Irlanda y los alemanes

Matt Yglesias hace un excelente punto sobre las acusaciones de irresponsabilidad que le hace la prensa alemana a los irlandeses:

[…] the German press seems to be creating a bit of a dream world in which “irresponsible” Irish business activity is to be contrasted with “prudent” German business activity, and Germans are properly resentful in a nationalistic way about being asked to “bail-out” said Irish. In reality, the Irish government is in crisis because Ireland’s banks are in crisis. Ireland’s banks are in crisis because they invested too much money in property ventures that have gone bust—that’s irresponsible. But the nature of the crisis is that Irish banks owe a lot of money to various creditors, a great many of whom are French and German banks. Which is just to say that French and German banks made, through the intermediary of the Irish banking system, a bunch of irresponsible investments in Irish real state. That’s the exact same thing as what the Irish banks did.

En efecto, los irlandeses están asumiendo la deuda de los préstamos de emergencia de Alemania y el Reino Unido es para salvar a los bancos alemanes e ingleses.

Costos y políticas de salud

Ahora que la comisión que analiza las políticas de salud está llegando al término de su trabajo, es interesante reflexionar sobre los efectos de políticas de salud. En EE.UU., el porcentaje del gasto destinado a salud es mucho mayor que en el resto del mundo desarrollado, como puede verse en la figura siguiente, aparecida en The Atlantic (gracias a Marginal Revolution):

Lo interesante del caso es que el gran salto en los costos de salud se produce en la década de los 80, luego de que Reagan eliminara todos las deducciones de impuestos asociadas al estilo de vida, salvo las médicas. Si se le restan los efectos (en promedio un 35% de subsidio) de la deducción de impuestos, se obtiene la siguiente figura que muestra la distorsión introducida por la deducción de impuestos a los gastos de salud:

Moraleja: ¡Cuidado con las deducciones de impuestos!

Entre paréntesis, la Comisión de Salud propone destinar un 6% de la cotización de salud a comprar un plan básico de salud. el plan cubriría el Auge más algunos otros costos de salud. Esto permitirá que todos accedan a este plan básico con el 6% (habría un importante subsidio cruzado, pero si se hace cuidadosamente eliminaría la cautividad en las Isapres y el alza de costo por los factores de riesgo). El resto de la cotización, más la cotización voluntaria –no deducible– iría a comprar cobertura adicional. Al autor de este blog le gusta la propuesta. En 1995, propuse reemplazar el sistema chileno por una alternativa similar a la de la Comisión (no es una idea original):

Hence the law should force workers to contract a Minimum Medical Plan with an insurance
provider. This Plan should only cover catastrophic diseases and chronic conditions, but not routinary medical expenses.

Presupuestos Argentinos

Una de las formas en que el gobierno argentino consigue recursos para gastos discrecionales es mediante la subestimación de los ingresos fiscales. Por ejemplo, para este año se hizo un presupuesto basado en un crecimiento de 2.5%, contra el 9% que efectivamente ocurrirá. Es verdad que existe el shock positivo de la soya y que los gobiernos no pueden predecir con exactitud las tasas de crecimiento, pero errores de esa magnitud –especialmente porque es un shock positivo– requieren cierta planificación.

Desde el punto de vista del gobierno, los ingresos adicionales no tienen dueño, por lo que se pueden asignar como le place, sin control parlamentario. Ya se han agregado US$11 mill millones (30.3+19 mil millones de pesos argentinos) al presupuesto, preparándose para la campaña del próximo año.

El autor de este blog persiste en equivocarse sobre la capacidad de resistencia de la economía Argentina a la calidad del manejo económico, por lo que no hará predicciones sobre las consecuencias de estos manejos presupuestarios.