Variacioncompensada's Blog

Un subsidio a los paros universitarios

junio 29, 2013
Dejar un comentario

R. Fischer

Hoy salió una carta en El Mercurio que me hizo recordar que uno de los efectos del aumento en las becas y subsidios a los estudiantes universitarios es reducir el costo de participar en paros, pues no pagan por la universidad. Como lo señala la carta, esto debe ser uno de los ingredientes de la mayor actividad política de los estudiantes. Es un subsidio que le hace la sociedad  a los paros universitarios.

Eso explica también el interés de los dirigentes estudiantiles (y de grupos organizados que los dirigen) por reducir aún más el costo. Universidad gratis es un regalo para los dirigentes. Significa contar con tropas cuyo único costo de participar en las entretenidas manifestaciones estudiantiles o en los paros es el tiempo que le dedican. Además, es posible estudiar sin costo una carrera que ofrece pocas oportunidades de trabajo, y por lo tanto, el costo alternativo del tiempo es bajo y se puede destinar más tiempo a participar en estas actividades.

Este razonamiento explica porqué la propuesta de Bachelet para financiar a los estudiantes es tan mala. En su propuesta los estudiantes pagan mediante una sobretasa de  impuestos por un período fijo de años.  Primero, porque el costo para el egresado no depende de cuanto le costaron sis estudios a la sociedad y un estudiante podría pagar varias veces lo que costó su universidad. Esto parece particularmente injusto para un estudiante de pocos recursos que no pudo pagar sus estudios cuando los tomaba, pero que después tuvo éxito en su trabajo.

Además, con este sistema, pasar 10 años en paros antes de egresar no tiene un costo adicional. Además, ¿qué pasa con alguien que estudia solo algunos años y no se gradúa? ¿Paga o no paga? En realidad me sorprende que los asesores de Bachelet –hay gente buena, pero parece que con poca influencia– hayan olvidado todo lo que se ha aprendido en 40 años sobre incentivos y sobre como diseñar programas.

Es mucho mejor la propuesta de Beyer o mejor aún, la que P. González, A. Mizala, P. Romaguera y yo propusimos hace 15 años. No solo entregan mejores incentivos a los estudiantes, sino que permite que todos los que lo deseen puedan estudiar sin enfrentar riesgo financiero. Además, ofrecen menos subsidios a paros que deben ser financiados por toda la sociedad.


Un fascista de izquierda

junio 29, 2013
2 comentarios

R. Fischer

Me llegó el siguiente comentario al blog, en respuesta al posteo sobre lo que pasa en la U. Veamos el comentarios:

“llegué como al segundo párrafo y que BASURA! que pena que no estés informado , si tu no sabes el motivo de las protestas paros tomas marchas etc , no se en qué país vives. En la U pasa de todo en el país pasa de todo y tu pareces ver nada.
ah y las tomas claramente no son autorizadas , nadie va y pregunta chiquillos podemos tomarnos la U ? es algo que se hace y ya. y si tanto te molesta el sistema de tu universidad , cámbiate a la católica o a una privada:D”

En este comentario no hay argumento, sino solo frases sin contenido tales como: “en el país pasa de todo”. Su razonamiento sobre la toma es un argumento de la acción, las tomas se hacen porque se puede y esa es razón suficiente. No se argumenta el porqué, ni sobre los costos, ni sobre las alternativas.

Por último, el argumento de siempre: si no te gusta puedes irte. Lindo aliciente a la diversidad por la que los estudiantes dicen estar luchando: al que no le gusta que se vaya. Protección de las minorías: para que. mejor se van.

El que escribió esto es un fascista de izquierda. Puedo imaginarlo como miembro de la Cheka.


Razones para terminar el paro en la Facultad

junio 29, 2013
2 comentarios

R. Fischer

Ayer escribí sobre el consenso académico en la Facultad sobre la necesidad de terminar el paro. Los motivos son diversos:

1.  Hay que suspender el paro porque le hace daño al movimiento estudiantil. Estos académicos, que apoyan todas las demandas del movimiento estudiantil, observan como el movimiento se desprestigia y pierde apoyo. Prefieren un sistema de clases con horarios protegidos, semanas de reflexión y otras formas de actividad que no generen tantos anticuerpos. También notan el daño que le provoca el paro a la Universidad de Chile y el prestigio que pierde en la sociedad externa.

2. Hay quienes no comparten los objetivos del movimiento estudiantil, o comparten solo una versión limitada de éstos, por lo que el paro es puro costo para la U. . Para ellos, el costo para la Universidad de desviar su atención de lo que debe hacer en su rol académico es lo más importante. Además, incluyen el costo de perder atractivo para futuros estudiantes de alto potencial, que no querrán asistir a una universidad donde cada vez son más comunes los ataques feroces de grupos sectarios —incluyendo el CEI— contra los que no piensan como ellos. Están dispuestos, a regañadientes, a aceptar un sistema de horarios protegido, semanas de reflexión y otras peticiones.

3. Un tercer grupo de académicos, buena parte de los cuales apoyan al movimiento estudiantil, temen que el paro eche a perder sus planes para asistir a conferencias, hacer trabajo de campo en el verano, o que temen que sus evaluaciones docentes sufran porque estarán ausentes cuando se reanuden las clases. Esto revela una actitud contradictoria y egoísta de aquellos apoyan el movimiento estudiantil, pero como decía Deng XiaoPing, “no importa si el gato es blanco o negro, mientras cace ratones”, por lo que  acepto su oposición al paro, independientemente de sus motivos.


Una reunión de académicos

junio 28, 2013
1 comentario

R. Fischer

Mi colega Leo Basso  convocó a una reunión de académicos para discutir sobre la situación de la Facultad. La idea era que una reunión presencial sería menos agresivo que los intercambios de correos, en los que se pasa rápidamente al enojo y a la descalificación. Durante las dos horas de la reunión se plantearon muchas posiciones, pero al final la que primó fue que solo hay una cosa en la que todos estamos de acuerdo: el paro debe terminar.

Las razones son muchas: algunos porque creen que le hace mal al movimiento estudiantil (esos son los más de izquierda), otros porque creen que le hace daño a la Universidad, un tercer grupo porque durante el verano viajan a realizar sus trabajos de investigación y el paro podría impedírselo. En algunos caso se mezclan todos estos motivos. Nos preguntamos como convencer al CEI, pero ahí afloró nuestra dificultad par enviar un mensaje consensuado. Los de izquierda están por dar un mensaje de apoyo a todo lo que piden, pero sin paro. Yo, y supongo que algunos otros, pedimos el ceso del paro sin condiciones.

Quedamos en reunirnos con estudiantes el lunes. Ojalá ayude.


Democracia según el Centro de Estudiantes de Ingeniería

junio 27, 2013
Dejar un comentario

R. Fischer

El Centro de Estudiantes de Ingeniería (CEI) emitió el siguiente comunicado:

Compañeras y compañeros:

Desde el CEI estamos tratando de realizar un catastro para saber qué clases se van a realizar durante los días en que los estudiantes estemos en paralización de actividades. Para ello, necesitamos que las personas que sepan que se va a realizar alguna clase, u otra actividad académica, nos envíe un mail con:

a) Ramo
b) Departamento
c) Sala
d) Nombre del(a) Profesor(a)/Auxiliar

al correo cei@cei. cl .

Este catastro nos será de utilidad para evaluar qué podemos hacer para evitar la pérdida de clases por parte de aquéllos que dejen de asistir a las mismas, y en el mejor de los casos, evitar que se realice la clase.”

Ante esta invitación al  espionaje y al soplonaje, Raul Gouet escribió que le parecía gravísimo el comportamiento el CEI. Un dirigente del CEI (Centro de Estudiantes de Ingeniería) le respondió como sigue:

“interesante profesor que por un lado se habla de que el paro es estudiantil por lo que los estudiantes tienen que ver sus formas de respetar el paro y por otro lado el estamento con el cual nunca hemos buscando generar un conflicto este defendiendo a los encapuchados de la democracia.

los encapuchados de la democracia son aquellos que no votan, que no participan del 70% de quorum, que no siguen a las mayorías, que son grupos crepúsculos que les gusta atentar contra la democracia y que mas aun, son los que generan conflictos y perjudican a los que si creen en la democracia, ademas producen enfrentamientos injustificados para una comunidad como la nuestra entre estudiantes democráticos y ellos que no quieren seguir norma alguna y se escudan en que son la minoría no escuchada, pero que ademas no participa de ninguna instancia democrática. seguro que son los mismos que después ni siquiera tienen conciencia social o los que después se van a la U de los andes. los encapuchados de la democracia beauchefiana. como parte del centro de estudiantes:
– esta es mi opinión personal, no del ccee.
–  si duda de la frase ” y en el mejor de los casos, evitar que se realice la clase.” , esta se refiere a que no estén las condiciones porque no existen alumnos
si duda de nuestras intenciones, le ruego solicitar una respuesta formal, a la cual nos reuniremos como centro de estudiantes y le haremos llegar a vuestra oficina una respuesta oficial.
saludos”

Es interesante resaltar las  frases que usa para describir a los que se oponen al paro:

 “los encapuchados de la democracia son aquellos que no votan, que no participan del 70% de quorum, que no siguen a las mayorías, que son grupos crepúsculos que les gusta atentar contra la democracia y que mas aun, son los que generan conflictos y perjudican a los que si creen en la democracia,”

Lo que se acerca peligrosamente al fascismo de izquierda, tanto en el tono –llamar encapuchados a los que no se han tomado nada, que no tiran piedras ni destruyen el mobiliario urbano yque ciertamente no usan capucha– como en el razonamiento de que no estar con ellos es ser antidemócrata. Supongo que se refiere a las tristes democracias populares.

Estos dirigentes estudiantiles dan vergüenza por su incapacidad para reflexionar sobre lo que escriben. Y da pena lo que piden y el daño que le hacen a la Universidad.


Sobre dictaduras de izquierda y de derecha

junio 27, 2013
Dejar un comentario

R. Fischer

En los comentarios a un posteo en Marginal Revolution aparece uno, de Frederic Mari, un bloguero económico de izquierda. Ante la pregunta sobre que tipo de dictadura preferiría un libertario, si una de izquierda o de derecha, responde:

“Still, theoretically, I think right wing dictatorships are still the right choice. After all, they at least support SOME rights, though, yes, mostly around property. Left wing dictatorships not only cancel personal safety rights and political rights, like RW ones, but also property rights on top.

I cannot think of a category of rights a LW dictatorship would authorize but not a RW one. Thus RW > LW as soon as we admit that having some rights is better than having none.”

Otra manera de verlo es que en los antiguos países socialistas la única manera de conseguir cosas especiales: entradas a un espectáculo, un buen departamento, una buena educación, etc, era teniendo contactos y cultivándolos en un esquema de favores y obligaciones. En un mundo capitalista, los contactos también sirven, pero siempre existe la alternativa de pagar por las cosas buenas. Es un grado más de libertad, y los libertarios deberían preferirla.


John Kay: la industria bancaria en los países desarrollados

junio 27, 2013
1 comentario

R. Fischer

En una columna reciente, Kay tiene esta frase:

“The primary function of any bank is to secure the savings of small depositors and the continued operation of the payments system. But these objectives have been secondary, not even to the demands of shareholders – bank shareholders have incurred heavy losses – but to the provision of extraordinary levels of pay for the most senior employees.”

Recién fueron publicadas las grabaciones de llamadas telefónicas entre altos ejecutivos del Anglo Irish Bank, durante la crisis de 2008. Estos ejecutivos le mienten al supervisor bancario sobre la extensión de la insolvencia del banco, y se ríen de la credulidad del público. Es decir, Kay tiene toda la razón.

Es por eso que una Comisión Parlamentaria en el Reino Unido propuso penas corporales par banqueros que anteponen sus intereses personales a los del banco que dirigen.

Tal vez en materia bancaria la competencia excesiva sea demasiado peligrosa, como N. Inostroza, F. Ramirez y yo mostramos en un trabajo reciente.


Una carta del Rector

junio 26, 2013
Dejar un comentario

R. Fischer

¡Por fin! El Rector renuncia a la pasividad y reacciona ante el rechazo de la mayor parte de la comunidad universitaria a las tomas y otros actos de violencia. Cito de su última carta a la comunidad universitaria:  

“Los actos de violencia ocurridos en recintos universitarios son inaceptables y causan gran daño para el futuro de la Universidad y el cumplimiento de sus compromisos republicanos y democráticos. Son actos que han generado gran molestia entre los miembros de la comunidad debido a que la convivencia se ha visto seriamente alterada, afectando elementos esenciales de nuestro ethos.

