Variacioncompensada's Blog

El mito del crecimiento autoritario | agosto 20, 2010

Dani Rodrick escribe sobre el tema del título. La experiencia de China, Singapur y Corea del Sur y Taiwan ha llevado a algunos a pensar, especialmente en los países asiáticos, que los gobiernos autoritarios llevan al crecimiento y al desarrollo. Gobiernos autoritarios serían más efectivos, por lo tanto, que las democracias. Rodrick señala que esto no es así, y que si uno mira la evidencia con más cuidado, lo que se observa es que las democracias crecen más que las dictaduras, que el crecimiento en dictaduras es frágil, y que por cada China hay muchos Congos con dictadores como Mobutu. Así, Rodrick defiende a los buenos –los demócratas– con argumentos y evidencia.

Pero hay otra forma de mirar el problema. Claramente los gobiernos autoritarios tienen efectos sobre el crecimiento que son muy variables, como lo indican los datos de Rodrick. Pero las democracias que no crecen o que crecen poco terminan en gobiernos autoritarios. Esto puede ocurrir por la captura del Estado por grupos de poder o porque lobbyes impiden la existencia de mercados competitivos. Por esto vemos países que pasan de un estado democrático a uno autoritario varias veces, sin crecimiento significativo de sus economías.

Supongamos que la mayoría de los dictadores son malos e inefectivos y que las democracias son más estables en su crecimiento. Pero las democracias estudiadas por Rodrick mezclan aquellas de países ricos y pobres, mientras que los gobiernos autoritarios solo existen en países pobres, a menudo como respuesta a una democracia que no llevaba al crecimiento. Se puede ver que esto explicaría que las democracias tengan menos varianza en el crecimiento que las diictaduras, pese a que las democracias podrían no llevar al crecimiento.

Supongamos entonces que un país pobre que pasa de democracia ineficiente a dictadura desastrosa varias veces, y que por casualidad aparece un dictador que –tal vez sin tener idea lo que está haciendo– produce un cambio importante y positivo en las reglas básicas de la sociedad, que no habría podido lograrse en democracia debido a la oposición de los grupos de poder. Luego de algunos años de crecimiento positivo, la sociedad aprende que las nuevas reglas son mejores que las antiguas, y gobiernos democráticos posteriores al dictador las adoptan. La nueva democracia ya no sería inestable como las del pasado pues el crecimiento provee estabilidad: facilita la redistribución de recursos y se asienta la idea de que el futuro será mejor.

Al autor de este blog no le agrada mucho la idea de un dictador salvífico, pero la ha tenido desde hace varios años, sin poder descartarla. En todo caso la argumentación anterior explicaría los resultados estadísticos de Rodrick, pese a contradecir sus conclusiones.


Dejar un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: