Variacioncompensada's Blog

Juegos con los límites de la deuda

junio 23, 2010
Dejar un comentario

En este excelente artículo (gracias Marginal Revolution) Bruce Bartlett analiza el juego que se hace en los EE.UU. con los límites de la deuda. En ese país, existen límites a la deuda nacional que están preestablecidos y cuando se alcanzan el país no puede seguir endeudándose, desde el punto de vista legal. Pero la deuda nominal aumenta constantemente, tanto porque hay déficit, como porque hay inflación y comprar los mismos bienes y servicios requiere más dólares nominales. Es decir, aún en el caso en que la deuda se hace cada vez más pequeña en proporción al producto, el límite puede tornarse activo. Normalmente, por supuesto, el límite se alcanza porque los votantes quieren servicios, pero no pagar por ellos mediante impuestos.

Cuando se alcanza el límite se producen serios problemas, porque el Estado tiene dificultades para pagarle a sus empleados y puede entrar en una cesación de pagos (un default), que mina la confianza en sus instrumentos de deuda. Se trata de un default técnico, porque el país tiene capacidad de endeudarse mucho más, lo que hace que el costo sea gratis, como lo hace notar Bartlett.

El límite permite que muchos congresistas voten en contra de subirlo y así aparecen como fiscalmente serios, pese a que los mismos congresistas hayan votado a favor de la expansión de programas de gasto y en contra de alzas de impuestos para pagarlos. Otros congresistas más serios deben asumir el costo político de elevar el límite de deuda. Por este motivo, Bartlett está a favor de eliminar este límite hipócrita, que solo sirve para que algunos congresistas alardeen de estar contra el déficit, cuando no hacen nada políticamente costoso para reducirlo.

Nota: Bruce Bartlett es conservador y fue miembro importante tanto del gobierno de Reagan como de Bush padre.


Moral hazard y el tamaño de las firmas

junio 23, 2010
Dejar un comentario

En la teoría de la firma de Coase, el tamaño de las firmas está limitado por los costos de organización a medida que las firmas crecen. En el Financial Times aparece este artículo que muestra como problemas de moral hazard y de corporate infighting reducen la eficiencia de las empresas de gran tamaño. En realidad, los empleados en empresas de gran tamaño tienden a adquirir características de empleados estatales. La ventaja de las empresas sobre el Estado, es que hay un mercado de control en el caso de las empresas privadas, pero solo se puede recurrir a elecciones en el caso de gobiernos. Y en las elecciones no se vota solo por la eficiencia, sino que también se consideran otros aspectos.

En el caso de cambio de control de una empresa, debería interesar solo el valor que se puede obtener de la empresa adquirida. Las excepciones son aquellos casos en que los ejecutivos del adquirente –que normalmente tienen una pequeña participación en la empresa– toman el control de la nueva empresa para acrecentar su poder interno, y no porque haya valor involucrado.


Cambio de agenda y los puertos

junio 23, 2010
Dejar un comentario

En un artículo aparecido en el Journal of Legal Studies, The Theory of Loopholes (versión solo para suscriptores, lamentablemente), de Leo Katz, muestra que debido al Teorema de Imposibilidad de Arrow, no es posible eliminar la posibilidad de manipulación de agenda.

La manipulación de agenda consiste en introducir alternativas que terminen por eliminar la alternativa preferida por la mayoría, de manera que al final la decisión se toma entre dos alternativas que aseguran un resultado en favor de los intereses del que manipula la agenda. En el caso de nuestro Congreso, es posible introducir en el Comité encargado de un tema, una alternativa extrema, que resulta aprobada en el Comité pero que es rechazada en la votación en Sala. Aparentemente, con este mecanismo, un grupo de parlamentarios opuestos al divorcio consiguió retrasar el divorcio por un par de años. Lo que hicieron fue introducir una propuesta muy liberal, que atrajo al número suficiente de liberales para sacar del camino una alternativa que tenía más posibilidades de ser aprobada por el congreso.

Otro caso interesante ocurre en los puertos. En el caso de la concesión del Puerto de San Antonio, el actual concesionario del molo se opone a la concesión del Espigón, ya que aumentaría la competencia portuaria en la V Región. Por ello, han propuesto, junto a algunos funcionarios del SEP, un proyecto de puerto mar afuera de enorme capacidad, que costaría más de mil millones de dólares. Ese proyecto vuelve innecesaria la concesión del Espigón, pues su capacidad es muy inferior, y no tendría tiempo para rentabilizar la inversión si se construyese el puerto mar afuera. Pero la concesión del Espigón se puede hacer ahora, mientras que la del puerto gigante no tiene viabilidad hasta la década de los 20.

Al sugerir un proyecto que elimina la necesidad de licitar el proyecto del Espigón, y de ser aprobado el proyecto, el concesionario podría conseguir retrasar en varios años la entrada de competencia, años en los cuales la capacidad portuaria de la Región estará casi copada y con costos en aumento. Es un claro ejemplo de manipulación de agenda (lo cual es legítimo como estrategia).


Links de hoy

junio 23, 2010
Dejar un comentario

Publicado en Uncategorized