La violencia erosiona y destruye nuestro espacio, perfora las paredes que los contienen y permite que se altere su naturaleza. Se nos hace muy difícil, y a veces claramente imposible, defender las libertades que requerimos y exigimos cuando actos violentos ocurren dentro de nuestros recintos universitarios, y nos vemos enfrentados al dilema de aceptarlos o reprimirlos. Las tomas violentan nuestra convivencia interna y debilitan la fuerza de nuestra voz cuando defendemos con firmeza y convicción nuestro derecho a la crítica, a la movilización pacífica y a la autonomía universitaria,[…]”

La elipsis corresponde a un frase que parece haber sido incorporada para evitar críticas, pero que debilita la carta:

“frente a la violencia de actos de represión que no aceptamos contra nuestros estudiantes, académicos y funcionarios.”

De todas formas, siga así , Sr. Rector. La mayor parte de la comunidad se lo agradece.


Tetraestamentalidad en la U.

junio 26, 2013
2 comentarios

R. Fischer

Algunos dirigentes estudiantiles reclaman el co-gobierno, o la triestamentalidad, en todas las instancias de la Universidad. Esto significa la participación de académicos, estudiantes y personal administrativo en el gobierno de la Universidad. Creo que eso es un grave error.  En realidad, no me gusta que ninguno de estos grupos gobierne la universidad y elija a sus directivos.

1. Por qué no triestamentalidad

Los estudiantes actúan movidos por intereses de corto plazo que no miran a la universidad más allá de los 5-7 años de su carrera, y no valoran para nada, o casi nada, la creación y la investigación. Sus dirigentes utilizan la universidad con fines políticos, y no ven más allá. Como un ejemplo, en una reunión a la que asistí hoy, cuando se les preguntó a los dirigentes cuáles eran los objetivos que perseguía el paro, mencionaron: como problemas los ratones en el entretecho de alguna facultad, la sub-contratación de guardias y la triestamentalidad. ¿Es esto una visión coherente para un paro que le produce un daño tan grande a la Universidad?

Pero como no me gusta discriminar y ofender solo a los estudiantes, analicemos a los otros grupos.  La participación de los académicos en el gobierno de la universidad, tiene al menos la ventaja de que miran (o deberían mirar) el largo plazo y la calidad académica, lo que es apropiado para este tipo de una instituciones. Pero los académicos persiguen también intereses particulares, y su gobierno tiende a funcionar con los objetivos de un sindicato, en el sentido de proteger a sus miembros a expensas de la institución. Eso se ve en las propuestas del Senado para igualar los salarios entre Facultades, la creación de la carrera docente, y otras propuestas de ese absurdo organismo. Otro ejemplo es un académico que apoya los paros hasta que comienzan a interferir con los viajes a conferencias que tenía planeado para las semanas de vacaciones.1

Respecto a los administrativos, a ellos los mueven  los intereses gremiales, es decir, los apropiados a su rol laboral. Desde un punto de vista funcional no les interesan –claro que esta generalización admite muchas excepciones– los temas académicos, y la universidad es para ellos un trabajo, aunque por supuesto muchos están orgullosos de trabajar en una institución como la U. Tampoco veo motivo para que participen en su gobierno.

Frntis_u_de_chile

Frontis Casa Central sin capucha

2. Una alternativa

Habiendo criticado a todos los estamentos, ¿tengo alguna proposición? El foco en la triestamentalidad y el co-gobierno nos ha hecho olvidar a un estamento vital: los egresados.  Los egresados  no tienen más interés en la universidad que por su prestigio e imagen de largo plazo. Desean que la universidad donde obtuvieron sus títulos profesionales sea reconocida como la mejor universidad del país- El prestigio de la universidad los beneficia, pero no tienen intereses mezquinos –al menos en relación a la universidad–. Algunos colegas me dirán que los egresados no entienden la mecánica y el funcionamiento de la universidad. Pero es es también válido para la mayor parte de los estudiantes, académicos y administrativos. En particular, muchos académicos viven en un mundo aislado, creyendo que los problemas de su pequeña unidad académica son lo únicos que importan.

