Variacioncompensada's Blog

Equidad horizontal y el FUT

mayo 18, 2014
Dejar un comentario

R. Fischer

La equidad vertical que persigue el gobierno se consigue aumentando los impuestos a quienes tienen mayores ingresos. Esto en si mismo, no requiere eliminar el FUT: se pueden elevar los impuestos a las empresas y cerrar los forados del FUT. El argumento para eliminar el FUT es que no hay equidad horizontal, pues los trabajadores dependientes que tienen altos ingresos no pueden retrasar el pago de sus impuestos, a diferencia de los que tienen empresas y FUT. Por lo tanto, pagan más impuestos, pese a tener el mismo ingreso: no hay equidad horizontal.

Es interesante examinar por lo tanto cuántas son las personas potencialmente afectadas por la falta de equidad horizontal. Por definición, esto solo podría aplicarse a quienes tienen una tasa marginal de más del 25%, porque los demás pagarán menos que la futura tasa de las empresas, que será de 25%.

TABLA DE IMPUESTO GLOBAL COMPLEMENTARIO VIGENTE PARA EL AÑO TRIBUTARIO 2014

Tabla del impuesto global complementario de 2013

Calculemos entonces la tasa efectiva que pagan distintos grupo. Para ser comparables, debemos considerar que las personas de ingresos altos ahorran usando instrumentos que reducen sus impuestos. Mi supuesto es que las personas que están en la tasa más alta ahorran el APV completo (unos $14MM/año), que los que están en el grupo inmediatamente inferior  ahorran la mitad del APV y que el grupo con tasa de 30.4% no usa el APV para ahorrar. Esto, pese a que tienen ingresos que están sobre el 90% de la población, pero así refuerzo mi argumento.

TaxPaidcrop2

Tasa de impuesto pagado distintos grupos correspondienttes a categorías de la tasa marginal.

Se pueden discutir los supuestos y se trata solo de un ejemplo, pero lo que es claro del cuadro es que si los trabajadores dependientes usan el APV para ahorrar, su tasa de impuestos no es diferente de la que pagarían las empresas bajo un impuesto de primera categoría de 25%.

Concluyo que los trabajadores dependientes que pagan más del 25% (y que por lo tanto sufren de inequidad horizontal) deben tener ingresos superiores a $73MM al año  (haciendo los cálculos, una persona con ese ingreso que aprovecha el APV paga 24.2% como tasa total). Es decir, son personas que están en la tasa marginal del 40% del global complementario.

Conclusión

¿A dónde va mi argumento? Solo unas 24.000 personas tenían un global complementario superior al límite del 40%, es decir, menos del 1% de los contribuyentes. Muchos de ellos tienen empresas  y por lo tanto la inequidad horizontal no les afecta.1 Por lo tanto, quíenes son afectados por la inequidad horizontal representan menos del 1% de los contribuyentes. 

Concluyo que el argumento para eliminar al FUT se basó en que bastante menos de un 1% de los contribuyentes se veía afectado por la inequidad horizontal. Raro que se experimente con un cambio tan radical para proteger a un grupo pequeñisimo de contiribuyentes de altos ingresos.

Notas:

1. El hecho que solo 24.000 contribuyentes declaran ingresos superiores a  $ 73MM muestra que el FUT, e impuestos internos tienen importantes forados. Esto es un escándalo, porque hay un número muy superior de familias que consumen a tasas que los pondrían en este grupo. Entre el mecanismo de renta presunta y la falta de supervisión eficiente del consumo se omiten decenas de miles de contribuyentes de altos ingresos. Estos consumen más que el límite de la tasa del 40%, pero no pagan los impuestos que deberían. Esto debería corregirse eliminado y mejorando la supervisión del SII, pero no es un argumento para eliminar el FUT.

 


Sobre un detalle de la Agenda pro Crecimiento

mayo 17, 2014
Dejar un comentario

R. Fischer

No he estudiado en detalle la Agenda pro Crecimiento anunciada ayer, así que no puedo comentarla. Sin embargo, un detalle de la propuesta me trajo un recuerdo.  La propuesta, que incluye una componente de innovación, considera que más de un cuarto de los recursos estarán destinados a ENAP.

PozopetroleroChercan1

Pozo petrolero Chercan 1. Una escena poco común en Chile.

En si mismo esto no es necesariamente malo (dependiendo de como se usan los recursos), pero me recordó un punto que hacen  Noland y Pack en un artículo publicado en un libro de la serie Banco Central, Análisis y Políticas Económicas del Banco Central. En el artículo examinan las políticas industriales de Japón, Taiwan y Corea del Sur, países que supuestamente representan  cómo se deben realizar  estas políticas. Señalan que en Japón:

“… the declining sectors of agriculture, forestry, fishing, and coal mining typically account for 90 percent or more
of direct on-budget subsidies in the period after 1955,..”

Más aún, el cuadro No. 2 del artículo muestra que el sector minero y carbón recibió subsidios equivalentes a un 10,74% (1968), el 14,76% (1976) y el 8,08% (1984) de la inversión realizada en esos sectores.

En Japón se usaron subsidios de desarrollo productivo para apoyar industrias moribundas. Me recuerda al subsidio a ENAP, que casi no tiene hidrocarburos ni futuro.

Una mina de oro japonesa abandonada2

Una mina de oro abandonada en Japón. ¿Cuántos subsidios de desarrollo productivo habrá recibido?

 


Los otros pueden tener razón

R. Fischer

Una de las razones que explica la polarización política que está viviendo el país tiene su origen en un problema de este gobierno y sus técnicos. Dada su amplia mayoría parlamentaria, han confundido el mandato que han recibido para cumplir objetivos generales: aumentar los impuestos, más gasto social, más equidad; con un mandato a hacerlo a rajatabla, sin dialogar con el resto de la sociedad.

ArenasDefiendeReforma

El ministro Arenas defendiendo su proyecto tributario

Esto se refleja en el concepto infantil que descarta una opinión por su origen, sin evaluarla según sus méritos. Es decir, una crítica de la oposición, o del empresariado, es considerada como inválida simplemente por su procedencia. El gobierno llegó al extremo de pagar por una campaña publicitaria que hacía explícita esta visión primaria del mundo.

La forma inteligente de evaluar  una critica de una parte interesada no es descartarla, sino que i) considerar que proviene de una parte interesada, por lo que se la debe examinar con más prudencia que si proviniera de una fuente imparcial, ii) tratar de rebatir los argumentos, demostrando sus debilidades, independientes de la procedencia de las ideas, y iii) si la crítica tiene aspectos que están bien fundamentados, se los debe tomar en cuenta y modificar la propuesta para hacerse cargo de ellos y no responder con frases hechas. Y sin embargo, esto último es lo que ha hecho el gobierno.

La reforma tributaria

El caso más claro es la reforma tributaria.1 Hay muchos argumentos técnicos a favor de mantener el FUT, cerrando sus espacios de evasión. Se sabe ahora que la idea de eliminar el FUT fue elaborada por un pequeño grupo de técnicos de una campaña electoral sin mucho futuro.2 La propuesta tributaria de ese pequeño grupo no fue sometida a un examen  crítico durante la campaña electoral porque su candidato quedó eliminado rápidamente.  Fue la propuesta adoptada finalmente por el gobierno, probablemente porque la Nueva Mayoría no tenía una propuesta detallada en el ámbito, que requiere especialistas. El problema es que no se discutió suficientemente, por lo que no se advirtieron sus deficiencias. Solo ahora, en que el gobierno la envía como proyecto de Ley, comienzan las críticas a sus debilidades y costos.

CampañaReformaTrbutaria

La campaña del gobierno: las críticas no tiene validez porque provienen de las partes interesados.

El gobierno debe recordar que el electorado que votó por un alza de impuestos no lo hizo por una forma específica de implementarla (¿Cuántos saben que es el FUT?), por lo que no se falta a una promesa si se buscan alternativas que eleven los impuestos sin los inconvenientes del proyecto actual. Hacienda, sin embargo, ha optado por no aceptar las críticas y defender el proyecto, argumentado que los que lo critican son los afectados y por lo tanto sus argumentos son ipso facto inválidos. Se comprende la crispación política que eso produce en la sociedad.

Una respuesta insuficiente a las críticas

Esto es especialmente grave si además, algunos de los datos usados por el gobierno son, por decirlo elegantemente, manejados con arte. Cuando señalan, por ejemplo, que el 95% de las empresas no verá cambios, seguramente están pensando en las empresas descritas recientemente por Pablo Sanguinetti en una columna en el Financial Times. Quizás la mitad o muchas más de ese 95% son empresas que no tienen capacidad de crecer, que no son productivas, y cuyos propietarios preferirían un trabajo estable en una empresa de mayor tamaño.3 Es decir, son empresarios porque no han conseguido empleos formales. Estas empresas no se verán afectadas por las reformas, pero eso no dice nada sobre su impacto productivo real.

El impuesto lo pagará el 1

Tal vez lo pagará, pero a cambio la universidad será gratuita para sus hijos….

En el 5% restante hay muchas empresas pequeñas y medianas que si son productivas, pero que enfrentan límites al endeudamiento. Además son empresas que a menudo tienen grandes variaciones en sus ingresos y utilidades, que perderán la posibilidad de suavizar lo que pagan en impuestos. Si no me equivoco, no podrán aplanar sus impuestos: si un año ganan mucho, y el otro ganan cero, la tasa sera un 35% sobre sus ingresos (los del primer año). Otra empresa o individuo que recibe el mismo ingreso promedio, pero en forma constante, enfrentaría una tasa menor. Estos problemas indican las deficiencias de la propuesta, debido a los problemas conceptuales en su origen.4

 

 

Notas:

1. Mi humilde e ingenua propuesta tributaria sería elevar las tasas al 25% y reducir los espacios de evasión. Para ello  a) aplicaría el 35% a todas las platas FUT que salen del país, cerrando una forma de evasión. b) Revisaría cuidadosamente y castigaría los gastos personales cargados a las empresas, c) cobraría efectivamente el impuesto a la herencia y revisaría como limitar las transferencias inter vivos, d)  de la propuesta del gobierno mantendría la idea de verificar que las proporciones en que se retiran los ingresos de las sociedades corresponden a las participaciones accionarias que tienen los que retiran. Tal vez hayan otros puntos adicionales  que reducirían la evasión y que puedan complementar estas ideas.

2. Son buenos técnicos, pero justamente porque la campaña iba al fracaso, su propuesta tributaria no fue examinada con atención por los especialistas tributarios, que habrían advertido sus problemas. Es decir, fue una propuesta elaborada, para todos los efectos prácticos, entre cuatro paredes. Propuestas complejas como ésta requieren ser discutidas con mucho cuidado por especialistas. Algo que evidentemente no se hizo.

3. Para ser imparciales, la derecha ha hecho mucho hincapié en estos empresarios como si un aumento en su número fueran necesariamente beneficioso. La columna de Sanguinetti es buena buena crítica de esta visión optimista.

4. En eso se parece a la reforma al binominal. Aquí hay otra propuesta que no tiene una base conceptual sólida que la guíe, y por eso se ve parchada y con un Senado que se asemeja a una Cámara de Diputados.

 

 


El Ministro Arenas y los datos

abril 10, 2014
Dejar un comentario

R. Fischer

Hoy vi una noticia en el Mercurio que me dejó una pésima impresión. El Ministro de Hacienda realizó una presentación ante la Comisión de Hacienda de la Cámara usando datos adulterados. Puedo entender que, si un Ministro debe realizar una presentación y se topa con dos estudios similares que llegan a conclusiones distintas, elija mencionar el que le conviene y omitir el otro.  Eso está dentro de las reglas del juego político, aunque sería inaceptable en un académico.

Pero acá se trata de algo mucho peor: el Ministro o alguien de su entorno (en cuyo caso el Ministro debería dar las explicaciones y despedir a la persona) borró cifras que contradecían el argumento que estaba haciendo ante parlamentarios. Es decir, se trataría de una mentira activa. ¿Cómo creerle en el futuro a un Ministro que altera datos en una presentación ante el Congreso?

MinistroArenasDatos041014

En la presentación se usó el gráfico de la izquierda, eliminando en forma burda el dato que corresponde a 2010. El dato correspondiente a 2010 mostraría claramente que la máxima carga tributaria se alcanzó en 2000. Los ingresos siguieron subiendo pese a que la carga tributaria cayó.

Me parece que este caso, así como las críticas de la Ministro de Salud a los hospitales concesionados (uno puede criticar legítimamente la idea de hospitales concesionados, pero la manipulación de las cifras o el uso de datos no validados para argumentar no cabe en esa categoría) muestra un dogmatismo preocupante. Este parece ser un gobierno formado por personas que están dispuestas a alterar la verdad para poder llevar a cabo su programa. Veo mal el futuro cuando el Ministro de Hacienda es un símbolo de esas prácticas.

Hume, ¿el primer socialdemócrata?

noviembre 12, 2013
Dejar un comentario

R. Fischer

DavidHume

David Hume, 1711-1776.

David Hume, quién vivió en el siglo XVIII, tiene el siguiente párrafo en su ensayo sobre El Comercio (Ensayos morales, políticos y literarios):

“It will not, I hope, be considered as a superfluous digression, if I here observe, that, as the multitude of mechanical arts is advantageous, so is the great number of persons to whose share the productions of these arts fall. A too great disproportion among the citizens weakens any state. Every person, if possible, ought to enjoy the fruits of his labour, in a full possession of all the necessaries, and many of the conveniencies of life. No one can doubt, but such an equality is most suitable to human nature, and diminishes much less from the happiness of the rich than it adds to that of the poor. It also augments the power of the state, and makes any extraordinary taxes or impositions be paid with more chearfulness. Where the riches are engrossed° by a few, these must contribute very largely to the supplying of the public necessities. But when the riches are dispersed among multitudes, the burthen feels light on every shoulder, and the taxes make not a very sensible difference on any one’s way of living.”

“Add to this, that, where the riches are in few hands, these must enjoy all the power, and will readily conspire to lay the whole burthen on the poor, and oppress them still farther, to the discouragement of all industry.”

Trataré de traducirlo en forma libre, intentando preservar sus ideas. Hume escribe que tal como es valioso para un país disponer de muchas artes mecánicas (es decir, actividades de manufacturas e industrias), también es ventajoso que haya un gran número de personas que reciben los productos de esta industria. Una diferencia demasiado grande entre los ciudadanos debilita los Estados.  Toda persona, en lo posible, debería gozar los frutos de su trabajo, permitiéndole adquirir sus necesidades básicas, así como también cosas que le dan confort y comodidad a la vida. Nadie puede dudar que esa igualdad es la más adecuada a la naturaleza humana y que reduce mucho menos la felicidad del rico de lo que le añade a la del pobre.

Esta mayor igualdad aumenta el poder del Estado, y facilita el pago de los impuestos. Cuando la riqueza está concentrada en unos pocos, éstos pocos son los que más deben contribuir a solventar las necesidades públicas, y se opondrán a éstos. Cuando la riqueza está distribuida entre la multitud, esta carga se siente como algo muy leve, y los impuestos no alteran la calidad de vida de las personas.

Además, cuando la riqueza se concentra en pocas manos, elles ostentarán todo el poder, y conspirarán para traspasar toda la carga a los pobres, oprimiéndolos aún más y desanimando todos los esfuerzos para mejorar su situación.


Eliminación del FUT

octubre 30, 2013
Dejar un comentario

R. Fischer

No soy un experto en materia tributaria, por lo que es probable que los comentarios que siguen muestren un deplorable número de errores. Pese a ello, hay principios generales en materia de políticas públicas que son aplicables a la teoría impositiva. Uno de ellos es que es deseable que la estructura de las políticas públicas esté basada en principios generales consistentes y no que sea un conjunto de medidas arbitrarias adoptadas porque buscan alcanzar un objetivo.

El problema de este segundo enfoque, que podemos llamar anárquico, de las políticas públicas es que al no tener una consistencia interna, es fácil que una propuesta introduzca fenómenos perversos que a primera vista parecen ser de segundo orden pero que adquieren relevancia una vez implementada la medida. Además, el enfoque anárquico no ofrece una guía sobre como corregir estos efectos de segundo orden, por lo que se adoptan correcciones adicionales que hacen cada vez más complejo entender los efectos de cada medida sucesiva. Esta larga introducción es para explicar porqué me parece errónea la idea de eliminar el FUT, sin referirme a las consecuencias –buenas o malas–, de un aumento en la recaudación impositiva.

FUT2

El FUT

El sistema tributario chileno tiene una virtud: es consistente lógicamente: son las personas las que pagan los impuestos, por lo que las utilidades retiradas de las empresas descuentan los impuestos ya pagados por ésta. Esto es lógico, porque de otra forma habría una doble tributación de esos ingresos. Esto generaría una distorsión productiva. Una consecuencia es que sería preferible para las empresas endeudarse (un costo deducible) que usar capital propio para inversiones.

El FUT aparece porque no siempre se retiran las utilidades de las empresas año a año. Esto puede ocurrir porque la inversión planeada es importante, y requiere acumular recursos durante varios años, o porque la empresa teme que en el futuro mediano sus perspectivas son malas (tal vez teme una crisis en su sector) y desea mantener reservas para sobrevivir el período difícil, o porque sus propietarios desean suavizar la variación en sus ingresos en el tiempo por motivos tributarios.1 Todos estas son razones legítimas para mantener utilidades en la empresa por períodos más o menos largos, y el FUT es un mecanismo que permite que esas utilidades no sean sujetas a doble tributación.

El FUT básicamente es un mecanismo para recordar los impuestos a las utilidades que pagó la empresa sobre esas utilidades acumuladas. Por lo tanto, es un saldo impositivo a favor de los propietarios de las empresas, que pueden utilizar cuando retiren las utilidades, o incluso es un valor que se puede transferir si la empresa se vende.2 Mirado así, no hay nada malo con el FUT y es más bien un mecanismo que se integra correctamente con nuestro sistema impositivo, manteniendo su consistencia.  Como muestro más adelante, eso no ocurre con propuestas alternativas.

Problemas del FUT

El problema del FUT no es su consistencia lógica, sino que la forma en que ha sido implementado.3 Aparentemente, es muy fácil retirar utilidades acumuladas aprovechando el FUT para no pagar más allá del 20%  (o menos). que pagan las empresas sobre sus utilidades. Aunque el actual gobierno hizo algunos esfuerzos para modificar las leyes tributarias y eliminar algunos de los resquicios del FUT, sus esfuerzos fueron anémicos y ante la oposición de tributaristas y de empresarios que se benefician de las reglas actuales, abandonaron el intento.

En esas condiciones es difícil aumentar los ingresos impositivos, porque una parte importante de la potencial  base tributaria (las utilidades no retiradas de las empresas) quedan fuera del alcance de un alza de impuestos. Es por ello que se desea modificar el sistema, eliminando el FUT. Me parece que es un error; lo que se debe modificar son las reglas que se usan en el FUT de manera de evitar la evasión y la elusión indeseada.

FUT!

Porqué no eliminar el FUT

Para entender porque eliminar el FUT es un error, consideremos otro mecanismo de evasión y elusión impositiva: los gastos de las empresas. Muchos empresarios aprovechan los gastos de la empresa para cubrir gastos personales (por ello muchos, al combinarlo con utilidades no retiradas pagan menos del 20% del impuesto a los ingresos). Pero nadie concebiría que lo que debe hacerse es eliminar el descuento del gasto de las empresas y tributar sobre los ingresos. Un buen sistema impositivo trata de fiscalizar y castigar cuando se cargan gastos personales a las empresas, así como intenta eliminar los resquicios usados por empresarios que  eluden la obligación de separar los gastos personales de los gastos de la empresa.

Lo mismo debe hacerse con el FUT, cambiando las reglas que permiten la elusión y facilitan la evasión, pese a la oposición de los tributaristas y otros que se benefician del sistema de resquicios actual. Es una tarea más difícil que eliminar el FUT, pero solo así puede mantenerse la consistencia del sistema impositivo.

Problemas de las alternativas

Al eliminar el FUT, se hace más difícil que la empresa invierta con sus propios recursos, por lo que, en compensación, se ha propuesto la depreciación instantánea de los activos, lo anularía el efecto negativo de la eliminación del FUT sobre las inversiones, El problema es que la propuesta es inconsistente, en el sentido de ser una medida que persigue un objetivo único (no perjudicar las las inversiones)  sin considerar el contexto impositivo más general.

Al asimilar el gasto corriente de una empresa con sus inversiones (al ser la depreciación instantánea) se introducen distorsiones en el sistema económico cuyos efectos no comprendemos (ni siquiera me gusta la depreciación acelerada por el mismo motivo). Cuando éstas aparezcan, habrá que corregirlas con otras medidas inconsistentes, que darán origen a nuevos problemas, mientras los tributaristas se hacen más ricos.

Otro ejemplo de los problemas de eliminar el FUT es el de las sociedades anónimas en que no se reparten dividendos: un accionista minoritario se verá perjudicado pues debe pagar impuestos sobre ganancias que no ha retirado, algo que no ocurre con el FUT. Corregir esa distorsión introducirá nuevos problemas, y así sucesivamente. No corregirla tendrá un impacto negativo sobre los mercados bursátiles y sobre la capacidad de las firmas de financiarse mediante aumentos de capital.

Conclusión

Tal vez por mi formación, prefiero los sistemas de reglas consistentes, porque sirven como guías que disciplinan las políticas públicas. Una vez que eso se pierde, todas las propuestas son aceptables, y campea el lobby. Es por ello que creo que es un error eliminar el FUT,  a diferencia de modificar las reglas de aplicación que permiten que muchos empresarios paguen muchos menos impuestos de los que corresponderían.

Nota:

1. Existen también razones menos legítimas para acumular utilidades no retiradas, que examinaremos más adelante.

2. No se cual es la regla del SII aplicable a estas ventas, pero parece de toda lógica que,si una parte de la ganancia de capital en la venta no tributa eso no puede extenderse a la parte de la ganancia se capital asociada al FUT. Es decir, si las ganancias de capital puras estuvieran exentas, y si estas ganancias de capital incluyeran un X% de FUT, ese X% de la ganancia de capital no debería estar exenta. De otra forma habría una doble exención, lo que sería icnonsistente con el modelo impositivo.

3.  Aquí entro en la parte tributaria que no entiendo bien.

4. Los tributaristas saben que cualquier alternativa  (que necesariamente será inconsistente con un sistema integrado) será un terreno fértil en resquicios, por lo que su oposición a eliminar el FUT será menor que a mejorarlo.


Más sobre el crecimiento en China, y lo que significa para Chile

julio 23, 2013
Dejar un comentario

R. Fischer

Hace poco escribí un comentario sobre un artículo de Krugman que analizaba los problemas que enfrenta china debido a su exceso de inversión. Según Krugman, en China han comenzado a subir los precios del factor trabajo, por lo que no se puede continuar con la política de promover la inversión y es necesario rebalancear la economía hacia más consumo. Según Krugman,  esto podría ser difícil, y en tal caso el mundo está en problemas.

Shanghai2

Shanghai Tower

En un articulo hoy en el Financial Times, Yukon Huang afirma que Krugman está equivocado, Según el autor, China está siguiendo la estrategia de Japón, Taiwan y Corea para evitar la “Trampa de los Ingresos Medios” que ha afectado a los países latinoamericanos y les ha impedido alcanzar el desarrollo. También esos países asiáticos comprimieron el consumo hasta que alcanzaron altos niveles de ingreso y solo entonces rebalancearon sus economías hacia más consumo.

Dado un rápido crecimiento generado por altas tasas de inversión y ahorro en el trío de países asiáticos, las personas percibían un aumento en su bienestar pese a que solo percibían una fracción pequeña de los frutos del crecimiento, y no estaban descontentas. Solo más tarde se relajaron las restricciones y se permitió que los ciudadanos pudieran recibir una fracción mayor del producto nacional. Es una explicación del desarrollo de esos países que me parece razonable. Sin embargo, me pregunto si el mundo tiene la capacidad de absorber la producción de una China que sigue ahorrando a tasas tan elevadas, ya que China es mucho mayor que Japón.

¿Porqué no podemos usar esta estrategia de crecimiento en América Latina? Creo que la dificultad es que debido a nuestra abundancia de recursos naturales, la distribución de riqueza es mucho más desigual. Por lo mismo, las presiones redistributivas son mayores, y esto significa consumir más y por lo tanto rebalancear nuestras economías demasiado temprano, con lo que la fase de crecimiento rápido se detiene. Es lo que está pasando ahora en Chile.1

MineraEscondida

Minera Escondida

¿Y porqué no nacionalizar los recursos naturales para así reducir la desigualdad? Ahí los problemas de incentivos asoman su cabeza: una economía con muchas empresas de recursos naturales estatales –especialmente en democracia– va a ser ineficiente,  por lo tanto también crecerá menos. Nuevamente, no salimos de la trampa de ingresos medios.

DistIngresos

Desigualdad de ingresos

Creo que hay solo dos posibilidades para un país como Chile. La primera es que los líderes políticos del próximo gobierno le mientan a la población y retrasen el proceso redistributivo que han prometido por una media década. Es el tiempo necesario para que Chile alcance el umbral de ingresos de un países desarrollado, a tasas de crecimiento similares a las actuales.

Alternativamente, el gobierno podría usar la misma política, pero siendo sincero: y convenciendo al país que el desarrollo implica una alta tasa de ahorros y que la redistribución solo podrá tener lugar en los mismos cinco años. Prefiero esta alternativa, pero ¿osaría algún gobierno hacerlo? De otra forma, es posible que sigamos en la trampa de ingresos medios por mucho tiempo  con el costo que eso significa para el futuro.

Nota:

1. El FUT, por ejemplo, es un fuerte incentivo al ahorro y la inversión. Eliminarlo significa crecer menos en el largo plazo y por lo tanto contribuye a la Trampa de los Ingresos Medios. Una alternativa es la de A. Velasco: eliminar la distorsión que significa ser un préstamo sin interés del Fisco que tiene el FUT actual, cobrando por el préstamo implícito que contiene. Pero lo que China tiene (y Japón, Corea y Taiwan tenían) son subsidios aún más importantes a la inversión. Es decir si se quiere seguir la estratega de esos países debería mantenerse algo como el FUT –eliminando los trucos por los que el FUT permite consumir sin pagar impuestos–.


Algo más sobre Beyer, el SII y los estudiantes

abril 28, 2013
Dejar un comentario

R. Fischer

Creo que el Senado faltó a sus obligaciones como jurado en el caso Beyer, tal como lo piensan muchas personas. Destituimos sin motivos a un excelente Ministro (probablemente el mejor en décadas) porque buena parte del congreso se somete vergonzosamente a la dictadura de los dirigentes estudiantiles.1  Fue una muestra de los peores aspectos de la política.

Pero mi tema es otro. No puedo entender porque Harald Beyer fue defenestrado por no verificar que las Universidades eran sin fines de lucro. Habría pensado que la responsabilidad por esta verificación recae en el Servicio de Impuestos Internos. En mi esquema, el SII, luego de un examen de los libros de las universidades, denunciaría la existencia de lucro (encubierto) al Ministerio de Educación, que habría tenido que tomar medidas ante una información creíble y proveniente de una fuente oficial.

Mi escasa experiencia en una corporación académica sin fines de lucro es que las revisiones del SII son exigentes. El SII impone todo tipo de restricciones a lo que se puede hacer con los recursos recibidos (en particular, los contratos con partes relacionadas son sometido a un estricto examen para que los recursos no escapen por ahí). ¿Por qué no estaban las universidades, en esta materia, supervisadas  SII? Que conste que esto es una pregunta aplicable a los directores del SII de los últimos 20 años, al menos.

Una segunda dificultad con el lucro en educación es la siguiente. Supongamos que una persona iluminada tiene un proyecto novedoso de universidad (sin fines de lucro). Dado que require recursos, acude a un banco para conseguir financiamiento. Supongamos que –milagrosamente– el banco le ofrece un crédito para construir las instalaciones, pero le pide una tasa elevada para compensar por el riesgo de este proyecto. En tal caso, el pago del crédito sería completamente razonable y la alta tasa de interés no indicaría que hay lucro.

Supongamos ahora que el banco rechaza financiar el proyecto porque es muy riesgoso. Un amigo del iluminado se compadece de su situación y accede prestarle los recursos que necesita, pero le pide que se los devuelva con el interés correspondiente, incluyendo el pago por el riesgo del negocio (igual que el banco en el caso de más arriba). Para ello, establecen un contrato entre la universidad y el generoso amigo.

De acuerdo a los parámetros usados para identificar lucro, ¿sería esto un contrato aceptable? Porque si no lo es, será imposible crear nuevas universidades.  Si los dirigentes estudiantiles consiguen su propósito de eliminar el lucro en toda la educación, este criterio impediría crear nuevos colegios y jardines infantiles. ¿Es esa limitación al derecho a una educación libre lo que desean los estudiantes? ¿O es que la igualdad-homogeneidad es más importante que la libertad?

Mi conclusión es que los dirigentes estudiantiles aprovechan estos slogans (“abajo el lucro”) por su atractivo superficial, sin reflexionar  más profundamente sobre sus consecuencias. Me recuerdan a Boouvard y Pecuchet y sus frases hechas.

1.  Los estudiantes probablemente no van a ir a votar (y si lo hicieran votarían por esos mismos  candidatos, independientemente de su votación por Beyer).


La tasa marginal de impuestos para una jefa de hogar

noviembre 26, 2012
1 comentario

R. Fischer

Me gustaría disponer de un gráfico que me indicara cual es la tasa marginal de impuestos que enfrenta, por ejemplo, una jefa de hogar de bajos ingresos, con niños. Así sabríamos si las estructura actual de subsidios está bien estructurada. Algo así como la figura siguiente para los EEUU:

Tasa marginal de impuestos en los EEUU.

Es notable que en la figura hay un rango de ingresos (alrededor de los US$20.000) en que los impuestos marginales son de casi un 100%.

Mi impresión es que nuestros subsidios a la extrema pobreza también están tan mal diseñados, y hace que a esas personas no les interese trabajar, pues las tasas de impuestos que enfrentan –al retirarse los subsidios– por los ingresos adicionales son demasiado altas.  Es un problema de la focalización excesiva de los subsidios e incentiva el desempleo.

Para evitarlo es necesario mirar lso subsidios en una forma global y no por áreas del gobierno como se hace ahora. Para eso hay que construir gráficos como éste.

Nota: Esto no tiene nada que ver con el problema de la falsificación de datos en las fichas CAS.

Graicas por el grtáfico a The Grumpy Economist (John Cochrane)


Por qué no un IVA diferenciado

noviembre 13, 2012
Dejar un comentario

R. Fischer

El impuesto IVA a las entradas al cine y teatro pasó del  8% a  21%  en España. Esto significa que  muchos teatros tendrán que cerrar. E l director de un teatro local decidió hacer algo creativo para evitarlo. Decidió vender zanahorias al precio de una entrada al teatro, y entregar como regalo a los compradores una entrada al teatro. Con ello, paga  solo el 4% de IVA, porque las zanahoria s son bienes de primera necesidad.  Es un ardid ingenioso, pero claramente ilegal.

La simpatía del público está con esta protesta, pero ¿pensaríamos lo mismo si alguien vendiera televisores, automóviles o joyas como adjuntos zanahorias muy caras? La posibilidad de estos trucos es el principal  el problema de las tasas diferenciadas de IVA. cuando existen tasas diferenciadas, el incentivo a trucos siempre existe, aunque a menudo toma formas menos visible.

En Chile las áreas más complicadas para la evasión de IVA son aquellas que no lo pagan–una forma extrema de diferenciación impositiva–.  Un ejemplo son las exportaciones, en las que se han descubierto múltiples fraudes.  Es por estos problemas  que son preferibles las tarifas planas. Si se desea no perjudicar al sector, se pueden devolver los impuestos captados (al sector, no a las empresas que generó el impuesto).

Gracias a Danielle por la  sugerencia.


Publicado en Economía fiscal
Página siguiente »