Variacioncompensada's Blog

Noticias de Bolivia: rebelión en silla de ruedas

febrero 27, 2012
Dejar un comentario

R. Fischer

La protesta de las sillas de ruedas en Bolivia, en la que minusválidos solicitaban una pensión mínima,  tiene algunas de las imágenes más sorprendentes que he visto. Dos ejemplos:

Una marcha de 900 km

Lo que les esperaba en La Paz:

No hay palabras

Gracias a Marginal Revolution.


Una banca regional

febrero 27, 2012
Dejar un comentario

R. Fischer

Mi amigo Mauro, con quién comparto vacaciones, es un acérrimo regionalista. Según él, tal vez el mayor problema de las regiones es la pérdida de personas, porque los más inteligentes y ambiciosos parten a Santiago, donde hay mayores oportunidades para avanzar en las empresas (con matrices en Santiago), en las universidades, en el gobierno y en la política, debido a que Chile es un país centralista.

Lanalhue desde mi ventana en la Hostería

Una de sus ideas para atacar este problema es que las empresas  de carácter nacional: cadenas de supermercados, de farmacias, bancos, servicios públicos  etc, deberían cobrar lo mismo en todas las regiones en las que operan o no deberían operar en ellas. Es probable, en tal caso, que las cadenas abandonen las regiones de mayores costos de transporte, porque para mantener los mismos precios, deberían elevar sus precios en las regiones de menores costos. Esto las dejaría vulnerables a la competencia de empresas que se concentren en solo esas regiones y para evitarlo, abandonarían las regiones extremas.

Si eso ocurriera, volverían a aparecer los comercios que murieron en la competencia con las grandes cadenas de supermercados, las farmacias locales y otras instituciones que le darían más vida a las regiones. Así habrían más oportunidades en Regiones para hacer carrera, y habría un mejor equilibrio de los recursos humanos entre Santiago y Regiones.

El problema de la propuesta –sin considerar siquiera si una Ley de ese tipo es constitucional—es que en vez de reducir,  aumentaría las diferencias de costos entre las regiones, porque el pequeño comercio es menos eficientes que las grandes cadenas, y por lo tanto, el comercio local en Aysén, por ejemplo, sería aún más caro que ahora. Por supuesto, el control de los recursos se quedaría en la Región, que es lo que mi amigo desea. Y este es un punto importante, pero parece que se conseguiría a costa de los demás habitantes de la Región, que deberían pagar precios más caros.

Me quedé pensando, sin embargo, en el problema de como mantener el atractivo para que algunas de las personas que actualmente migran a Santiago deseen quedarse en Regiones, Así podrían crearse grupos de poder Regionales independientes del centro.

Una posibilidad es permitir la aparición de bancos locales.  El SBIF y la Ley establecen requisitos tan extremos –en términos de capital, de requisitos de información y otros, que los bancos solo pueden tener matrices en Santiago, ya que así el volumen de negocios compensa los costos fijos y la cantidad de capital necesaria para tener un banco..

Pero se puede pensar en favorecer la aparición de bancos locales (subregionales), reduciendo el capital mínimo, los requisitos de información y otras condiciones, pero al mismo tiempo limitando tanto las operaciones posibles por los bancos, como su tamaño. Si sobrepasaran un tamaño limitado (por ejemplo, US$ 50 millones en activos) tendrían que regirse por las reglas más estrictas aplicables a bancos nacionales. Estos bancos solo podrían ser constituidos y controlados por habitantes de la ciudad (o provincia), e inicialmente solo podrían ofrecer préstamos comerciales de corto y mediano plazo, además de cuentas corrientes y de ahorro. La gran ventaja es que las decisiones de préstamo se tomarían a nivel local y no central, lo que es una de las grandes quejas de las Regiones.

Estoy pensando en los bancos locales norteamericanos, que son de tamaño pequeño y son parte de la vida de las ciudades pequeñas. Tienen grandes desventajas de costos de operación y de recursos, pero tienen la ventaja de conocer su mercado, y aunque ahora hay menos que hace 50 años (pro también hay menos gente en el campo y menos granjas familiares), todavía sobreviven más de 3.000 de ellos.

Al disponer las ciudades pequeñas y medianas de centros de poder económico  local, habrían más empresas medianas que podrían tener sus matrices en Regiones y más posibilidades de pasar de empresas pequeñas o de microempresas a empresas medianas estando en unaregión. Esto, creo, podría alentar a que más personas ambiciosas se queden en Regiones.

¿Sería esto difícil o peligroso para el sistema de pagos y la estabilidad financiera? Me parece que no, dado el pequeño tamaño de los bancos. La supervisión de muchos bancos esparcidos por el país es más compleja que la de pocos bancos en Santiago, pero por otra parte, la estructura más simple de operaciones que podrían realizar tendería a operar en el sentido contrario.

La pregunta es si esos bancos tendrían espacio para operar y si podrían competir con las filiales de los bancos centralizados. Habría que verlo, pero en todo caso, las reglas actuales impiden realizar el experimento.  Tal vez deberíamos pensar en abrir este espacio, para responder a lasquejas regionalistas.


Algunas impresiones de un viaje a Mozambique

febrero 17, 2012
Dejar un comentario

R. Fischer

Escribo esto en el aeropuerto de Johannesburgo, volviendo a Chile. Durante mi estadía en Mozambique (un país que se ubica en el lugar 182 en la lista de países de acuerdo al Índice de Desarrollo Humano o HDI), para un análisis de las PPP en ese país, estuve alojado en un hotel en la zona elegante de la ciudad. EStuve poco tiempo y no conocí los barrios pobres, pero se que el 70% de los habitantes de Maputo no poseen sanidad ni electricidad, que las tasas de infección con HIV son mucho más altas que las estadísticas oficiales y que se estima que más de un millón de niños (al menos) no asiste a las escuela básica. Dado que la población total es de 23 millones, ese número de niños es un porcentaje enorme.

Incluso el barrio elegante no lo parece. El pavimento de las veredas está quebrado, rotas, autos estacionados como se quiera, mucha gente vendiendo cosas para turistas: adaptadores de enchufes, cigarrillos, tarjetas de teléfono (interesante: es bastante más barato que el nuestro, unos 3 centavos de dolar el minuto prepago). No se ven las mujeres bellísimas de Ruanda. La comida es una mezcla de Portugal y Mozambique. Me gustó más la cocina de mozambique (el pescado vermelho grillado es muy bueno), porque la de Portugal, al menos en la versión de Mozambique, es demasiado frita.

Fue difícil concertar mis entrevistas con funcionarios, porque todo es secreto (contratos de PPP, contratos mineros, etc), los funcionarios no dan o no tienen opiniones y consideran que todo es secreto. Eso, pese a que las cosas no andan bien en el mundo de las PPP  en Mozambique. En más de una ocasión –y no tienen tantas concesiones– han debido cancelarlas porque el concesionario no ha cumplido con las condiciones del contrato.  Casi no hay cifras, o al menos pocas cifras útiles, y el último anuario estadístico es de 2009.

En Doing Business, Mozambique está mal, algo así como en el lugar 132, contra Ruanda en el lugar 45. Uso Ruanda para comparar, pues tienen ingresos similares, pero Ruanda tiene, a primera vista, mucho peores condiciones naturales. Pero la diferencia es que en Ruanda tienen las ideas claras, tal vez  porque no tienen casi nada, a diferenciade Mozambique que tiene de todo: costa, recursos naturales, baja densidad, cercanía al país más importante del subcontinente.

Al irme en taxi, alguna escenas interesantes, niños pequeños descalzos que evidentemente no yendo al colegio, una joven caminado con un canasto en la cabeza y un celular rojo al oido. El aeropuerto es moderno, posiblemente más cómodo, aunque pequeño, que el nuestro. Los chinos construyen un edificio para ampliarlo al lado, usando sus propios trabajadores. Entiendo que eso moleste a los Mozambiqueños.

Así que todos los proyectos del gobierno incluyen clausulas de contratación del mozambiqueños, de traspaso de know how y de subcontratación de pymes del país. Creo que esas clausulas son erróneas, porque elevan los costos, sin que parezca que ayuden mucho a los mozambiqueños, salvo los que tienen conexiones políticas. Además son buenas para la corrupción.

Tengo un stopover de varias horas en Johannesburgo. Un aeropuerto enorme, moderno y muy bien mantenido. Sorprende la riqueza del país. Tenía la impresión de que su nivel de riqueza era similar al nuestro, pero el aeropuerto está en otra categoría, así como los accesos, con tren, y autopistas elevadas. Muy impresionante.

Mientras espero, veo que a lo lejos se acerca una tormenta, como una cortina en el terreno plano hacia el horizonte. Los árboles y edificios que quedan detras del la cortina de lluvia parece que estuvieran bajo una neblina. Se oyen truenos y comienzan a verse  relámpagos gigantes, que llegan al suelo, sin ramales.El espacio entre el relámpago y los trueno se acorta y comienza a llover a cantaros mientras los aviones despegan y aterrizan entre lo relámpagos. A los diez minutos la lluvia cede y se ven espacios de cielo celeste.  Todavía me quedan un par de horas.e


Una breve interrupción

febrero 12, 2012
Dejar un comentario

R. Fischer

Estaré en Mozambique esta semana, porque el International Growth Centre solicitó que viera lo que se podía mejorar en la institucionalidad de PPPs (o concesiones) eneste país, por lo que no podré escribir mucho.

Mozambique es uno de los países más pobres de Africa, aunque ha estado creciendoa tasas casi-chinas los últimos años. Pese ello, su ingreso per capita es de menos de US$ 600 y unos US$ 1.000 en purchasing power parity. Incluso para un chileno,con su moneda apreciada, este no es un país barato, o al menos para el tipo de bienes al que son paraextranjerosy turistas,

A diferencia de Ruanda (visita del año pasado en el mismo programa), que tiene enormes desventajas que pueden explicar su pobreza –lejos del mar y rodeado de vecinos con problemas como guerras civiles o controles ilegales en las carreteras, sin recursos naturales, y con una enorme densidad poblacional– Mozambique es un país con todo más fácil.

Mozambique está en la costa, con playas bellísimas en el Norte y un excelente puerto en Maputo, la capital. Tiene minas de carbón y hierro, así como recientes descubrimientos de gas natural. Como vecino tiene a Sudáfrica, la economía más importante y más sofisticada del continente. Su densidad poblacional es similar a la de Chile, pero con tierras más aptas para el cultivo que la mayor parte de las nuestras, llenasde desiertos y montañas.

Pese a estas ventajas, no es imposible que Ruanda se desarrolle más rápido (salvo, por supuesto, que haya otra guerra étnica). Ruanda tiene un gobierno de ideas más claras y menor corrupción. Pese a sus pobres condiciones en términos de recursos, crece a  una velocidad similar, y podría transformarse en un centro de servicios para el Centrosur de Africa.

Mozambique es distinto. Aunque llevo poco tiempo acá, me han dicho que hay corrupción creciente, que en el gobierno (o más bien entre los funcionarios en los ministerios) se debate entre seguir un enfoque socialista y con modelo planificado o un sistema más moderno, y que esto paraliza al gobierno.

Pero veamos que sucede el resto de la semana. Hoy domingo almorcé un un excelente pescado a la parrilla en un restaurante frente a la playa, con un mar gris y tipos practicando surf con volantines entre las olas (que no se parecen a las nuestras, sino que tienen poco espacio entre si–largo de onda corto–, como en los lagos). Los botes de pescadores son unos veleros de un mástil con una botavara que cuelga en forma diagonal desde cerca de tope del mástil. No recuerdo el nombre técnico.

En las noches, todos los negocios tienen un cuidador sentado en una silla afuera, en algunos casos durmiendo, o en otras con un amigo, conversando, sentado en su propia silla. Está lleno –en una de las calles principales– de hombres que parecen no tener trabajo, así como de vendedores ambulantes, pero eso último tal vez se debe a que hay muchos turistas.


Una carta magnífica

febrero 9, 2012
Dejar un comentario

R. Fischer

El tema de la Guerra Civil y la esclavitud todavía es importante en la política norteamericana, pero está un poco lejano a los intereses de este blog, independientemente de su importancia intrínseca. Haré una excepción para la carta de un ex-esclavo a su antiguo propietario, porque es una carta fuera de lo común. Una copia apareció en el New York Tribune de 1865 y es tan buena que hasta podría ser falsa (en ese año, aún en guerra, la propaganda ya existía).

El ex propietario le había escrito al recientemente liberado esclavo ofreciéndole que volviera a su antiguo trabajo. El ex-esclavo, con un buen trabajo en Ohio, le respondió con ironía. Un párrafo:

“Mandy says she would be afraid to go back without some proof that you were disposed to treat us justly and kindly; and we have concluded to test your sincerity by asking you to send us our wages for the time we served you. This will make us forget and forgive old scores, and rely on your justice and friendship in the future. I served you faithfully for thirty-two years, and Mandy twenty years. At twenty-five dollars a month for me, and two dollars a week for Mandy, our earnings would amount to eleven thousand six hundred and eighty dollars. Add to this the interest for the time our wages have been kept back, and deduct what you paid for our clothing, and three doctor’s visits to me, and pulling a tooth for Mandy, and the balance will show what we are in justice entitled to. Please send the money by Adams’s Express, in care of V. Winters, Esq., Dayton, Ohio. If you fail to pay us for faithful labors in the past, we can have little faith in your promises in the future.”

Gracias a Not Exactly Rocket Science.


Publicado en Temas raros

¿Hombres volando sobre New York?

febrero 9, 2012
Dejar un comentario

R. Fischer

Esto es fantástico:

Gracias a Not Exactly Rocket Science.


Cantillon II: Precios y moneda

febrero 9, 2012
Dejar un comentario

R, Fischer

Cantillon comienza por mostrar como se forman los precios, por el regateo en los mercados, y que el precio que se consigue depende en parte del número de vendedores y compradores en el mercado y de sus demandas y ofertas.  Con poca competencia, el comerciante podrá discriminar en precios entre compradores  y conseguir un precio más alto que si hay más competidores.

Cantillon señala luego que en algunos países, como Inglaterra, el campesino-capitalista divide su ingreso en tres rentas: una mitad va al propietario, la otra es para pagar sus costos y para su mantenimiento. La última parte es la rentabilidad del capital invertido por el campesino-capitalista.  En otros países, como Milán, el propietario recibe la mitad del ingreso, y propone que en los casos en que la renta del terrateniente es superior al tercio del ingreso agrícola, los campesinos son muy pobres (recodar la  situación de los medieros en Chile). Estima que los propietarios chinos  extraen tres cuartos de los ingreso de la tierra lo que explica la pobreza de los campesinos.

Agrega que una ventaja de dejarle un mayor margen al campesino es que es más seguro que pague el arriendo, pues tendrá un capital con el que responder en los años malos, mientras que un campesino sobreexplotado simplemente abandonará el terreno si no puede pagar, con lo que el propietario perderá su renta, al menos ese año.

Circulación del dinero

Según Cantillon, la cantidad de dinero necesaria en una economía depende de la velocidad de circulación: si las rentas a los propietarios (uno de los factores más importantes en la demanda por dinero, ya que corresponde a un tercio del ingreso agrícola) se pagan anualmente, se requiere cuatro veces más moneda que si se paga en forma trimestral. Luego analiza como circula el dinero en el campo y las ciudades, y entre ellas, llegando a la conclusión de que la masa monetaria requerida en un Estado es equivalente a un tercio de las rentas anuales de los propietarios de tierras. Cuando el dinero es más abundante, los arriendos serán más caros así que la proporción entre ingreso de los propietarios y masa monetaria no cambia demasiado.

Cantillon tiene clara la ecuación de velocidad de circulación del dinero MV=PQ. Sigue a Locke en observar que la cantidad de bienes en relación a la cantidad de dinero es el regulador de los precios, y que un aumento en la masa monetaria eleva los precios. Se hace una pregunta que va más allá de Locke, porque lo que importa no es solo la cantidad de dinero, sino también su velocidad de circulación:

“The great difficultyof this question consists in knowing in what way and in what proportion the increase of money raises the price of things.

I have already noted that acceleration or a greater pace in the circulation of money in exchange, is equivalent to, to a certain degree, an increase of actual money.”

Cantillon y los efectos de un aumento en la masa monetaria

Más aún, muestra como un aumento en la cantidad de dinero, por ejemplo porque las minas de oro y plata aumentan su producción, da lugar a un período de expansión económica hasta que los precios suben en respuesta al estímulo.

Durante el período expansivo, van a sufrir todos aquellos que tienen ingresos fijos: los propietarios (hasta que cambien los contratos de arriendo de tierras) y los trabajadores con sueldos fijos.  Los demás agentes económicos elevarán los precios de sus productos y servicios para acomodar la mayor demanda.

Con sus ingresos fijos, el propietario tendrá que despedir sirvientes, y los que se quedan tendrán salarios más altos. Los otros tendrán que emigrar.  Cuando los propietarios puedan subir sus arriendos, los campesinos-capitalistas  tendrán menos ingresos reales y reducirán su consumo. La caída en la demanda de los campesinos –no compensada por los mayores ingresos de los propietarios dados los mayores precios– afectará los precios reales de los artesanos y de todas las demás clases hasta que se alcance un nuevo equilibrio, con precios más altos.

Cantillon, que es sofisticado, admite que no todos los precios se doblen al doblarse la masa monetaria, porque podrían haber efectos de tipo histéresis, por ejemplo, debido a cambios en el patrón de consumo o porque comienzan a importarse bienes del extranjero. En efecto, el aumento de precios domésticos solo puede llevar hasta precios que estos se  igualen a los precios de bienes importados, considerando los costos de transporte:

“But the higher prices caused by this money does not affect all commodities and merchandise equally. Prices do not rise  proportionally to the quantity of money, unless what has been added continues in the same circulation channels as before.”

Es interesante observar que la forma como se ajusta la economía al aumento de masa monetaria tiene alguna características de los modelos de expectativas racionales de R. Lucas.

Cantillon y la “Enfermedad holandesa”

Cantillon imaginó que si el proceso de aumento de la cantidad de oro y plata continúa, los mayores precios cobrados por los artesanos harán conveniente la importación de estos bienes del extranjero, lo que arruinará a los artesanos y productores de manufacturas. En efecto, Cantillon describe la “enfermedad holandesa” unos 250 años antes de que ocurriera. Como ejemplo, usa el caso de España y Portugal y su empobrecimiento posterior al siglo XVII producto de la masiva y continua entrada de oro y plata desde las colonias.

Cantillon distingue ese caso de aquél en que el incremento en la cantidad de dinero se produce debido a un superávit comercial. En ese caso, las consecuencias son distintas, y puede resultar un equilibrio con una economía que exporta manufacturas a cambio de bienes primarios, al retornar al equilibrio de la balanza comercial. Estas ideas vuelven a aparecer en List, y otros proteccionitas.

Cantillon y la tasa de interés

Cuando analiza la tasa de interés, Cantillon parece diferenciar la tasa de largo plazo de la de corto plazo. Primeo, sostiene que la tasa depende de la demanda y oferta de crédito y no de la cantidad de dinero (es decir, supone que la velocidad de circulación del dinero puede cambiar). La abundancia o escasez de dinero hace cambiar los precios pero no tiene efectos sobre la tasa de interés. Otro factor que afecta la tasa de interés es el riesgo al prestar.

Cantillon se opone a la regulación de tasas de interés (salvo que sea en la tasa de equilibrio, en cuyo caso no es efectiva), porque:

“[…]the law will be useless because entrepreneurs are obedient to the forces of competition, or the current price as settled by the proportion of lenders to borrowers, and as a result, they will resort to secret deals. This legal constraint will only hamper trade and raise the interest rate, instead of fixing it.”

Finalmente, Cantillon muestra que el precio de la tierra está relacionado con la tasa de interés, porque el retorno promedio de la tierra es equivalente (salvo por aspectos como los derechos políticos y el prestigio asociado a la tenencia de tierras) al interés sobre el capital  –i.e., el valor– de la tierra. Si la tasa de interés es de un 4% anual, la tierra debería tener un valor un poco mayor a 25 veces la renta anual que paga el campesino-capitalista por arrendar la tierra. Por ese motivo, en el siglo XVII y XVIII se decía que las tierras valían “xxx years purchase”, es decir el número de años en que pagaba el valor de compra.


Una novedad en concesiones

febrero 8, 2012
Dejar un comentario

R. Fischer

El diario Pulso de hoy, en su página 17 tiene una noticia con el título “Mejoras viales en Lampa requerirán US$ 10 millones” (no puedo hacer el enlace especifico a la noticia, pues la página web no lo permite, o al menos no se cómo hacerlo). Lo interesante de la noticia, desde el punto de vista de la concesiones, es que se agrega un nudo vial a la ruta 5 –Ruta del Aconcagua– que será financiado por una empresa inmobiliaria.

La inmobiliaria consigue un mejor acceso a su proyecto inmobiliario lo que elevará el valor del proyecto. Por su parte, el concesionario aumenta el flujo por la concesión, y acaso consigue un pago por permitir la construcción del nudo vial. A primera vista parece un acuerdo en que todas las partes ese benefician y un ejemplo de una transacción difícil bajo un esquema en  que el Estado es propietario y controlador de la Ruta 5. ¿Coase en acción?

El problema es un poco más complicado de lo que aparece en la noticia, porque el concesionario controla la Ruta 5, pero no es su propietario, y tendrá que pedir una autorización para realizar el proyecto. Y es bueno que así sea. La Ruta 5 es una ruta estructurante, vital para el país, y la congestión en la Ruta 5 ya es un problema. Con el nuevo peaje habrá un aumento en el uso de la vía concesionada:  los nuevos habitantes de los terrenos de la inmobiliaria podrían usarla para  viajes cortos que antes habrían realizado por caminos alternativos o por la vía gratuita ubicada al lado de la Ruta 5, cuando no tenían un acceso fácil a la ruta concesionada.

Es decir, en esta transacción ninguna de las partes directamente involucradas tiene considerado el interés de los demás usuarios de la ruta concesionada. Si hubieran alternativas equivalentes a la Ruta 5, esto no sería un problema, pero las rutas concesionadas tienen un carácter monopólico, incluso cuando existen alternativas, porque son de menor calidad.

Es por ello que se requiere de una Autoridad que evalúe si el enlace contribuye a aumentar el bienestar social antes de autorizarlo . Esta función –de planificación de redes– es el motivo por el que otorgan concesiones de vías estructurantes y no se las privatiza. La ventaja de tener un concesionario privado es que éste  busca negocios para aumentar la demanda por su carretera (este efecto es menor bajo VPI), pero algunos de estos negocios pueden reducir el bienestar global.


El precursor: Cantillon, parte I

febrero 7, 2012
Dejar un comentario

R. Fischer

Cantillon (1680_”1734), fue  un irlandés que pasó la mayor parte de su vida en Paris cxomo un exitoso comerciante, banquero y especulador. Su Ensayo sobre la Naturaleza del Comercio en General tiene un nivel de sofisticación que sobrepasa a todos los economistas anteriores (incluyendo los de otras tradiciones, com chinos e hindúes). Cantillos hizo una fortuna especulando con acciones de la Comoañía del Mississippi de John Law, que luego quebró espectacularmente. Los individuos que perdieron sus riquezas con la quiebra acusaron a Cantillon, quién se mudó a Londres para escapar a los numerosso juicios en su contra.  La hipótesis más convincente es que su muerte se debió a un incendio intencional de su casa, provocado por sus enemigos.

La riqueza de las naciones

Cantillon comienza su ensayo alegando, contra los mercantilistas (o al menos el mercantilismo vulgar) que la riqueza de las naciones proviene de la tierra y del trabajo  y que esta se traduce en bienes para el consumo humano. En su segundo capítulo, asocia la aparición de la sociedad  a la existencia de derechos de propiedad (uno de los motivos de la admiración especial de los Austríacos por Cantillon). Continúa señalando el motivo para que existan pueblos y mercados y asevera que los precios en ellos se producen por el equilibrio entre la oferta de bienes y el dinero que se ofrece por ellos, todo eso en un instante del tiempo.

Capital humano y valor-trabajo/tierra

En el capítulo 7, Cantillon esboza una teoría del capital humano y de su oferta, señalando que el motivo por el que el  valor del trabajo de un campesino es menor que el de un artesano es que el campesino  que cuida el ganado o cava en la tierra casi no necesita entrenamiento y puede procurar su propio sustento desde la edad de 7 a 12 años(!). En cambio, el padre de un aprendiz de artesano no recibe el fruto de su trabajo hasta que este termina su aprendizaje, y además debe mantenerlo y pagar los gastos del aprendiz. Cantillos estima que el plazo de trabajo útil de un hombre es de 10-12 años, por lo que perder siete de ellos como aprendiz antes de ser reconocido como artesano significa que el artesano debe recibir mucho mayor remuneración para que el sacrificio paterno sea aceptable.

El análisis anterior es también una teoría del valor-trabajo, pues permite convertir todo tipo de trabajo especializado al de un trabajador rural. en base al costo (directo y en tiempo laboral perdido) de otros trabajos. Hace una distinción, sin embargo, señalando que los valores considerados son promedios, y que por diversas circunstancias (calidad del trabajo de un artesano) o escasez de un tipo de artesano en la ciudad, pueden elevar los costos del trabajo calificado por encima del promedio.

Cantillon define un mecanismo similar al de Malthus para encontrar el equilibrio en el mercado del trabajo. Según Cantillos, si hay muchos hijos de campesinos en un villorio, algunos tendrán que emigrar, porque si se quedan serán demasiado pobres (por la abundancia de trabajo que hace caer los salarios) como para poder casarse y formar familia.  Si se casan, sus hijos morirán de hambre (da el ejemplo de los campesinos en Francia), lo que hace que la población permanezca constante si no cambian las condiciones tecnológicas de producción. Lo mismo sucede con los artesanos, que no pueden exceder un número que se adapta a las necesidades locales.

Luego, cuando define el valor de un bien, considera que este consiste en el valor del trabajo y la tierra que partiicparon en us producción, donde la tierra que considera es la tierra estandar (tierras más productivas que la tierra tipo valen más y viceversa):

“By these examples and inductions, I believe it will be understood that the price, or intrinsic value of a thing, is the measurement of the quantity of land and of labor entering into its production, having regard to the fertility or productivity of the land, and to the quality of the labor.” (Essay, cap 10).

Cantillon admite que este precio es el de equilibrio de largo plazo, pero que en el corto plazo, numerosas circunstancias pueden hacer que el valor efectivo se desvié de este valor de largo plazo: por ejemplo, si un año los campesinos se equivocan y plantan demasiado trigo, o hay una sequía. Incluso señala que en años normales, la autoridad puede fijar precios sin que esto tenga efectos negativos (pero justamente ahí es cuando no hay demanda por fijar precios).

Cnatillon y la teoría del valor-tierra

El próximo paso de Cantillon es mas sofisticado, pues demuestra que el valor de los bienes se puede reducir a una medida en términos de tierra solamente. Para ello, demuestra que incluso en el caso del trabajo de esclavos, el valor de trabajo debe ser al menos el valor de la cantidad de tierra que se debe asignar para que se alimente y pueda responder a sus necesidades de abrigo y vestido.

Cantillon realiza algunos cálculos truculentos (es deciur, “que sobrecogen o asustan por su morbosidad, exagerada crueldad o dramatismo”. RAE)  para demostrar que dado que también es necesario reproducir el trabajo del esclavo en el tiempo, se debe dedicar más tierra a su sustento familiar de la que necesita el trabajador solo. Dado que la mitad de los nacidos moría antes de los 17 años, se debe dedicar el doble de lo que requiere para la supervivencia del esclavo para poder mantener su trabajo en el tiempo.  El resultado final es que el valor de cualquier bien se puede traducir en cantidades de tierra estándar. Si se considera que toda la tierra es del príncipe, o de lo nobles, ¡todos los demás viven a sus expensas!

Cantillon y el flujo circular en la economía

Cantillon supone que los terratenientes arriendan sus propiedades a campesinos-capitalistas y reciben una renta del arriendo. Estos arrendatarios son los que trabajan las tierras, contratan a los peones y proporcionan la semilla y herramientas para trabajar las tierras. Las herramientas y otros bienes los compra a los artesanos de la ciudad. El propietario de las tierras también compra bienes (suntuarios) a los mercaderes en las ciudades. Estos mercaderes también compran bienes en el exterior. He simplificado un poco la descripción, pero Cantillon tiene un ciclo circular de bienes y servicios entre las distintas clases, como se muestra en la figura:

Cantillon y los empresarios

Cantillon define como empresarios a todos aquellos que perciben un retorno incierto a sus esfuerzos. El campesino-capitalista, que se compromete a pagar un arriendo fijo y a incurrir en el gasto fijo en peones agrícolas para recibir un retorno que depende de las lluvias y heladas, de las pestes y de los precios en el mercado es un empresario. Lo mismo el mercader, que invierte en mercaderías, pero no sabe el precio al que podrá venderlas. Son empresarios los artesanos,  los tenderos, los que trabajan minas, los dueños de restaurants e incluso los que transportan agua del Sena para vender a cambio de unos centavos. También son empresarios para Cantillon los abogados, médicos y otros profesionales que venden su trabajo en un mercado competitivo. Todos estos viven bajo la incertidumbre de perder a sus clientes. De esto concluye Cantillon que en una sociedad, solo los terratenientes son verdaderamente independientes, y que el intercambio y la circulación se deben a los empresarios.

 


La historia de Chungungo

febrero 4, 2012
Dejar un comentario

R. Fischer

Hoy aparece en El Mercurio la odisea del abastecimiento de agua potable en la caleta de Chungungo, al Norte de La Serena. Se trata de una caleta de pescadores con problemas d abastecimiento de agua. En los 90, académicos de la U. Católica, con fondos aportados por Canadá, instalaron un sistema atrapanieblas que permitía abastecer a Chungungo con 100.000 litros  cada dos días (así aparece en el diario, supongo que serán 50 m3 diarios) lo que permitía resolver todos los problemas de abastecimiento de agua potable de la caleta.

Atraoanieblas en la costa chilena (foto BBC)

El éxito del proyecto llevó a que apareciera en programas de televisión dedicados a la ciencia y tecnología, y que ecologistas lo vieran como una solución amigable con la naturaleza al problema de como abastecer de agua a numerosos pueblos aislados en muchos lugares aislados  en el mundo.

Pero las cosas no son tan bellas como parecen. En el año 2000 el proyecto fue traspasado a los habitantes de la caleta y al gobierno regional, los que no realizaron el mantenimiento necesario, y nadie se hizo cargo. Con el tiempo las instalaciones se deterioraron y el atrapanieblas dejó de funcionar. Los habitantes debieron volver a abastecerse con camiones aljibe provistos por la Municipalidad, lo que es ineficiente y de alto costo.

En 2004 el gobierno central (MOP)  instaló una planta desaladora que costó $650 millones,. Lo hicieron todo mal: la noria de donde se debía extraer el agua salada no tenía agua,  por lo que  conectaron la entrada de agua directamente al mar. Con la turbulencia, el equipo se llenó de arena y las bombas se echaron a perder. Recientemente se han repuesto los equipos deteriorados y se encontró un lugar tranquilo para extraer las aguas, todo esto al costo de otros $330 millones. Tal vez en algunos meses funcione el suministro de agua para la caleta.

En resumen, todo mal, a un tremendo costo. La primera impresión es que una caleta que no es capaz de realizar el mantenimiento en un proyecto que es vital, es un pueblo que no merece sobrevivir. Esta es una reacción emocional y se requiere más reflexión antes de emitir un juicio tan negativo. Es necesario tener más información para asignar culpas. Por ejemplo:

  1. Cuando la PUC y la CONAF traspasaron el proyecto al gobierno regional, ¿formaron algún tipo de organización en la caleta para realizar el mantenimientoy proveyeron el entrenamiento necesario para mantener las instlaaciones? ¿O simplemente les dieron las llaves del proyecto a los habitantes y les dijeron que se hicieran cargo?
  2. Los habitantes de la caleta sostienen que el costo de mantener las instalaciones y operarlas era demasiado elevado parapoder solventarlas. Si esto es verdad, el proyecto no es autosustentable, y a menos que cambie la tecnología a una de menores costos de operación y mantenimiento, no es apropiado promoverla como una solución ecológica.
  3.  El caso de la planta desaladora es asombroso porque muestra un grado de ineficiencia del MOP que es de caricatura. ¿Será menos cara la operación de esta planta –si alguna vez funciona– que la del atrapanieblas?

En resumen, se trata de un caso deprimente que debería ser estudiado por las escuelas de política pública, para no repetir los errores, para determinar responsabilidades y para recomendar mejores prácticas.


Página siguiente »