Variacioncompensada's Blog

Zapatero, el Reagan europeo | diciembre 5, 2010

Uno de los momentos definitorios del gobierno de Reagan fue su respuesta al paro de los controladores aéreos. Reagan puso a los controladores de la fuerza aérea en su lugar, y los echó a todos. Los controladores aéreos habían chantajeado a la persona equivocada. Desde ese momento, los sindicatos fueron más cuidadosos. Los ex-controladores trataron de volver al trabajo pero no se los recontrató: los controladores de las fuerzas armadas permanecieron hasta que se entrenaron nuevs controladores civiles.

Zapatero aparece como un pésimo émulo de Reagan. Un primer ministro sin ideas interesantes (al menos este blog no conoce ninguna), más bien blandengue y con buenas intenciones, habría sido un gobernante aceptable en un período tranquilo. En este sentido su perfil es similar al de Bachelet, cuyo gobierno tampoco tuvo muchos avances, salvo en aumentos de gasto. Afortunadamente para Bachelet, esos gastos pudieron ser financiados por el buen precio del cobre y un manejo macroeconómico que resistió las presiones para aumentar el gasto . Pero Zapatero tuvo peor suerte y la situación económica de España significa que debe tomar medidas que evidentemente no le gustan.

La huelga de los controladores aéreos en España supuestamente no es organizada por el sindicato. Los trabajadores avisan que están enfermos y no van al trabajo. La respuesta del gobierno ha seguido los pasos de Reagan: los controladores fueron reemplazados por controladores de la fuerza aérea y el gobierno amenaza a los controladores con declarar un estado de emergencia y enviarlos a la justicia.

La huelga se debe a que el gobierno planea aumentar sus horas de trabajo, que son tan pocas que han creado escándalo en el público, especialmente en un momento de en que gran arte de la población vive problemas económicos. Si Zapatero tuviera coraje, seguiría el patrón de Reagan: les daría una advertencia y luego echaría a los que no dejan la huelga.

El punto no es que los sindicatos sean malos, pero es inaceptable que un grupo pretenda chantajear al resto de la sociedad. Lo mismo se aplica para huelgas en otros servicios esenciales. La ciudadanía debe ser más activa en rechazar las acciones de estos grupos organizados, especialmente en el caso de servicos irremplazables del gobierno.

Update: Zapatero ganó, al menos por el momento: los controladores aéreos españoles volvieron al trabajo.


Publicado en Economía laboral

Dejar un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: