Campaña del SIDA

La anodina campaña del SIDA representa bien las tensiones en el gobierno. En el gobierno de Bachelet, si bien no habían muchas convicciones económicas, si había una cierta tendencia ideológica liberal en temas morales. Este gobierno tiene un presidente que puede ser liberal en su fuero interno, pero parece no considerarlo un tema de suficiente importancia como para gastar sus cartuchos, ante la fuerte oposición del partido mayoritario en su coalición.

Pero si no se cuida, el tema moral (o inmoral, depende de la perspectiva) puede transformarse en un aspecto clave en las elecciones presidenciales, no porque a la mayor parte de los votantes les interese, sino porque puede inclinar al centro. Es decir, aquellos que por primera vez votaron por la Alianza y no por la Concertación por la que habían votado históricamente.

Piñera puede necesitar los votos conservadores para aprobar las leyes que le interesan, pero debe ser cuidadoso en no ser demasiado obsecuente con ellos en materias morales.

Huelga de controladores aéreos

El Financial Times trae algunos antecedentes sonbre la huelga de los controladores aéreos en España y las razones para el poco apoyo que tienen en el público. El público está molesto por que en un período difícil para España estos trabajadores no aceptan que se les impongan condiciones más duras. Por supuesto a los trabajadores nunca les gusta que les reduzcan las remuneraciones o que les aumenten la carga de trabajo. Pero este es un escándalo de magnitudes griegas.

Los trabajadores están molestos porque el gobierno quiere obligarlos a trabajar más de las 1.200 horas al año que consideran (ellos) el límite para dar seguridad. Considerando dos meses de vacaciones, y 22 días de trabajo al mes, esto representa menos de 5.5 horas de trabajo al día. Su salario base por esas horas es de 140.000 euros, un salario altísimo, pero con sobretiempo pueden exceder esa suma por mucho. El sobretiempo es común, dado lo corto de la jornada laboral. Aparentemente hay un controlador que percibió más de 900.000 euros en un año, al incluir el sobretiempo. Se comprende que el público apoye al gobierno en el conflicto con los controladores.

Los sindicatos en sectores estatales monopólicos son siempre un problema. Como se ha mencionado antes, la única manera de controlarlos es cuando la opinión pública se da cuenta que está siendo expoliada.

Update: El New York Times tiene más detalles de los salarios de los controladores aéreos y los cambios que se les quieren hacer. Se espera que trabajen 1.670 horas al año, lo que es equivalente a una jornada laboral de ocho horas durante diez meses al año. Se pretende reducir sus salarios desde el promedio actual de 350.000 euros a 200.000 euros en promedio. Para comparar, en Alemania ganan 150.000 euros y en el Reino Unido ganan 120.000 euros.