Un problema de interpretación

R. Fischer

Un colega a quién respeto, aunque tenemos muchas diferencias políticas, escribió un mensaje justificando las acciones de los estudiantes, del cual extraigo la parte que me interesa analizar:

«Para mi, los siguientes son los aspectos principales:
1) El sistema educacional debe cambiar pero la fuerza del statu quo es brutal
2) Ese cambio no va a ocurrir sin que exista presión ambiental. Y esa, a su vez no existe si no la lidera la Fech y la Universidad de Chile en general.
3) Poner presión ambiental implica movilizaciones y acciones que pueden dañar la imagen de la Universidad.
4) Ergo, el asunto se trata de lograr presión para tener alguna esperanza de que las cosas cambien, pero sin destruir a la UCH en el camino.»
Concretamente, me interesa saber como se interpreta el punto 3. Desde mi punto de vista «acciones que pueden dañar la imagen de la Universidad» solo se puede referir a paros y tomas. Cuando lo intepreté así, miy colega me rebatió, señalando que no se refería a tomas.
¿Qué opina usted, amable lector?
*************************************************************

Como mantener un paro por mucho tiempo

R. Fischer

El Centro de Estudiantes de Ingeniería nos explica como son las reglas de votación para continuar el paro:

«estimados:

solo para aclarar la situación del estatuto:
– Una votación es valida si existe un 40% de quorum
– si no se alcanza el 40%,la votación se valida si la opción alcanza el 20% del total del universo votante.»
Es decir, basta con que un 20% de estudiantes acuda a votar a favor del paro para que este se mantenga en forma indefinida. La Facultad está casi vacía: muchos estudiantes de provincia se han ido a sus regiones y el costo de asistir a votar es demasiado alto para ellos. Para la mayoría de los estudiantes, el paro consiste en quedarse en sus casas sin mucho que hacer y dándole la razón a los que piensan que es mejor que sus hijos no estudien en la U.
Los estudiantes opuestos al paro –normalmente apolíticos, lo que no tiene nada de malo– están complicados por un problema de coordinación: les cuesta organizarse para ir a votar. Con eso cuenta nuestro ingenioso CEI, de manera de mantener el paro por mucho tiempo con un porcentaje minúsculo de los votos.
Quienes diseñan estos procedimientos son los mismos que se oponen al binominal por ser poco democrático. Si, como yo, estamos de acuerdo con eso, ¿no deberíamos también estar de acuerdo en criticar los procedimientos del CEI? Además, los procedimientos son acordados en asambleas manejadas por pequeños grupos organizados, que actíuan en forma poco democrática.
¿Quién creería, después de haber pasado por la experiencia de estas asambleas,  que una Asamblea Constituyente dará origen a una constitución que represente a la ciudadanía y no los intereses de pequeños grupos organizados?

La copia en China

R. Fischer

Esto es una curiosidad, pero no por eso deja de ser interesante. China parece ser un pais sorprendente por la facilidad con que se hacen trampas al sistema. Ejemplos recientes son la leche contaminada con melamina y otros químicos, los miles de chanchos cerdos muertos flotando por un río y una banca escondida (shadow banking) que representa el 50% del producto. Es bien conocido también la importancia que se le da en China a los exámenes para la Universidad. Por lo tanto, resulta claro que muchos van a hacer trampas en los exámenes. Es por ello que las universidades norteamericanas tienen poca confianza en los resultados de los GRE (examen estandarizado para acceder al postgrado) provenientes de China.

Lo que no esperaba leer es un protesta similar (en lo agresiva) a las que tenemos en la U., porque en una ciudad china se tomaron medidas efectivas para impedir la copia en los exámenes de ingreso a la universidad. Los que cuidaban la prueba usaron detectores de metales para impedir que los estudiantes entraran con teléfonos celulares y transmisores secretos. A las niñas les revisaban sus partes íntimas. Fuera del colegio, la policía patrullaba para evitar que hubiera comunicación con los estudiantes. Se detectó a dos grupos que habían tomado habitaciones en un hotel frente al salón de exámenes, para ayudar a copiar a estudiantes dando la prueba.

La violenta protesta se debió a que esta vigilancia dejaba en desventaja a los estudiantes de esa ciudad respecto a estudiantes de otros lugares en China.

Gracias a Marginal Revolution.

El competitivo mundo de la investigación en economía

R. Fischer

Mi colega Benjamin Villena me envío la referencia a un artículo sobre como contratar académicos en economía. Una de las cosas que salta a la vista son las dificultades para publicar en economía y el bajo rendimiento de los académicos en investigación.

Por ejemplo, consideremos un departamento que tiene como estándar de tenure el haber publicado el equivalente a un (1!)  artículo en el  American Economic Review (AER) en seis años.1 Si el Departamento desea contratar a alguien que recibirá tenure (en valor esperado),  solo puede contratar entre los cinco mejores estudiantes de MIT (que tiene 25.5 alumnos/año),  entre los dos mejores de Berkeley, Yale o la U. de Pennsylvania, o al mejor candidato de Columbia o de UCLA.

Sumando las 30 mejores universidades en economía, solo unos 30-35 doctorados por año alcanzan la hazaña de publicar el equivalente a un artículo AER en seis años.

Si ser superestrella en investigación corresponde a publicar  2.5 artículos equivalentes a AER en 6 años, los potenciales candidatos son uno  o dos de Harvard o de MIT, el mejor de Stanford, Yale y Princeton, o una vez cada dos años al  mejor de Chicago, U. Penn o Minesotta.

Tal vez más deprimente es el hecho que el 80% de los doctorados de Chicago, U. Penn, Stanford, UC. Berkeley, Columbia, UCLA, NYU, Cornell, U. Wisonsin-Madison, Minesotta, etc, no alcanzan a publicar 0.6 AER equivalentes en sus primeros seis años. En los diez mejores departamentos, el 60% de los graduados no alcanza a publicar 0.1 AER equivalente en los seis años.

El artículo también muestra que algunas universidades que no están bien ranqueadas, como U. Rochester (B. Villena estudió allí), obtienen  un mejor rendimiento de sus graduados máss abajo en la escala que departamentos más reputados.

Nota:

1. Según los autores, un AER equivalente es un econométrica, dos Journal of Econometrics, un JET, un Econometric Theory. O trs J. Monetary Economicvs, o Cames and Economic Behavior, o 4 EER, Restat, IER o ET, etc.

¿Qué pasa en la U?

R. Fischer

Me apena la U de Chile. Las protestas y demandas de los estudiantes, que la mayoría entiende solo como slogans que se repiten sin entender sus motivos ni sus consecuencias, están matando a la U. Es una cosa cuando los paros tienen un apoyo masivo de la sociedad a sus demandas, y los estudiantes pueden creer que el sacrificio de un paro largo vale la pena. Hoy es distinto: no se sabe el motivo de las protestas, las  que parecen responder más al interés egoísta de los dirigentes por no perder figuración. Nuestros estudiantes aparentemente votan a favor de un paro solo por solidaridad con otras Facultades en paro. Algunos estudiantes de Derecho (más de un mes en paro) están pensando cambiarse de universidad, no porque no les guste la U. de Chile, sino porque no desean perder su tiempo en un paro sin fin ni objetivo (aunque sea redundante)

Es evidente que los académicos tampoco están entusiasmados con la situación.  Esto se nota en los foros académicos en que no hay ningún apoyo, y apenas despierta una protesta la entrada de la policía  a la Casa Central, incluso en los más activos participantes del pasado. ¿Será porque la toma de la Casa Central es ilegítima? Comenzó como una toma no autorizada, en  la clásica “huida hacia adelante” de grupúsculos. Y nuestros dirigentes estudiantiles, en una decisión vergonzosa, apoyaron posteriormente este acto poco democrático. Pero aunque los académicos no apoyan las políticas de los estudiantes, tampoco han salido a defender a la Universidad de dirigentes estudiantiles  irresponsables.

La actitud del Rector me parece peor. Su rectorado no tiene un objetivo de excelencia académica, sino que se ha contagiado con el ánimo anti-meritocrático de los dirigentes estudiantiles. En vez de tener como objetivo que la U. de Chile esté entre las mejores 150 universidades del mundo –por dar un ejemplo–, está preocupado de escribir cartas contra  el lobby, olvidando que los estudiantes universitarios forman uno de los grupos de presión más poderosos y egoístas –universidad gratuita– del país. El Senado ha sido un órgano ínutil, u n estorbo a los débiles intentos de mejorar la Universidad. Mientras tanto, la PUC tiene un proyecto académico de excelencia de largo plazo. ¿Queremos dejarle ese espacio?

