Eliminación del FUT

R. Fischer

No soy un experto en materia tributaria, por lo que es probable que los comentarios que siguen muestren un deplorable número de errores. Pese a ello, hay principios generales en materia de políticas públicas que son aplicables a la teoría impositiva. Uno de ellos es que es deseable que la estructura de las políticas públicas esté basada en principios generales consistentes y no que sea un conjunto de medidas arbitrarias adoptadas porque buscan alcanzar un objetivo.

El problema de este segundo enfoque, que podemos llamar anárquico, de las políticas públicas es que al no tener una consistencia interna, es fácil que una propuesta introduzca fenómenos perversos que a primera vista parecen ser de segundo orden pero que adquieren relevancia una vez implementada la medida. Además, el enfoque anárquico no ofrece una guía sobre como corregir estos efectos de segundo orden, por lo que se adoptan correcciones adicionales que hacen cada vez más complejo entender los efectos de cada medida sucesiva. Esta larga introducción es para explicar porqué me parece errónea la idea de eliminar el FUT, sin referirme a las consecuencias –buenas o malas–, de un aumento en la recaudación impositiva.

FUT2

El FUT

El sistema tributario chileno tiene una virtud: es consistente lógicamente: son las personas las que pagan los impuestos, por lo que las utilidades retiradas de las empresas descuentan los impuestos ya pagados por ésta. Esto es lógico, porque de otra forma habría una doble tributación de esos ingresos. Esto generaría una distorsión productiva. Una consecuencia es que sería preferible para las empresas endeudarse (un costo deducible) que usar capital propio para inversiones.

El FUT aparece porque no siempre se retiran las utilidades de las empresas año a año. Esto puede ocurrir porque la inversión planeada es importante, y requiere acumular recursos durante varios años, o porque la empresa teme que en el futuro mediano sus perspectivas son malas (tal vez teme una crisis en su sector) y desea mantener reservas para sobrevivir el período difícil, o porque sus propietarios desean suavizar la variación en sus ingresos en el tiempo por motivos tributarios.1 Todos estas son razones legítimas para mantener utilidades en la empresa por períodos más o menos largos, y el FUT es un mecanismo que permite que esas utilidades no sean sujetas a doble tributación.

El FUT básicamente es un mecanismo para recordar los impuestos a las utilidades que pagó la empresa sobre esas utilidades acumuladas. Por lo tanto, es un saldo impositivo a favor de los propietarios de las empresas, que pueden utilizar cuando retiren las utilidades, o incluso es un valor que se puede transferir si la empresa se vende.2 Mirado así, no hay nada malo con el FUT y es más bien un mecanismo que se integra correctamente con nuestro sistema impositivo, manteniendo su consistencia.  Como muestro más adelante, eso no ocurre con propuestas alternativas.

Problemas del FUT

El problema del FUT no es su consistencia lógica, sino que la forma en que ha sido implementado.3 Aparentemente, es muy fácil retirar utilidades acumuladas aprovechando el FUT para no pagar más allá del 20%  (o menos). que pagan las empresas sobre sus utilidades. Aunque el actual gobierno hizo algunos esfuerzos para modificar las leyes tributarias y eliminar algunos de los resquicios del FUT, sus esfuerzos fueron anémicos y ante la oposición de tributaristas y de empresarios que se benefician de las reglas actuales, abandonaron el intento.

En esas condiciones es difícil aumentar los ingresos impositivos, porque una parte importante de la potencial  base tributaria (las utilidades no retiradas de las empresas) quedan fuera del alcance de un alza de impuestos. Es por ello que se desea modificar el sistema, eliminando el FUT. Me parece que es un error; lo que se debe modificar son las reglas que se usan en el FUT de manera de evitar la evasión y la elusión indeseada.

FUT!

Porqué no eliminar el FUT

Para entender porque eliminar el FUT es un error, consideremos otro mecanismo de evasión y elusión impositiva: los gastos de las empresas. Muchos empresarios aprovechan los gastos de la empresa para cubrir gastos personales (por ello muchos, al combinarlo con utilidades no retiradas pagan menos del 20% del impuesto a los ingresos). Pero nadie concebiría que lo que debe hacerse es eliminar el descuento del gasto de las empresas y tributar sobre los ingresos. Un buen sistema impositivo trata de fiscalizar y castigar cuando se cargan gastos personales a las empresas, así como intenta eliminar los resquicios usados por empresarios que  eluden la obligación de separar los gastos personales de los gastos de la empresa.

Lo mismo debe hacerse con el FUT, cambiando las reglas que permiten la elusión y facilitan la evasión, pese a la oposición de los tributaristas y otros que se benefician del sistema de resquicios actual. Es una tarea más difícil que eliminar el FUT, pero solo así puede mantenerse la consistencia del sistema impositivo.

Problemas de las alternativas

Al eliminar el FUT, se hace más difícil que la empresa invierta con sus propios recursos, por lo que, en compensación, se ha propuesto la depreciación instantánea de los activos, lo anularía el efecto negativo de la eliminación del FUT sobre las inversiones, El problema es que la propuesta es inconsistente, en el sentido de ser una medida que persigue un objetivo único (no perjudicar las las inversiones)  sin considerar el contexto impositivo más general.

Al asimilar el gasto corriente de una empresa con sus inversiones (al ser la depreciación instantánea) se introducen distorsiones en el sistema económico cuyos efectos no comprendemos (ni siquiera me gusta la depreciación acelerada por el mismo motivo). Cuando éstas aparezcan, habrá que corregirlas con otras medidas inconsistentes, que darán origen a nuevos problemas, mientras los tributaristas se hacen más ricos.

Otro ejemplo de los problemas de eliminar el FUT es el de las sociedades anónimas en que no se reparten dividendos: un accionista minoritario se verá perjudicado pues debe pagar impuestos sobre ganancias que no ha retirado, algo que no ocurre con el FUT. Corregir esa distorsión introducirá nuevos problemas, y así sucesivamente. No corregirla tendrá un impacto negativo sobre los mercados bursátiles y sobre la capacidad de las firmas de financiarse mediante aumentos de capital.

Conclusión

Tal vez por mi formación, prefiero los sistemas de reglas consistentes, porque sirven como guías que disciplinan las políticas públicas. Una vez que eso se pierde, todas las propuestas son aceptables, y campea el lobby. Es por ello que creo que es un error eliminar el FUT,  a diferencia de modificar las reglas de aplicación que permiten que muchos empresarios paguen muchos menos impuestos de los que corresponderían.

Nota:

1. Existen también razones menos legítimas para acumular utilidades no retiradas, que examinaremos más adelante.

2. No se cual es la regla del SII aplicable a estas ventas, pero parece de toda lógica que,si una parte de la ganancia de capital en la venta no tributa eso no puede extenderse a la parte de la ganancia se capital asociada al FUT. Es decir, si las ganancias de capital puras estuvieran exentas, y si estas ganancias de capital incluyeran un X% de FUT, ese X% de la ganancia de capital no debería estar exenta. De otra forma habría una doble exención, lo que sería icnonsistente con el modelo impositivo.

3.  Aquí entro en la parte tributaria que no entiendo bien.

4. Los tributaristas saben que cualquier alternativa  (que necesariamente será inconsistente con un sistema integrado) será un terreno fértil en resquicios, por lo que su oposición a eliminar el FUT será menor que a mejorarlo.

Problemas de la educación coreana (y chilena)

R. Fischer

Aparentemente, el problema es que hay demasiada educación. Según el Financial Times, el exceso de capital humano está teniendo un  creciente costo económica. El caso es que 7 de cada diez coreanos que terminan la enseñanza media ingresan a la universidad. Esto genera un desequilibrio entre la cantidad de trabajo calificado y de trabajo no calificado. El gobierno estima que sobran 50.000 graduados universitarios todos los años, y que faltan 30.000 trabajadores sin calificación o técnicos por año. Es por ello que la diferencia entre el ingreso de un universitario y el de un graduado de enseñanza media es de solo 33%, lo que probablemente no compensa los años no trabajados y los costos de la educación universitaria.

El costo para la sociedad es elevado. Primero, el desequilibrio en la cantidad de profesionales y de técnicos y otros trabajadores. Segundo, el costo para la sociedad de mantener a tantos estudiantes que no trabajan. Tercero,  el costo para las familias ha reducido la fertilidad, que ahora es de solo 1.2 por mujer en edad fértil. Cuarto, el costo directo para las familias de pagar la educación. El costo promedio de la universidad es de más del 25% del salario anual promedio –y aparentemente sin becas ni préstamos subsidiados–.

Además, para prepararse para los exámenes, los estudiantes, incluso muy jóvenes– van a cursos vespertinos después del colegio. A diferencia del colegio, que es gratuito, estos cursos son pagados y caros, representando un costo total anual de 1.63% del PGB., lo que ha aumentado la deuda de los hogares.1 No olvidemos lo estresante de la educación coreana, con mucho bullying, estudiantes que tienen poco tiempo para si mismos pues estudian muchas horas. Por último, enfrentan un ambiente académico muy competitivo y presionado por los padres. Eso explica la alta tasa de suicidios en los jóvenes.

KoreaSChool2013
Actores del drama de TV coreana: School 2013.

Lecciones del caso coreano

Tal como en Chile, tener un título universitario es prestigioso, una de las razones que explican la aparente irracionalidad del comportamiento coreano. 2 También en Chile, el número de estudiantes universitarios representa una fracción mayoritaria de los estudiantes de la cohorte en edad de estudiar.  Esto ocurre cuando todavía tiene un costo estudiar en la universidad: ¿que pasará cuando se eliminen la señal económica que proporciona el costo de los estudios universitarios? Imagino que el costo para la sociedad será mayor que en Corea, que al menos enfrenta esos costos.

La gran confusión

Creo que el problema de la sobreeducación universitaria  tiene su origen en una confusión sobre lo que significa educarse. Se confunde la educación y la cultura como un bien en si mismo con la educación que tiene un objetivo económico: educación para el trabajo posterior.  Lo primero produce un valor en el sentido de permitir comprender el mundo, apreciar la belleza de una creación artística o entender un argumento filosófico. Es una educación que produce una vida más rica y completa.

El segundo tipo de educación tiene un objetivo más utilitario: se trata de educar para el mundo laboral, como lo es el título profesional. Es un objetivo positivo, pero completamente distinto del primero. El problema es que los argumentos en educación mezclan a menudo ambos tipos de educación, tal vez porque en los países anglosajones la educación en los colleges tiene un objetivo hacia liberal arts  en sus primeros dos años,

Como la educación profesional tiene beneficios casi puramente privados, es un ámbito en que se deberían dejar actuar las señales económicas, y evitar la educación gratuita (aunque es razonable disponer de créditos subsidiados para personas de menores ingresos, con el objetivo de igualar oportunidades). Debido a su carácter utilitario, una vez que haya una sobreoferta de profesionales, el sistema debería ajustarse, si es que los estudiantes perciben las señales económicas, y dejarían de demandar la universidad, prefiriendo algunos carreras de tipo técnico.

Al establecer la separación en estas dos categorías, estoy suponiendo que el primer tipo de educación crea externalidades positivas. Personas más cultas demandan y aprecian las arte,  el conocimiento científico y el pensamiento, valores que estimamos positivos en nuestra sociedad. Creo que eso justifica subsidiar programas de educación en artes liberales.

Lo interesante de este segundo tipo de educación es que como es valorada por si misma, no requiere que solo se entregue mediante estudios universitarios. Las municipalidades y otras instituciones pueden hacerlo (y lo hacen en pequeña escala) o tal vez incluso en talleres de escritura, o de arte. Bajo este criterio, deberían aumentar los subsidios a museos, galerías de arte, y los recursos destinados a bibliotecas y otras instituciones culturales. Además, personas que no han tenido estudios universitarios profesionales pueden tener acceso a estos programas, por lo que el hecho de no haber ido a la universidad no debería limitar el conocimiento en liberal arts. Creo que nuestra sociedad sería más rica en todos los sentidos si destináramos más recursos en esta dirección, subsidiando menos los estudios profesionales.

Notas:

1. Para tener una idea de la magnitud de ese gasto, en Chile correspondería a unos US$ 4 mil millones, y algo más de la mitad de lo gastado en educación primaria y secundaria.

2. Pese a esta similitud, la educación –independientemente de un título– es un valor más importante en la cultura coreana de lo que lo es en la nuestra.

Suicidios en Corea y Chile

R. Fischer

Corea tiene la mayor tasa de suicidios de la OECD con 28.1 por cada 100.000 personas, es decir una caída del 10% respecto al año pasado. Las tasas más bajas son las de Grecia, México e Italia. En particular, Grecia tiene un décimo de la tasa de suicidios de Corea. Tal vez las cifras aumenten luego de la crisis en ese país.

SuicidiosOECD
Tasas de suicidio por genero, por 100.000 personas, año 2009.

Para mi sorpresa,, Chile es un país con una tasa relativamente alta, explicada porque los hombres tienen una tasa de suicidios muy alta (18.5%) que cuadruplica  la tasa de suicidios en las mujeres (4.1%). Además. después de Corea (153% de aumento), somos el país en que más ha aumentado la tasas de suicidios en el período 1995-2009, con un crecimiento de 55% en el número de suicidios.

En Corea, según el Financial Times, la explicación tiene dos aristas: por una parte, están los ancianos que durante la época de crecimiento acelerado recibieron sueldos bajos porque el plan de desarrollo enfatizaba destinar los fondos hacia la inversión en las empresas. Por lo tanto, estos ancianos no pudieron acumular recursos para la jubilación, y como se ha debilitado la tradición (proveniente de Confucio) que obligaba a los hijos a mantener a sus padres, la situación en su vejez puede ser de indigencia. Por su parte, los jóvenes se suicidan a tasas altas, aparentemente debido a lo fieramente competitivo que es el sistema educacional coreano, y la presión para triunfar.

En nuestro caso, no me queda claro cuál puede ser la razón para el alto número de suicidios. En las mujeres la tasa es un 20% menor que el promedio de la OECD, pero en los hombres es levemente superior. ¿Será efectivo que tenemos una alta tasa de depresión? En el pasado he dudado de los rankings internacionales de diagnósticos sicológicos, por las dificultades de comparación entre países. Las cifras de suicidios me hacen dudar de mi incredulidad.

Desequilibrio y crisis (von Mises)

R. Fischer

Mises define la tasa natural de interés como aquella que, en la ausencia de dinero, usarían los agentes económicos para intercambiar bienes presentes por bienes futuros. Esa tasa puede ser diferente de la tasa de interés en términos de moneda fiduciaria, que von Mises, siguiendo a Menger y a Böhm-Bawerk, denomina la tasa natural.

MisesMiddleAged
Ludwig von Mises

Ahora bien, los bancos al extender sus emisiones de moneda fiduciaria reducen la tasa de interés de los préstamos, lo que estimula la demanda por capital. La pregunta que se hace von Mises es si al reducir la tasa de interés fiduciaria por debajo de la tasa natural (de interés), ocurre algún fenómeno que elimina esta divergencia. El caso que le interesa es cuando la tasa fiduciaria está bajo la tasa natural, porque supone que en el caso contrario (tasa fiduciaria mayor que la tasa natural) , los bancos no tendrían interesados en sus créditos.

Según von Mises, que sigue en esto a Böhm-Bawerk, la tasa natural es la que corresponde al período de producción más largo que es justificable económicamente. El período es tal que es necesario y suficiente para mantener a todos los trabajadores con los medios de subsistencia durante la duración del período de producción. Un período más corto no emplearía a todos los trabajadores (generando cesantía). Uno más largo solo es posible si los medios de subsistencia han aumentado lo suficiente como para permitir mantener a trabajadores o empresarios durante un ciclo productivo más largo.

Ahora bien, si los bancos reducen la tasa de interés fiduciaria en sus préstamo por debajo de la tasa natural,  desde el punto de vista de empresarios individuales, será más rentable un proceso de producción de mayor duración que  el que corresponde a la tasa natural, generando un desequilibrio.

Lo que sucederá es que como el proceso de producción es continuo, el desequilibrio se reflejará en un aumento en los precios de los medios de subsistencia, al tiempo que cae el precio de los bienes futuros (porque los proceso más largos son más eficientes y producen relativamente más). Esto hace que la rentabilidad de las inversiones caiga –lo que es equivalente a un aumento en la tasa de interés–. Esto se ve reforzado porque el valor de la moneda fiduciaria cae en términos de medios de subsistencia, lo que tiende a elevar la tasa fiduciaria hacia la tasa natural. El resultado final es que la economía tiene una tendencia a volver al equilibrio, y el único efecto es que el valor de la moneda fiduciaria caerá (inflación en su moneda).

PriceIrateEl problema es que las inversiones que se hicieron durante el período de una rebaja artificial del interés fiduciario no son económicamente rentables a lal tasa natural de la economía, por lo que hay una pérdida social debido a una señal errada. La señal errada proviene de la actuación de los emisores de moneda fiduciaria, es decir los bancos. Bienes económicos que se podrían haber dedicado a a responder a deseos más importantes han sido desperdiciados en el proceso manejado por los bancos.

Von Mises usa este mecanismo para explicar las crisis (de la época) y mostrar que la respuesta ante la caída del mercado que se produce durante la crisis no debe ser nunca la de facilitar el crédito –aumentando la emisión fiduciaria–para tratar de evitar la crisis. Esto solo empeoraría la inevitable crisis posterior:

“If our doctrine of crises is to be applied to more recent history, then it must be observed that the banks have never gone as far as they might in extending credit and expanding the issue of fiduciary media. They have always left off long before reaching this limit, whether because of growing uneasiness on their own part and on the part of all those who had not forgotten the earlier crises, or whether because they had to defer to legislative regulations concerning the maximum circulation of fiduciary media. And so the crises broke out before they need have broken out. It is only in this sense that we can interpret the statement that it is apparently true after all to say that restriction of loans is the cause of economic crises, or at least their immediate impulse; that if the banks would only go on reducing the rate of interest on loans they could continue to postpone the collapse of the market. If the stress is laid upon the word postpone, then this line of argument can be assented to without more ado. Certainly, the banks would be able to postpone the collapse; but nevertheless, as has been shown, the moment must eventually come when no further extension of the circulation of fiduciary media is possible. Then the catastrophe occurs, and its consequences are the worse and the reaction against the bull tendency of the market the stronger, the longer the period during which the rate of interest on loans has been below the natural rate of interest and the greater the extent to which roundabout processes of production that are not justified by the state of the capital market have been adopted.”

FinCrisis

Conclusión

El modelo de crisis de von Mises, que se desprende lógicamente de la definición de la tasa natural de interés de Böhm-Bawerk explica la oposición de los austriacos a las políticas keynesianas de estímulo: dado que lo que hay durante la crisis es un desequilibrio fundamental en la economía, políticas que impiden el ajuste contractivo crean las condiciones para una crisis mayor en el futuro.

Estos argumentos también explican la oposición de quienes siguen los preceptos austriacos a la expansión monetaria del FED después de la crisis. Esto también muestra las diferencias entre el monetarismo de Friedman y los austriacos.

Determinación de la tasa natural de interés (Böhm-Bawerk)

R. Fischer

La determinación de la tasa natural de interés de Böhm-Bawerk es uno de los puntos centrales del modelo austriaco.

BilleteBohmBawerk
Billete austriaco de 100 schillings con la imagen de Böhm-Bawerk

La riqueza de un país y los medios de subsistencia

Böhm-Bawerk muestra primero que la riqueza acumulada del país –si excluimos la tierra y el consumo de los capitalistas– se lleva al mercado como la oferta de avances de medios de subsistencia.

“The owner either puts it into some undertaking carried on by himself, or he lends it to other people. If he puts it into his own business it is, directly or indirectly, employed in giving advances of subsistence to labourers. I say directly or indirectly, for the division of labour, splitting up, as it does, the one united work of production into a series of apparently independent stages, causes an important distinction in form, although it does not affect the essence of the matter.”

Ocurre lo mismo si la presta: si es para consumo, se trata de subsistencia, y si se la presta a un industrial, {este la utiliza en los avances de medios de subsistencia.

CapitalBilletesDolar

Ahora bien, uno podría preguntarse ¿cómo puede ser que toda la riqueza es ofrecida como avances de medios de subsistencia, si los medios de subsistencia: comida, vestuario, alojamiento, representan solo una fracción pequeña de la riqueza total de un país? La riqueza consiste también en muchos otros bienes, que no están adaptados para ala subsistencia: herramientas, maquinaria, fábricas, oficinas, etc.

B-W sostiene que la respuesta está en que las personas no necesitan recibir los medios de subsistencia para todo el período productivo en un instante. Si el período productivo promedio es de dos años, lo que se requiere es que el trabajo previo haya generado suficiente bienes de consumo inmediato, más bienes intermedios y en etapas intermedias de producción, para satisfacer las necesidades en cada momento de los dos años. De esa forma, los trabajadores actuales pueden destinar su capacidad de trabajo actual a producir bajo un nuevo ciclo productivo de dos años.

Es decir, toda la riqueza de la comunidad representa el fondo de medios de subsistencia, y de ella se obtienen los avances de medios de subsistencia durante el proceso productivo. Algunos bienes están provistos para el futuro cercano (un par de meses en el caso de algunos vegetales), mientras que en otros el proceso puede ser mucho más largo: la provisión es por décadas en el caso de edificaciones. Lo importante es que la duración promedio son los dos años usados en el ejemplo.

Ahora bien, los trabajadores en distintas industrias deben disponer de medios de subsistencia según la duración del ciclo productivo en la industria. Por ejemplo, en una industria en que el ciclo productivo dura cinco años, se debe proveer a la subsistencia del trabajador que realiza la parte inicial  por cinco años (porque solo entonces se recibirá el valor del producto final), por cuatro años al del período siguiente y finalmente, por un año al que debe trabajar durante el último año. En principio esto permitiría calcular la duración máxima del proceso productivo alcanzable con un nivel dado de riqueza en la comunidad. B_W “prueba” que cuando el proceso productivo tiene una longitud de x períodos, es necesario disponer de una riqueza (x+1)/2.

La tasa de interés natural

La oferta de medios de subsistencia es por lo tanto, la riqueza de la comunidad. La demanda de medios de subsistencia proviene de:

  1. Trabajadores para los cuales no es rentable trabajar por cuenta propia.
  2. Trabajadores por cuenta propia que piden capital de trabajo para alargar la duración de su proceso productivo (para comprar equipos, por ejemplo).
  3. Personas que tienen urgencia y necesitan el crédito para consumo.

Según B-W, la tasa de interés natural es la que equilibra la demanda y la oferta de medios de subsistencia. Afirma que la oferta de bienes de subsistencia presentes siempre es inferior a la demanda, dado que la primera es fija (es la riqueza de la comunidad), mientras la segunda solo se vería limitada si en algún momento, la extensión de la duración del proceso productivo deja de ser productiva.1 Por lo tanto, la tasa de interés natural debe ser positiva.

B-W Se hace las siguientes preguntas y respuestas: ¿Quiénes son los demandantes de medios de subsistencia? Los que desean producir con métodos capitalistas. ¿Cuántos medios de subsistencia requieren? Una cantidad proporcional a la duración del proceso productivo. ¿En que forma se requiere? En pagos periódicos. ¡Quiénes son los que proveen los medios de subsistencia? Los poseedores de riqueza que no la consumen, sino que la “ahorran” [sic].

Determinación de la tasa de equilibrio

B-W determina el interés de equilibrio en forma simultanea con los salarios.  Para ello, establece primero una relación tecnológica entre la duración del proceso productivo y su productividad valorada, El supuesto es que a medida que aumenta la duración, la producción valorada aumenta a una tasa decreciente. Sea f(n) la producción valorada de una tecnología, donde n es la duración del periodo productivo, con f'>0, f''>0.

DuraciondelProcesoProductivo

Ahora bien,  un proceso productivo de n años, cuando los salarios sonw requiere un capital de K=w n en medios de subsistencia para poder mantener a un trabajador con esa duración de proceso productivo. Las utilidades asociadas son f(n) -w n.

Si lo miramos a nivel de  la sociedad, cuando el proceso productivo promedio es de n años, los salarios son w, el capital de la economía es \bar{K} y el trabajo disponible es \bar{L}, se debe tener que  \bar K = w n \bar L. Solo así hay pleno empleo del capital y del trabajo. Necesitamos otra ecuación para determinar la rentabilidad del capital (la tasa de interés) y el salario.

Entiendo que B_W ahora maximiza y resuelve f( n) L - wL s.a.   \bar K = w n\bar L  para obtener la tasa de interés y la duración promedio del proceso productivo que maximiza el producto neto de la economía. Luego calcula la tasa de interés como las utilidades por unidad de capital ( f( n) L - wL)/\bar K .

En general, al aumentar el capital en esta economía, la tasa natural cae al alargarse la duración de los procesos productivos. Por  el contrario si aumenta la cantidad de trabajo, sube la tasa natural. Ahora bien, ¿cómo se acomodan en la sociedad procesos productivos de distintos largos? B-W sugiere que lo que se debe preservar es la igualdad de las tasas de retorno entre sectores, y eso significa que los salarios y el empleo en los sectores debe ajustarse para ello. Es decir, en general un proceso productivo más corto (poco productivo) tendrá salarios más bajos para igualar las rentabilidades a las de otros sectores.

Conclusión

No se si he interpretado correctamente a Böhm-Bawerk. Para el, los dos factores fundamentales –o básicos– del proceso productivo son la tierra (que incluye las minas y otros factores no producidos) y el trabajo. El capital permite que esos factores se combinen de maneras más sofisticadas, pues proporciona lo medios de subsistencia para sobrevivir durante el período hasta que fructifica la producción con métodos más roundabout. El capital de B-W es un generalización de la idea del capital como fondo para mantener a los campesinos hasta la próxima cosecha, que aparece en Smith y en Ricardo.

La riqueza de una sociedad por trabajador permite adoptar una tecnología de una cierto nivel de sofisticación (duración), y ella determina la rentabilidad del capital. Esta es la tasa de interés, que es el punto más eficiente de duración en que están empleados los factores productivos.

El análisis de Böhm-Bawerk de la determinación de la tasa de interés es esencial en el enfoque austriaco de las crisis económicas.

Notas:

1. En términos más modernos, si un proceso productivo que usa más capital por trabajador es menos productivo que el que usa menos capital.

El negocio de la banca, según von Mises

R. Fischer

Von Mises sostiene que en el fondo los bancos realizan dos negocios independientes,1 El primero consiste en ser intermediarios de créditos entre ahorrantes y demandantes de crédito, y el segundo es el de entregar crédito mediante la emisión de dinero fiduciario.

Mises_old

El negocio de intermediación crediticia

En su actividad de intermediadores de crédito, los bancos  prestan el dinero de otros, es decir, piden prestado para poder prestar. La diferencia entre la tasa a la que prestan (tasa de colocación) y la que pagan (tasa de captación), se denomina margen bruto. Al restarle los costos de operación, se obtiene el margen operacional (antes de impuestos y otros ítemes) en ese negocio.2

Lo clave en este negocio es que la fecha en que se pagan las obligaciones del banco debe ser posterior al momento en que se reciben sus acreencias, porque así se reduce el riesgo de insolvencia. Este riesgo persiste si se cumple la regla anterior, pero ahora es indicativo de una mala gestión de crediticia, lo que le puede pasar a cualquier comerciante y ya no es característico de un banco. La causa del problema en este caso es que la obligación legal que tiene el banco de devolver con interés los depósitos a plazo no está asociada al repago de lo adeudado al banco: ambas obligaciones son independientes. El banco realiza esta tarea, y acepta el riesgo porque supone que puede hacer mejor esta tarea que los dueños de los ahorros.

La característica esencial de este tipo de transacciones es que hay un sacrificio, según Mises. Cuando el banco recibe un depósito a plazo o cuando capta recursos para prestar en el mediano o largo plazo, el que le traspasa los recursos debe sacrificar cualquier otro uso de esos recursos durante la duración del préstamo (en la práctica, e posible traspasar la obligación del banco, descontando el depósito a plazo  o la deuda del banco). Este sacrificio se compensa con el interés que recibe el ahorrante. A cambio, el que recibe el préstamo puede disponer ahora de los recurso que se pueden conseguir con ese dinero, y por ello está dispuesto a pagar. A este tipo de créditos Mises los denomina crédito de bienes (Sachkredit).

El negocio de emisión fiduciaria

En estas transacciones crediticias, no hay un sacrificio involucrado. El costo del tiempo solo influye en la valoración que hace el banco, sin que el depositante enfrente un costo. Esto ocurre con los depósitos a la vista o en cuenta corriente, pues en tal caso el depositante no ha sacrificado nada, pues en cualquier momento puede disponer de los fondos que tenía depositados. Desde el punto de vista del banco, dado que estos recursos no le cuestan nada, podría en principio prestarlos a costo cero.

A este tipo de créditos, Mises los llama créditos circulantes (CirkulantKredit). Dado que no todas los depositantes desean retirar sus depósitos en cuenta corriente al mismo tiempo, el banco puede usar la Ley de los Grandes Números para mantener un monto suficiente en caja  para hacer frente a los retiros esperados (más una reserva de seguridad), y puede prestar el resto sin tener que pagar un costo de fondos. Claramente, según von Mises, estos créditos tienen una naturaleza distinta a los créditos de bienes.

La diferencia entre el primer y el segundo tipo de crédito es que es posible utilizar las obligaciones del banco en el segundo tipo de créditos como si fueran dinero. Estas obligaciones toman la forma de cheques de cuentas corrientes  y en el caso de ser más cómodo (y con menos riesgo de no tener fondos, o de que no se reconozca la firma) con billetes de banco privados.

Desde el punto de vista de von Mises, tanto billetes de bancos particulares como cheques de cuentas corriente son formas equivalentes de crear dinero fiduciario.3 Es posible usarlos para prestar dinero, para comprar, para pagar impuestos, o deudas, sin necesidad de ir al banco a retirar el dinero depositado en la cuenta corriente. Los bancos incorporan ambos como pasivos en sus balances.

ChequeBancoEspañolChile
Cheque del Banco Español Chile de los años 30
BilleteBancoArauco
Billete de veinte pesos del Banco de Arauco
Billete1PesoBancoBunster
Billete de 1 peso del Banco de José Bunster, de Angol

Crédito fiduciario y masa monetaria

Recordemos que un empresario incluye en sus activos circulantes no solo a los billetes y monedas, sino también el dinero en su cuenta corriente. Es decir, estas obligaciones del banco se han transformado en moneda fiduciaria, es decir, de confianza (en el banco). Por lo tanto, concluye von Mises, estos medios fiduciarios aumentan la oferta de dinero. La razón para esto es que los bancos que tienen cuentas corrientes pueden prestar una parte de las sumas depositadas. Lo pueden hacer mediante préstamos en dinero (es decir monedas en especie) o mediante la emisión de billetes a los que piden crédito.

Es por eso que los bancos que no tienen ni cuentas corrientes (las cajas de ahorro y préstamo hoy en día), ni  están autorizados a emitir billetes (entonces) ,  no pueden prestar más dinero que el que disponen como capital y reservas, más los depósitos –no a la vista– que se le han hecho por personas que confían en él.

Según von Mises, solo las actividades asociadas al crédito circulante tienen efectos monetarios. A diferencia de los créditos de bienes, que involucran un sacrificio de bienes presentes por bienes futuros, el crédito circulante altera el volumen monetario y el valor de la moneda.  También por lo mismo, no pueden haber corridas bancarias en un banco que no tiene cuentas corrientes, aunque pueden quebrar, no hay corridas porque los que han depositado recursos en el banco solo los pueden retirar al vencer los plazos, a diferencia de las cuentas corrientes. Cuando examinemos la causa de las crisis en los austriacos, estos temas serán importantes.

Conclusiones

En el mundo moderno, en que es tan fácil transar instrumentos financieros, la distinción entre préstamos fiduciarios y aquellos que requieren un sacrificio parece menos convincente que en la época de von Mises. Sin embargo, las ideas de creación monetaria, y la diferencia entre un depósito a plazo y uno  la vista y sus efectos monetarios son convincentes y me parece que explican bien la especificidad de los bancos. Von Mises me hace pensar en un mundo que no conocemos, en que coexistían distintas monedas emitidas por bancos privados.4

Notas:

1. Además de otros negocios menos importantes, como venta de divisas, cajas de depósito, pagos de servicios, emisión de letras de cambio, ofrecer servicios de banca de inversión, etc.

2. Los que prestan su propio capital son capitalistas, no banqueros.

3. Dinero fiduciario se diferencia del dinero usual, porque  éste último es el dinero oficial–a menudo en especie– creado por la Casa de Moneda del país. El dinero fiduciario, en cambio, es creado por los bancos y tiene como respaldo las reservas en dinero oficial que posee el banco.

4. Algunos austriacos se oponen a los bancos centrales y a su monopolio en la emisión de billetes. Opinan que la competencia de monedas es un mecanismo para evitar la inflación, porque las personas podrían no aceptar los billetes del banco central si las emisiones de dinero son excesivas.