Variacioncompensada's Blog

El mito del crecimiento autoritario

agosto 20, 2010
Dejar un comentario

Dani Rodrick escribe sobre el tema del título. La experiencia de China, Singapur y Corea del Sur y Taiwan ha llevado a algunos a pensar, especialmente en los países asiáticos, que los gobiernos autoritarios llevan al crecimiento y al desarrollo. Gobiernos autoritarios serían más efectivos, por lo tanto, que las democracias. Rodrick señala que esto no es así, y que si uno mira la evidencia con más cuidado, lo que se observa es que las democracias crecen más que las dictaduras, que el crecimiento en dictaduras es frágil, y que por cada China hay muchos Congos con dictadores como Mobutu. Así, Rodrick defiende a los buenos –los demócratas– con argumentos y evidencia.

Pero hay otra forma de mirar el problema. Claramente los gobiernos autoritarios tienen efectos sobre el crecimiento que son muy variables, como lo indican los datos de Rodrick. Pero las democracias que no crecen o que crecen poco terminan en gobiernos autoritarios. Esto puede ocurrir por la captura del Estado por grupos de poder o porque lobbyes impiden la existencia de mercados competitivos. Por esto vemos países que pasan de un estado democrático a uno autoritario varias veces, sin crecimiento significativo de sus economías.

Supongamos que la mayoría de los dictadores son malos e inefectivos y que las democracias son más estables en su crecimiento. Pero las democracias estudiadas por Rodrick mezclan aquellas de países ricos y pobres, mientras que los gobiernos autoritarios solo existen en países pobres, a menudo como respuesta a una democracia que no llevaba al crecimiento. Se puede ver que esto explicaría que las democracias tengan menos varianza en el crecimiento que las diictaduras, pese a que las democracias podrían no llevar al crecimiento.

Supongamos entonces que un país pobre que pasa de democracia ineficiente a dictadura desastrosa varias veces, y que por casualidad aparece un dictador que –tal vez sin tener idea lo que está haciendo– produce un cambio importante y positivo en las reglas básicas de la sociedad, que no habría podido lograrse en democracia debido a la oposición de los grupos de poder. Luego de algunos años de crecimiento positivo, la sociedad aprende que las nuevas reglas son mejores que las antiguas, y gobiernos democráticos posteriores al dictador las adoptan. La nueva democracia ya no sería inestable como las del pasado pues el crecimiento provee estabilidad: facilita la redistribución de recursos y se asienta la idea de que el futuro será mejor.

Al autor de este blog no le agrada mucho la idea de un dictador salvífico, pero la ha tenido desde hace varios años, sin poder descartarla. En todo caso la argumentación anterior explicaría los resultados estadísticos de Rodrick, pese a contradecir sus conclusiones.


La fuerza de los incentivos

agosto 20, 2010
Dejar un comentario

Si alguien cree que los incentivos económicos no cuentan al lado de la buena voluntad de los seres humanos, este ejemplo del New York Times debería hacerlos cambiar de opinión. En Nueva York existen departamentos viejos que no tienen medidores individuales de electricidad, sino que se arriendan con electricidad incluida, y el propietario del inmueble debe pagar por todo el consumo de electricidad del edificio. Los arrendatarios sobreutilizan la electricidad a niveles ridículos. Por ejemplo, se van de vacaciones dejando el aire acondicionado encendido, y en general no tienen ninguna preocupación por el consumo. Es posible que el propietario se resarza con un mayor precio de los arriendos, pero lo que es claro es que la elección de consumo eléctrico es muy ineficiente y por lo tanto contribuye al calentamiento global. Los departamentos con electricidad incluida consumen un 30% más que el promedio.

La historia nos recuerda que en los años en que en Argentina se cortaba el paso de gas a Chile, y todo el país temblaba porque no habría combustible, el precio en ese país era muy bajo. Era tan barato que las personas abrían la ventana con la calefacción encendida si la temperatura era excesiva.


Publicado en Temas raros

Los problemas de la propiedad intelectual

agosto 20, 2010
1 comentario

Según el historiador económico alemán Eckhard Höffner, lo que explica el rápido desarrollo de Alemania en el siglo XIX fue la ausencia, durante buena parte del siglo, de leyes de copyright. Sin leyes de copyright, hubo una explosión de publicaciones. Se publicaban 14. 000 libros al año en 1843, contra 1.000 en Inglaterra, que era mucho más rico, pero tenía leyes de copyright. Los libros en Inglaterra eran caros, pues los editores eran monopolistas que imprimían tiradas cortas. En Alemania, la única posibilidad era producir muchos libros a bajo precio, para no estar inundado de copias. Es interesante que la ausencia de propiedad intelectual produjo más libros que la presencia de propiedad intelectual, contra lo que usualmente se espera. Pero los productos intelectualess, una vez producidos, casi no tienen costos de transmisión ni se diluyen por haber más copias, por lo que no se aplican los principios económicos usuales.

El autor de este blog concuerda desde hace años con la idea de que la propiedad intelectual se ha llevado a límites excesivos. En esta posición están Hayek (que concordaba con los países comunistas en eso), y economistas como Levine y Boldrin. En contra, Disney , y sorprendentemente, Mark Twain. Gracias a Marginal Revolution.


Publicado en Derecho y economía

La discusión de los estacionamientos

agosto 20, 2010
Dejar un comentario

En los blogs en los EE.UU. hay una discusión sobre los efectos de la obligación de construir un determinado número de estacionamientos en ciertas edificaciones, como supermercados, centros comerciales y otros. El argumento es que esta obligación subsidia a los automovilistas. En efecto, el costo de los estacionamientos se les carga a todos de alguna forma u otra, y ese costo lo pagan todos los que compran, independientemente de su medio de transporte. El mayor costo puede ser en términos de mayor distancia entre tiendas o mayores márgenes. Esto sería una de las explicaciones de la expansión exagerada de los suburbios y el uso excesivo del automóvil: los terrenos son más baratos a mayor distancia de la urbe, y las mayores distancias requieren automóviles.

Una posibilidad sería liberar el número de estacionamientos, para que fueran los centros comerciales los que optimizaran el número de estacionamientos de acuerdo a sus propias condiciones. En un establecimiento o centro comercial más cercano a la ciudad habrían pocos estacionamientos y la mayor parte de la gente iría a pié, bicicleta o bus. Hay un pero: se debe evitar que los clientes se estacione en la calle, porque en tal caso habría una externalidad sobre la ciudad que no sería internalizada por el dueño de establecimiento.

El problema norteamericano parece no ocurrir en Chile: los centros comerciales se ubican en el interior de la ciudad e incluso deben construir estacionamientos de alto costo. ¿Cuál será la explicación? ¿Será que hay obligaciones de construir estacionamientos, pero éstas son mínimas?