El nivel intelectual de la discusión es patético. En mi Departamento –Ingeniería Industrial—pletórica de cursos de gestión y de temas de  empresa, nuestro Centro de Estudiantes despliega orgullosamente un lienzo con el lema: “Abajo la educación empresarial” (ver foto más abajo). Cuando se les pregunta si por la inconsistencia entre su lema y sus estudios, no saben que responder. Si se les pregunta porque están en contra de que la educación sea concebida como una empresa, tampoco hay respuesta, o responden con un slogan.

CEINContraEducaconEmpresarial

Después de muchos esfuerzos, conseguí que cambiaran el slogan. Uno puede no nestar deacuerdo con las idea reflejada en el lienzo, pero al menos ya no hay una contradicción entre lo que se estudia y lo que declara el lienzo.

NuevoLienzoDII

Los estudiantes y quienes los apoyan tienen malos argumentos para la educación gratuita, para oponerse al lucro en educación y débiles argumentos para estar en contra de los colegios subsidiados con copago. Se confunden los problemas de calidad de la educación con los problemas anteriores, cuando son perfectamente separables. Si la discusión comienza con los primeros tres temas, apenas enfrentan dificultades para defender lógicamente sus argumentos, saltan al segundo tema, y creen haber ganado la discusión.

Dificultades con el castellano

R. Fischer

Me llegó un mensaje privado en la lista de académicos. Como proviene del Centro de Estudiantes de Ingeniería, y éste un colectivo que por definición no tiene privacidad, voy a citar el párrafo inicial. Es sintomático de un grave problema entre nuestros estudiantes (elimine el cargo preciso en el cei):

«profesor:

Le hablo desde la exclusiva palestra del [–alto cargo del cei–] y lamento la injuriosa, ignominiosa y onerosa declaración de intenciones que ha perpetuado contra el centro de estudiantes al cual pertenezco.»
Definitivamente necesitamos  más cursos humanistas.
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

La lista de correos de académicos

R. Fischer

Un académico, cuyo nombre no puedo divulgar (ya verán por qué) me hizo notar que no debería haber publicado  extractos del intercambio de correos de académicos sobre la  Resolución condenando el desalojo de la Casa Central. Según parece, existía una regla (no escrita e implícita) a tal efecto. Me pareció bien, pero indiqué cuáles eran los motivos por los que creía que no era un problema:

1. Es un tema relevante para el público y no me parece que haya nada especialmente privado en la discusión sobre si era legítima la entrada de carabineros a la Casa Central.

2. El hecho de que el Centro de Estudiantes de Ingeniería pueda participar en la lista de correos (algo que no objeto), la hace parecer una lista al menos semi-abierta.

3. Todos tienen derecho a réplica en mi blog.

4. Los mensajes privados (es decir a una persona) no los publiqué.

Hubo alguna discusión en la lista y la propuesta que me pareció más razonable fue eliminar (anonimizar) los nombres de las personas que escribieron los mensajes. Tengo algunas dudas sobre el caso del CEI, pues al ser un grupo de personas, por definición no pueden tener opiniones privadas.  En todo caso, he modificado los posteos en cuestión y ya no tienen los nombres de sus autores, ni otras indicaciones que revelen quiénes son.

Respecto a lo que haré de ahora en adelante, me parece que lo más apropiado es la siguiente política:

1. Si deseo referirme a algún tema aparecido en la lista, lo haré sintetizando lo que se escribió (usando cirterio editorial). Haré excepciones en casos especiales, en que haré citas cortas que no permitan la identificación del autor. Respecto al CEI, creo que seguiré identificándo su mensajes, dado que  un órgano institucional colectivo no tiene derecho a privacidad.

2. Debido a que la lista no es secreta sino privada (y no sería admisible que lo fuera, ya que no somos conspiradores), me siento con el derecho de referirme a la esencia de lo que discute en ella, cuando ello pueda ser de interés del público.

Acepto comentarios.

El futuro de la U.

R. Fischer

Ayer escribí esto en la lista de correos de la Facultad:

«En las condiciones actuales los paros no tiene motivo ni fin. Solo le sirven a futuros políticos, a  grupúsculos que no temen sacrificar la universidad a sus propios objetivos.  Como académicos deberíamos ponernos un objetivo como Universidad (y no solo como Facultad):

Que la Universidad de Chile esté entre las 150 mejores universidades del mundo en diez años, que atraiga a los estudiantes con más potencial –en todas las áreas– del país y desarrolle sus habilidades al máximo, y que en todas las áreas universitarias las creaciones de sus académicos sean respetadas. Que contribuyamos a la industria, a la sociedad, y a las ideas del país en un rol académico y no político.

Es un objetivo alcanzable y satisface una misión limitada pero necesaria para el país.

Pero les recuerdo que esto exige segregar y discriminar, porque no todos tienen las mismas habilidades. Requiere apoyar instrumentos como los liceos de excelencia, que permiten que los jóvenes más talentosos puedan desarrollar sus talentos, aunque no tengan recursos, facilitando su identificación.

Esto no significa abandonar el esfuerzo por mejorar la educación general, pero nuestro énfasis debería ser la excelencia. ¿O queremos dejarle ese espacio a la PUC, que es lo que ya sucede en muchas áreas académicas?»

Fue un poco decepcionante que la respuesta principal fue:

«Mas que objetivos de largo plazo como los señalados por Ronald, creo que necesitamos realizar pronto acciones concretas y sencillas en torno a los temas en que tenemos consensos amplios […]

Una acción que me parece de fuerte simbolismo es la sugerida por Jorge Amaya hace un par de días, es decir, ir a sacarle la capucha a Bello.»

No esoty en contra. Me parece limitado como objetivo, en un momento que es crítico.

El Senado de la Universidad de Chile

R. Fischer

Una vez participé en una Asamblea Constituyente, y la experiencia fue traumática: la Reforma de los Estatutos de la Universidad de Chile. En algún momento escribiré mi versión de esa historia. En todo caso, una de las majestuosas creaciones de esa Asamblea Constituyente fue nuestro Senado Universitario, un órgano burocrático e inútil, que solo sirve para imponer normativas absurdas. Y también para sacar declaraciones que  avergüenzan, pero manteniendo un  tono pomposo. Sus declaraciones tienen un cierto parecido a los conciertos del domingo por la mañana en la plaza de armas de una ciudad provinviana. Veamos la última:

“Las ideas por sobre la fuerza”

Una Universidad por definición es el lugar en donde se cultivan y desarrollan las ideas en pos de un mundo mejor. La Universidad de Chile en particular, desde hace más de 170 años, constituye el polo nacional más importante de creación intelectual, artística, científica y tecnológica, siempre promoviendo valores éticos y humanistas. Este principio no es sólo pasado, constituye nuestra realidad y nuestro futuro.

Al interior de nuestra comunidad persistentemente se ha buscado un ambiente plural de discusión así como una actitud reflexiva, dialogante y crítica para la convivencia universitaria.  De ahí el categórico rechazo a la violenta acción policial ocurrida en su Casa Central el día jueves 13 de junio pasado.»

Se los dije , amables lectores. ¿No les recuerda el tono del discurso del capitán de carabineros en una ceremonia cívica en la plaza provinciana?

Noten además que no hay ninguna referencia a la Casa Central en toma, o a los encapuchados en acción en la misma Casa Central. Eso no existe para el Senado. Solo hay estudiantes y solo ellos han sido golpeados por carabineros, sin que mediara ninguna provocación. El Senado prosigue dando consejos a carabineros sobre como se deben realizar sus actividades:

«El procedimiento correcto habría sido detener a los presuntos responsables de acciones ilícitas y no violentar indiscriminadamente a quienes se encontraban al interior del recinto.»

Tal vez, según la declaración del Senado, el mismo capitán de carabineros se debería haber acercado a los encapuchados que tiraban molotov, piedras, muebles, fierros que sacaban de la Casa Central. Con un discurso tan pomposo como el de la Declaración del Senado, debería haberles solicitado amablemente que se entregaran a carabineros en pro de la justicia, del honor, de la tradición de carabineros, y que se yo.  Los encapuchados se entregarían dócilmente y no habría necesidad de violentar la autonomía universitaria y el sagrado espacio de la Casa Central.