Planes de desarrollo eléctrico

R. Fischer

El Financial Times de hoy trae un artículo sobre las dificultades que enfrenta el Reino Unido para definir un plan de desarrollo eléctrico. El Departamento (Ministerio) de Energía y Cambio Climático se enfrenta a la posibilidad de escasez de energía en el futuro mediano, llegando incluso a cortes de energía. Ello pese a que el Reno Unido utiliza planes de desarrollo eléctrico, tal como solicitan algunos para Chile.

Según el artículo, problemas similares se repiten en Alemania, Australia, India Estados Unidos y en casi todo el mundo. Uno de los problemas es que diferentes sectores políticos tienen distintos objetivos en política eléctrica: objetivos ambientales, de costos y de seguridad energética. Otro problema es la velocidad del cambio en el sector. En el Reino Unido, bajo las políticas actuales, los precios de la energía serán excesivos si la producción de gas de esquisto resulta comercialmente viable, lo cual es probable. Además, hay otras tecnologías emergentes que hacen difícil planificar para el largo plazo sin incurrir en el riesgo de errores que elevarían el costo de la energía por décadas. El tercer problema en el Reino Unido (y en Alemania) es que su sector energía mezcla platas privadas y públicas. En ese caso, un política poco clara disuade las inversiones privadas, porque dependen de inversiones públicas.

La propuesta del autor es proponer transparencia y la creación de un CADE (Comisión Asesora de Desarrollo Eléctrico) permanente, lo cual me parece una respuesta algo limitada a un problema tan serio. Entre los comentarios al artículo me gustaría rescatar –entre varios– el siguiente:

“As an energy regulator in the US I was curious about one of your stated objectives for the electricity sector “long-range planning” and its difficulty “impossible” if shale gas is set upon the power sector. My question is: if you have a market based approach, why is there “long-term planning” being done by anyone other than the companies themselves? If you don’t put it on shareholders then you will have to guarantee some rate stability for the companies. Experience suggests this is inefficient in the long run and counter to environmental policy. I know this underpins one of your points (conflicting policy goals) but I suggest the time in the UK (and the US) is well upon us when we need to mean what we say about competitive energy markets (by that I mean electricity). It must stop being “half regulated and half competitive”.

El autor –que es un regulador sectorial de los EE.UU.l– señala que si se tiene un sistema basado en el mercado, debe permitirse que las empresas se equivoquen y tengan pérdidas. Eso es mejor que tener un gobierno que garantiza los precios para las empresas porque si el gobierno se equivoca, los costos recaen sobre toda la población y no solo sobre los accionistas en las empresas eléctricas.

Otro brillante comentario

R. Fischer

Recibo pocos comentarios en el blog, y hasta ahora habían sido civilizados. Desde que escribo sobre la universidad y las movilizaciones, la calidad de los comentarios ha empeorado, Veamos por ejemplo el de un personaje que firma Icaro. Parece que como a su homónimo, se acercó demasiado al sol y se le derritió el cerebro:

“movilizarse por movilizarse….
usted o no tiene interés en saber de que se trata el paro o tiene intenciones ocultas o es simplemente imbécil”

Un análisis simple indica que el comentarista 1. No ha leido los posteos anteriores en que explico por qué la movilización no tiene fin, 2. mantiene teorías conspirativas, típicas del tipo de personas que escribe anónimos y 3. al quedar sin alternativs, opta por el ataque ad hominem.