Así las cosas, me gustaría un sistema en que el Presidente de la Nación y el Senado de la República designaran a un Consejo,  formado por un par de académicos distinguidos, un par de hombres de negocios importantes que están en la etapa de pensar en la posteridad, acaso un político respetado que desea mantener esa reputación (deben existir algunos) y algún otro. Los primeros, para dar una visión académica de la Universidad, los segundos, para dar realismo a las propuestas y ayudar a conseguir recursos, y el político para dar una dosis de perspectiva política. Una condición sine qua non, además de un perfil destacado, es haber egresado de la Universidad. La idea no tienen nada de original, es lo que hacen las mejores universidades del mundo (ninguna de las cuales tiene cogobierno).

Este Consejo elegiría al Rector –no necesariamente entre académicos de la Universidad– y el Rector junto al Consejo elegirían a los Decanos y definirían las grandes políticas de la universidad. A nivel de departamentos, los directores podrían ser elegidos por académicos, pero con la supervisión del decano. Este esquema de gobernanza universitaria se ha probado en muchas universidades, y los resultados son buenos. Además, la participación de egresados los acerca a la universidad, algo que no ocurre ahora.

Denle unas vueltas.

Nota: 1. A nivel departamental y en algunos casos a nivel de Facultad, puede existir suficiente coincidencia en los objetivos de los académicos como para que el gobierno de académicos funcione bien. Sin embargo, es necesaria la regulación superior, pues la autorregulación (el gobierno por académicos, y menos el triestamamental) no funciona en gneeral.


Creo que voy a votar por Velasco…

junio 25, 2013
Dejar un comentario

R. Fischer

Esta es la primera vez que declaro públicamente mi intención de voto. Normalmente al votar por un candidato es necesario elegir entre distintas alternativas no demasiado atractivas, cerrar los ojos y votar por el que causa menos desagrado.

El desagrado no es tanto por las ideas de los candidatos, sino por la falta de coherencia intelectual que usualmente tienen las plataformas políticas. Comprendo los motivos para ello: es parte de la vida en política, donde se deben acomodar distintos intereses partidistas, responder a los deseos del público, o a las presiones de grupos organizados. Por lo tanto, voto por algún candidato, pero no estoy tranquilo luego de hacerlo.

El caso de Velasco es distinto, porque sus propuestas responden todas a un esquema consistente, riguroso y lógico, en el que no es necesario excusar  errores de análisis. Por lo tanto, en la parte más intelectual, votar por Velasco es satisfactorio.1

Para dar un ejemplo, consideremos el caso del FUT. A mi me parecía que el FUT  era una idea elegante para resolver el problema de financiamiento para inversión de las empresas, el que tenía el lamentable problema de ser un mecanismo por el que era fácil eludir/evadir impuestos. Por lo tanto, no me sentía cómodo con la idea de eliminar el FUT, pero tampoco con propuestas que lo mantenían inalterado, y parece ser difícil eliminar el forado fiscal que genera. Velasco (o alguno de sus asesores) tuvo la brillante idea de observar que el FUT es, en rigor, un préstamo del Fisco. Por lo tanto, es una distorsión que ese crédito no pague intereses,. Como mínimo deben pagar el costo para el Estado de los recursos que éste deja de obtener, i.e., el impuesto adicional que se habría pagado al retirar las utilidades retenidas. Es una solución ingeniosa al problema del FUT, aunque seguramente igual habría que ver complementarla con otras medidas para evitar nuevas trampas al sistema.

Algo similar sucede con su análisis de política exterior, de educación, y de algún otros sector que olvido. Son propuestas consistentes y bien pensadas. Tengo  diferencias sutiles con sus propuestas en temas de innovación, pero  un problema menor. Y como además concuerdo con sus propuestas valóricas, es el primer candidato con el que me siento lo suficientemente cómodo como para declarar públicamente mi intención de voto.

Claro que es improbable que gane.

Nota: Debo aclarar que lo conozco más o menos bien desde hace años, lo que podría afectar mi análisis. Por contrapartida, tuve cierta desconfianza cuando declaró su candidatura, temiendo que se adaptara a ensuciar ideas con el fin de agradar a los votantes.


Página siguiente »