Una curiosidad: el hotel con el “rayo de la muerte”

En Las Vegas, el hotel MGM Mirage Vdara tiene un pequeño problema: su forma cóncava concentra los rayos solares de tal manera que los huéspedes se asan. Se les quema el pelo, la piel se pone roja y las bolsas de polietileno se derriten en un área de unos cinco metros cuadrados en la zona de la piscina. Es difícil de advertirle a los clientes, porque la zona quemante se traslada a medida que el sol cambia de posición a lo largo del día (o más bien, la tierra rota, con el mismo efecto).

Gracias a Naked Capitalism.