Variacioncompensada's Blog

Programa de concesiones de infraestructura | julio 17, 2010

El gobierno ha anunciado un gigantesco programa de concesiones. Al observar los numeros, es evidente que el dólar se ha desvalorizado, pues los montos asignados a proyectos que parecen relativamente poco importantes alcanzan a los cientos de millones de dólares. Asimismo, es poco probable que hayan muchos proyectos que se autofinancien, o que incluso llegien cerca de ello. Por ejemplo, los accesos a la ciudad de Iquique se estima costarán US$190 millones de dólares. Es poco probable que la concesión genere los recursos para pagar por el proyecto, por lo que recibirá un subsidio. ¡Las bases de licitación admiten incluso la posibilidad de un subsidio de 100% de la inversión estimada! En tal caso los ingresos del proyecto alcanzarían solo al mantenimiento, o tal vez ni a eso, si los costos están sobreestimados. Incluso los corredores segregados para los buses del Transantiago tienen valores más altos que los estimados en el pasado, que alcanzaban unos US$5MM/km, pero ahora alcanzan valores que doblan esa estimación.

Lo que se observa es que la mayoría de los proyectos generan pocos ingresos por peajes, y se deben sostener mediante subsidios. Pero en tal caso, es importante notar que ese subsidio, que se paga en forma diferida en la mayor parte de los casos, corresponde a deuda del Estado. En particular, en aquellos casos en que todos los ingresos probvienen del Estado, la justificación de la concesión no puede estar en un supuesto ahorro presupuestario, sino simplemente en que las concesiones son más eficientes en empaquetar construcción, operación y mantenimiento y que se completan a tiempo más a menudo.

Sin embargo, la literatura indica que en los casos de concesiones más complejas, como hospitales o cárceles, es más probable que los resultados sean peores que en casos más sencillos, como en el sector de transporte. En particular, hay problemas con el diseño de hospitales, que muchas veces sacrifican amenidades en pro de reducir costos. Asimismo, las concesiones introducen rigideces en el gasto, ya que se debe seguir pagando por infraestructura concesionada cuando se deben reducir gastos en el sector, en respuesta a una crisis (el caso del Reino Unido). Otro problema es la sensación de recursos ilimitados, que tienta a los ministerios a construir en exceso.

Por último, en el pasado el auge de las concesiones estuvo asociado a corrupción y a conflictos de intereses, que de ocurrir en esta ocasión serían más notorios, debido a las afiliaciones anteriores de miembros del MOP.

Anuncios

Dejar un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: