Dudas sobre el gas natural

R. Fischer

En mi posteo anterior describí el error que cometí al evaluar la necesidad de regular el gas natural: usé un punto de vista estática en vez de dinámico. Usando la metodología apropiada, no fui capaz de encontrar distorsiones que requirieran intervención de la Autoridad. Intenté con economías y deseconomías de escala, imperfecta sustitutabilidad entre gas natural y licuado y otras potenciales fuentes de problemas, sin éxito. Pero sigo teniendo dudas, por dos razones.

¿Por qué no se disipan las rentas?

La primera duda aparece porque el modelo genera una renta económica que no se disipa, ni hay mecanismos para que esto ocurra. Esto  es inusual. En la mayoría de los casos, las rentas económicas se disipan, o por entrada de nuevos participantes o por competencia previa. Por ejemplo, la rentabilidad de las invenciones que dan origen a patentes u otras innovaciones se disipan en la competencia previa por la patente. La rentabilidad de los acuerdos colusivos tiende a disiparse por nueva entrada o por competencia en otras dimensiones, como publicidad, o mejoras en la calidad. Pero ninguna de estas posibilidades puede actuar en este caso.

RentaMonopolioGNL3
Rentas permanentes a pesar de no existir distorsiones ni limitaciones legales a la entrada.

 

Estas rentas se podrían haber eliminar si se hubiera licitado la provisión de servicio. O se podrían extraer mediante impuestos a suma alzada, que no afectan las decisiones de la empresa.1 Otra alternativa sería separar la red de la comercialización del gas, como se hace en Inglaterra con el suministro eléctrico. Pero no veo un mecanismo natural para eliminarlas, que es algo que me preocupa del análisis.

¿No es este razonamiento aplicable a otros servicios regulados?

La segunda duda tiene que ver con el fundamento de la regulación tarifaria más generalmente. Tal como el gas se puede distribuir por medio de una red de distribución o de camiones con balones de gas, el agua se puede distribuir mediante  la red de distribución sanitaria o usando camiones aljibe. ¿Deberíamos eliminar la regulación del agua potable y dejar que el precio se determine por competencia con el agua transportada por camión aljibe?2

Acaso se pueda argumentar que este caso es distinto por la existencia de externalidades. Primero, porque la evacuación de aguas servidas y el tratamiento de aguas, servicios con externalidades, están asociadas a la distribución en red del agua potable. Dado que el uso de los dos primeros servicios no puede medirse fácilmente y genera externalidades sanitarias –son servicios que no pueden proveerse sin redes en zonas densamente pobladas–. Como necesitan un mecanismo de cobro , el agua consumida serviría para esto, y permitiría regular los otros dos servicios, que no enfrentan competencia. La alternativa de camiones aljibe solo es competencia, en tal caso, donde no existe alcantarillado. Segundo, habrían externalidades de congestión si esos servicios se brindaran usando camiones en una ciudad densamente poblada.

La pregunta es si eso es el motivo real para regular el precio del agua potable servido por red o si hay otro factor que no he considerado. Acaso ese motivo también sea aplicable al gas natural. Es decir, aún tengo esperanzas de descubrir alguna razón técnicamente aceptable para regular la industria del gas natural.

 

Continuará…

 

Notas:

1. No me parece que esto sea expropiatorio, porque la empresa estaría recibiendo un retorno normal a sus inversiones y al riesgo que enfrenta.Recordemos que en el artículo anterior la tasa r incorporaba todos los riesgos que la empresa imaginaba posibles, por lo que la zona achurada son rentas económicas puras en valor presente.

2. Se que existen áreas de concesión en que el servicio está regulado, pero estoy mirando esto como un problema regulatorio, es decir, estoy buscando las razones técnicas para que se use el mecanismo de áreas de concesión.

El argumento según el que el costo de proveer el servicio en zonas más alejadas es lo que permite la aparición camiones aljibe y que ellos no son competencia en zonas más cercanas significa considerar un caso en que el costo fijo de conexión F es creciente en el gráfico de más arriba. Y eso no cambia  el análisis que rechaza la regulación.

Sobre los directores de Codelco

R. Fischer

La ley es bastante clara en cuanto a los nombramientos de directores de Codelco, El artículo 8 letra c. de la Ley que rige a Codelco ordena que los directores serán elegidos entre ternas:

«Cuatro directores nombrados por el Presidente de la República, a partir de una terna propuesta para cada cargo por el Consejo de Alta Dirección Pública, con el voto favorable de cuatro quintos de sus miembros.»

Artículo 8°.- El directorio estará compuesto de la siguiente forma:

a) Tres directores nombrados por el Presidente de la República.1

Luego en el artículo 8A. señala entre los antecedentes que deben cumplir los directores:

Artículo 8° A.- Sólo podrán ser nombrados directores de CODELCO las personas que cumplan, a lo menos, con los siguientes
requisitos:

«… acreditar una experiencia profesional de a lo menos cinco años, continuos o no, como director,
gerente, administrador o ejecutivo principal en empresas públicas o privadas, o en cargos de primer o segundo nivel jerárquico en servicios públicos.»

Al examinar el cv de Oscar Landerretche, el nuevo Presidente del Directorio de Codelco, no me parece que cumpla, ni de cerca con estos requisitos. Lo más cercano que tiene es ser:

«Director Académico de la Maestría en Políticas Públicas de la Universidad de Chile y coordinador del Programa Conjunto en Políticas Públicas de la Universidad de Chile y la Universidad de Chicago.»

que me parecen lejanos al requisito de acreditar una experiencia profesional de al menos cinco años como director,
gerente, administrador o ejecutivo principal en empresas públicas o privadas. No es que esté impugnando las calificaciones intelectuales y académicas de Oscar, que son respetables, pero creo que sus antecedentes no satisfacen un requisito expreso de la Ley.

Para entender que esto no es una critica a Oscar, creo que ni siquiera Claudio Raddatz, que ha estado en cargos administrativos de mucho mayor jerarquía (y que fue mi alumno), cumple la condiciones de la Ley. Claudio es actualmente Director de la División de Política Financiera del Banco Central y anteriormente fue el jefe de estudios del Banco. En su caso, creo que ambos cargos satisfacen los requisitos de la Ley, pero no su antigüedad en ellos.

Otro caso es el de Dante Contreras, nombrado director en Codelco. Dante fue Director Ejecutivo del Banco Mundial entre 2008 y 2010, lo que me parece un cargo que satisface los requerimientos de la Ley, pero la duración es insuficiente, a menos que se considere que dirigir un  proyecto Fondap o ser director de un Diplomado califique en las definiciones anteriores.

Me sorprende y preocupa que personas nombradas en cargos de tanta visibilidad no cumplan con requisitos tan fácilmente verificables,  y que están definidos en la Ley. No es un problema por las personas, sino por lo que dice sobre la forma como opera el gobierno. Tal como la legislación contra conflictos de interés

«no pone[n] en tela de juicio el profesionalismo, la fibra ética ni la honestidad de quienes los tienen. «,

los requisitos para nombrar a un director de Codelco no significan que quién los incumple no es una persona talentosa y acaso pueda ser un excelente presidente del Directorio. Pero si una persona no satisface los requisitos establecidos en la Ley no puede ni debe ser nombrada en el directorio. Supongo que la Contraloría rechazará los nombramientos.

 Postscript

Los cambios se deben a que había leído mal una parte de la Ley. La Presidente puede nombrar tres miembros del directorio por derecho propio. Sin embargo, la parte esencial del artículo, es decir el no cumplimento de los requisitos legales para ser nombrado director, sigue tan válida como antes.

 

Nota:

1. En la versión original del posteo usé la letra c) del Artículo 8.