus ritos principales. Otra posibilidad (al menos para mí menos creíble)  tiene que ver con la compasión: es triste para una madre que su hijo lo maten y luego cocinen en su propia leche).

Es tal la importancia de esta prohibición que se repite dos veces más, en Éxodo 23:19 y 34:26. Los rabinos que crearon el Talmud ampliaron la prohibición a la de no mezclar leche o sus derivados con carne. Estas extensión incluye a las aves, que no dan leche.

 

Cheeseburger

Un cheeseburger no es Kosher (Wikipedia).

 

Es por esto que los judíos ortodoxos mantienen cubiertos y platos separados para alimentos que tienen leche y los que tienen carne, e incluso deben esperar horas para tomar derivados de leche después de comer productos con carne. Esta enorme expansión de una frase tan específica como “no cocerás a un cabrito en la leche de su madre” tiene muchas explicaciones rabínicas, basadas en elaboradas etimologías del término usado para describir al cabrito, lo que permite generalizarlo a otras carnes.

Son explicaciones algo raras, pues los autores se concentran en la parte que se refiere al cabrito y la leche y omiten toda interpretación de la parte que dice  “de su madre”. Si se recordara esta parte se limitaría la amplitud de la norma.  Por lo tanto creo que sigue habiendo un problema con la interpretación tradicional de la regla.

Para explicarlo, tal vez se pueda imaginar el siguiente escenario anterior a la regla rabínica, cuando solo se obedecía la regla original: hace 2500 años, un levita (asistentes en los rituales del templo) o un cohanita (perteneciente al clan sacerdotal entre los levitas) esta cenando un cabrito preparado con la leche de la tía del cabrito, y por lo tanto, sin violar la norma en Deuteronomio. Uno de sus enemigos (o simplemente uno de los entrometidos de siempre) lo mira por la ventana y luego esparce el rumor de que el levita está siguiendo  ritos cananeos. El levita puede defenderse alegando que la leche es de la tía del cabrito, pero ¿cómo puede demostrarlo? Por prudencia, los levitas y cohanitas deciden no cocinar cabrito en leche de cabra. Pero rápidamente otro levita se da cuenta de que es difícil distinguir las leches usadas para cocinar y, para prevenir rumores, es mejor dejar de cocinar cabrito con leche de cualquier tipo.

Pero como son los levitas y cohanitas los que interpretan las reglas, lo extienden a todos los judíos: no se puede comer carne de cabrito  cocinada en leche de cualquier tipo. Podemos imaginar entonces a otro levita, 200 años después, cenando con su familia un asado de ternera cocinado en leche, es decir, sin violar ninguna regla, porque es ternero y no cabrito. Otro mirón lo ve a lo lejos y comienza el rumor de que esta familia levítica ha roto la regla de no cenar cabrito cocido en leche. Como ya no quedan restos de la cena, es difícil para el levita defenderse del rumor de que ha cometido un pecado. Así que se prohíbe cocinar cualquier carne en leche, por si acaso, y se sigue extendiendo la regla hasta la regla del talmud, y luego hasta los extremos de los ortodoxos actuales.

Desde hace más de mil años, los rabinos han explicado la extensión de la Ley con argumentos sofisticados basados en etimología, interpretación de comentaristas previos y el hecho de construir un cerco alrededor de la posibilidad de violar la ley original.

Pero tal vez la norma se ha extendido solamente para no dar origen a críticas injustas.