Links de hoy

Delación compensada

El primer caso de delación compensada por un cartel: compresores de refrigeradores.

La Fiscalía Nacional Económica (FNE) ha solicitado una multa de aproximadamente US$13 millones a Whirlpool, por colusión en el mercado de compresores utilizados en refrigeradores. El artículo de La Tercera da información adicional sobre este caso. Considerando que se importan aparentemente 400.000 compresores anuales, y que el precio aumentó en US12 desde 2004, el mayor costo para los productores nacionales de refrigeradores es de unos US$5 millones este año, si todo el aumento de costo puede acharcase al cartel.

En el caso de Chile, las firmas que operan en Brasil –el origen de los compresores utilizados por las empresas productoras de refrigeradores nacionales– y que son relevantes son Whirlpool y Tecumseh. Tecumseh confesó ante la FNE, por lo que la solicitud la exime de responsabilidad y no se pedirá una multa.

Según la solicitud, habría un cartel global del mercado de compresores que opera al menos desde 2004. Debido a que los compresores usados en refrigeradores son productos diferenciados, ponerse de acuerdo las alzas se hacían por categorías de productos y en porcentajes. Para ello, equipos geerenciales y jurídicos de las distintas empresas se reunían en lugares secretos (hay que leer la denuncia de la FNE, porque la evidencia que muestra es increíble).

Hay varios temas interesantes en este caso.

Primero, la investigación no partíó en Chile, sino que nos llegó de rebote. Según algunas comunicaciones recogidas en la denuncia, el cartel puede haber estado operando por más de doce años, y los mensajes mencionan que no es el único sector industrial en que esto ocurre. Además, los mensajes incluyen frases para apaciguar las conciencias de los involucrados como: esto no afecta a los usuarios, estamos haciéndolo para poder sobrevivir, estamos reflejando los aumentos de costos, etc. Va a ser interesante observar el monto de los castigos en otros países.

Segundo, la delación compensada induce una carrera entre las empresas para confesar, una vez que en algún país hay la posibilidad de que se descubra la colusión. Por lo tanto, a la FNE toda la información para su denuncia que necesita le llega de regalo.

Tercero, la delación compensada es muy efectiva, ya que probablemente la FNE no tenía ni siquiera una investigación en curso cuando les llegó la información casi lista para usarse en la denuncia. Es tan efectiva la delación compensada que hay a quiénes les preocupa que pueda usarse por algunas empresas para ponerle una trampa a la competencia. Pero es difícil falsear la acusación, porque se requiere presentar evidencia firme. Una de las ventajas de la delación compensada es que disuade los carteles: las empresas invitadas a participar en un acuerdo temen ser traicionada por las demás.

Cuarto, el mayor costo de los compresores dejaba en desventaja a la industria nacional, que debía competir con competidores integrados Coreanos que aparentemente no participaban en el acuerdo. Los Coreanos tal vez han escarmentado luego de algunos castigos enormes a sus empresas (que operan en varios sectores, algunos de los cuales han tenido multas enormes). Igual les conviene la cartelización de los productores de un insumo básico para sus competidores nacionales, porque les da una ventaja de costos.

Quinto, es probable que el cartel haya alentado la entrada de firmas chinas al mercado de los compresores, lo que ya estaba comenzando a ocurrir. Ello podria haber llevado a la disolución del cartel o a una reorganización de éste para acomodar a los nuevos participantes.

Sexto, el requerimiento de la multa es contra una firma basada en Brasil y que no tiene operaciones en Chile. ¿Está obligada por la Ley Brasilera a pagar la multa por un delito cometido en otro país? Incluso de ser así, ¿como pueden actuar los organimos antimonopolio contra la firma en Brasil? Este blog no tiene clara la operativa legal en estos casos.

Agua: ¿un nuevo derecho humano?

La diferencia entre derechos humanos aspiracionales y derechos humanos convencionales. El nuevo derecho al agua es un derecho aspiracional.

La Asamblea de las Naciones Unidas aprobó una propuesta boliviana que declara que el acceso a agua limpia es un derecho fundamental. A este blog le parece un ejemplo del populismo que tiende a afectar a ese organismo. Es claro el motivo político para la propuesta boliviana. El comienzo de las revueltas que eventualmente llevaron a Evo Morales al poder comenzaron con la expropiación de la empresa de agua potable recientemente privatizada que proveía a la ciudad de El Alto.

Este blog observa al menos dos problemas con este tipo de declaraciones. Primero, la multiplicación de derechos humanos hace que pierdan relevancia los derechos realmente importantes. ¿No es más esencial el derecho a la vida, a no ser torturado, que a solo tener acceso a agua que requiere ser hervida antes de poder usarla? Por supuesto, para las personas que solo disponen de ese tipo de agua la situación es dura, pero no para parece no comparable con perder la vida o con ser torturado. Al confundir las aspiraciones con los derechos humanos se diluye el concepto esencial.

Segundo, es difícil operacionalizar el concepto. ¿Cuánta agua y de que calidad se requiere para evitar violar los derechos de acceso al agua? Hay muchos países, incluyendo Bolivia, que violan gravemente este nuevo derecho humano (de acuerdo al Banco Mundial, un 14% de la población de Bolivia no tiene acceso a agua potable). ¿De quién es la culpa?

Suena bien considerar el agua como un derecho, tal como el derecho al trabajo, el derecho a vivir en un ambiente sin contaminación y otros muchos derechos que se pueden denominar derechos aspiracionales. Pero es claro que hay culpables de violaciones a los derechos humanos convencionales (responsables de torturas y asesinatos, por ejemplo), pero ¿quién es el culpable de violar los derechos humanos aspiracionales? En ese sentido es que hay una diferencia entre los dos conceptos de derechos.

En el caso de los derechos aspiracionales, solo se puede culpar a la sociedad. Es por eso, tal vez, que grupos que quieren cambiar la sociedad desean incorporar derechos humanos aspiracionales, porque así validan la lucha contra una sociedad injusta porque viola estos derechos.

Un gráfico histórico de los precios de las viviendas en EE.UU.

La siguiente figura, del New York Times, muestra la magnitud de la burbuja en el precio de las casas en EE.UU. También es interesante comprobar que, a grandes rasgos , y salvo por las burbujas y las crisis, el precio de las viviendas en el muy largo plazo es relativamente constante. O al menos podría serlo si se sigue la trayectoria proyectada por el autor de la Figura.