Variacioncompensada's Blog

Políticas rurales | octubre 22, 2010

Nuestro país, al igual que muchos otros, tiene múltiples mecanismos para subsidiar la ruralidad. Los subsidios para los habitantes de zonas rurales van desde el apoyo de INDAP a los pequeños agricultores, hasta subsidios a la electrificación, al agua potable, y muchos otros. Debido a las mayores dificultades de proveer estos servicios en zonas rurales, el costo del subsidio al agua potable en un villorrio perdido en un valle de la IX Región es mucho mayor que un subsidio al agua potable en alguna de las grandes ciudades.

El objetivo de estos subsidios es mejorar la situación de la población que vive alejada de las ciudades, pero la pregunta es: ¿por qué queremos subsidiarlos para que sigan viviendo en esos parajes? Poco más de un 13% de la población vive en zonas rurales, un número bajo comparado con nuestro pasado, pero alto al compararlo con países desarrollados, en que la población rural es menor al 5%.

La mayor parte de nuestros habitantes rurales se dedican a la agricultura, muchos de ellos en terrenos pequeños y poco productivos. A medida que las ciudades se desarrollan y sus habitantes se hacen más ricos, los ingresos de los habitantes del campo quedan rezagados, ya que la abundancia laboral se traduce en una baja productividad laboral. Dado que por razones políticas y de equidad no es aceptable que la población rural tenga ingresos mucho menores que el resto de los ciudadanos, se los debe subsidiar.

El problema es que los subsidios rurales desincentivan las migraciones a las ciudades, y la población campesina no se reduce. Esto mantiene un número excesivo de personas trabajando en agricultura, condenándolos a ingresos bajos y a la dependencia de subsidios. Los salarios subirán solo si se reduce la cantidad de trabajadores rurales, obliganbdo a los empresarios agrícolas a mecanizar los procesos productivos. Por lo tanto, parece más razonable una política de subsidios que facilite el desplazamiento de los habitantes del campo a las ciudades. Desde ese punto de vista, la política de entregar tierras a los pueblos originarios es errónea: las políticas correctas son educacionales, de apoyo a su cultura, de apoyo a empresarios mapuches y de otras etnias, y otras similares. Lo que se necesita es facilitar la transición a las ciudades y no entregar tierras que los mantengan en la pobreza porque son bienes que no se pueden vender.

¿Significa esto que se debería despoblar el campo? Por supuesto, ya que solo así se puede resolver el desequilibrio entre las ciudades y las zonas rurales. Esto tiene un costo estratégico en términos de reducir la población cercana a las fronteras, pero para ello es preferible diseñar un esquema de subsidios dirigidos (y provenientes del presupuesto de Defensa) para atraer habitantes que se instalen cerca de las fronteras.

Un aumento de la migración a las ciudades no tendría las consecuencias del pasado, con sus poblaciones callampas, ya que la los habitantes rurales ahora representan un bajo porcentaje de la población total y porque somos más ricos, lo que permitirá acomodar mejor a los nuevos habitantes de las grandes ciudades. La migración haría crecer las ciudades, especialmente las de mayor tamaño. Esto es positivo, pese a la mayor centralización, porque las grandes ciudades son más productivas que las pequeñas. En ellas la aglomeración genera más intercambio de ideas e innovación. Son también ecológicamente menos destructivas: aunque sus alrededores están más intervenidos por el hombre, al concentrarse la población, dejan grandes espacios rurales despoblados y por lo tanto con menores efectos de la intervención humana. En resumen, hay múltiples factores para repensar nuestras políticas de subsidios a la ruralidad: deberíamos transformarlos en subsidios a la movilidad.


Publicado en Economía política

Dejar un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: