Variacioncompensada's Blog

Algo más sobre el uso de información privilegiada | febrero 9, 2011

Se ha comentado bastante sobre lo reducido de las condenas en los casos de abuso de información privilegiada en el caso de la fallida fusión DyS con Falabella. Efectivamente los castigos no alcanzan a casi nada: la SVS solo les obligó a devolver lo ganado, que es lo más que permite la Ley. En promedio, con la Ley actual, entonces, los que operan con información privilegiada tiene asegurada una rentabilidad positiva, porque su abuso no siempre se detecta. Es necesario tener castigos que sean múltiplos de la ganancia para realmente ser disuasivos.

Consideremos la evidencia. El Sr. Hans Eben, uno de los gestores del acuerdo de fusión, es acusado de entregar información a familiares para que compraran las acciones. Por ejemplo, su sobrino el Sr. Eugenio Eben Aresti
usó el 100% de su capacidad de crédito en el Banco para comprar acciones (a nombre de su señora) antes que se anunciara la fusión. Así con otros acusados, como el Sr. Vicente Aresti, Presidente de Empresas Tucapel. Realizaron compra atípicas, a nombre de esposas, de acciones de las empresas involucradas en la fusión. Estos acusados trabajaban en Empresas Tucapel (como ejecutivos y miembros del directorio), donde el Sr. H Eben también era director. La evidencia es circunstancial (nadie ha confesado), pero muy fuerte y solo porque nuestro sistema penal tiene estándares de prueba muy altos –que hacen casi imposible demostrar los hechos–debió el Fiscal llegar a un acuerdo con castigos tan bajos.

Claramente en los EE.UU. la cosa había sido distinta, como lo muestra la investigación en el caso de información confidencial en una materia mucho menos importante: el conocimiento anticipado de los resultados trimestrales de un empresa poco importante: Marvell Technology. Los acusados pueden esperar mucho tiempo en la cárcel. Pero las dificultades en probar estos casos son evidentes en la siguiente transcripción de mensajes de uno de los acusados:

BaraiAcusaciónInfoConfidencial

Transcripción de mensajes entre acusados de uso de información confidencial.

El Sr. Eben, como director de una de las empresas que se fusionaría, tenía la responsabilidad de no entregar información privilegiada (cuidando de no alertar, incluso implícitamente, a sus asociados y parientes), pues al hacerlo, violaba su obligación ante los accionistas. Y si alguno de sus asociados realiza estas compras, y el tomaba conocimiento, debía presentar este hecho a la SVS.

En efecto, cuando hay una transacción con información privilegiada, necesariamente un participante en la transacción pierde para que el otro gane, sin posibilidad de que la transacción sea mutuamente conveniente. Esto la diferencia de otras transacciones del mercado, en que cada uno de los participantes, al menos en valor esperado (y dada la información común que poseen), gana con la transacción. Es decir, si entregó información privilegiada, alguno de los accionistas cuyos intereses debía defender, fue perjudicado directamente por la acción.

No se sabe a quién le compraron las acciones los acusados. Pero si es una AFP (o un Fondo Mutuo), sus ejecutivos y directores deberían entablar una demanda civil en contra de los acusados de este delito. De otra manera, es como si les hubieran robado bienes de los cuales ellos eran responsables. Si no han entablado una demanda, se tendría un caso de abandono de sus obligaciones fiduciarias.


Dejar un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: